Menú
Causas y consecuencias de la menopausia precoz

ANTES DE LOS 40

Causas y consecuencias de la menopausia precoz

La menopausia precoz ocurre antes de los 40 años, y trae consigo riesgos para la salud.

Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina Doctora en Psicología

Hablamos de menopausia cuando la mujer deja de producir estrógenos y, a consecuencia de ello, deja definitivamente de menstruar. Se da, generalmente, en edades comprendidas entre los 45 y 55 años, pero en ocasiones se puede adelantar. Si se da entre los 40 y 45 se hablaría de menopausia temprana, pero si ocurre antes de los 40, entonces sería un caso catalogado como menopausia precoz.

Una de las mayores preocupaciones debidas a la menopausia precoz es la imposibilidad de quedar embarazadaUna de las mayores preocupaciones debidas a la menopausia precoz es la imposibilidad de quedar embarazada

Las causas suelen ser genéticas, generalmente las mujeres que tienen la menopausia a una edad precoz tienen antecedentes familiares con similares casos. No obstante, puede haber factores que hayan desencadenado el cese de producción de estrógenos, siendo las más comunes el fallo ovárico prematuro, según el cual los ovarios dejan de funcionar correctamente, o por haberse sometido a una histerectomía (ligadura de trompas o extirpación de útero u ovarios). Otras causas posibles son el efecto derivado de un tratamiento médico, como radioterapia o quimioterapia, y el padecer una enfermedad autoinmune.

Síntomas y posibles confusiones

Los síntomas de la menopausia precoz son similares a los que se dan cuando la menopausia ocurre a su edad natural. Éstos incluyen: sofocos, taquicardias, dolores de cabeza, insomnio, cambios de humor, retirada progresiva o repentina del período, dolor en las articulaciones, sequedad vaginal y disminución del deseo sexual, entre otros.

En muchas ocasiones se puede confundir la menopausia precoz con otras alteraciones que provoquen la ausencia de la menstruación, una vez descartado que la razón sea un embarazo. Cuando existe ausencia de la menstruación durante un período de tiempo prolongado, se habla de amenorrea. Esta puede deberse a muchos factores: alteraciones o patologías en el sistema reproductor, alteraciones hormonales, como consecuencia de la administración de anticonceptivos, obesidad, pérdida extrema de peso, estrés, etc.

Tratamiento de la menopausia precoz

La menopausia precoz tiene unas consecuencias a nivel tanto físico como emocional. La retirada de la menstruación hace que las mujeres ya no tengan oportunidad de ser madres, y cuando esto ocurre a edades tempranas puede ser un golpe emocional muy grande e inesperado.

Sin embargo, la menopausia prematura también trae consigo muchos riesgos para la salud, pues los estrógenos nos protegen de muchas enfermedades y dolencias. Así, las mujeres a las que les llega la menopausia antes de tiempo tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, especialmente las mujeres fumadoras, y osteoporosis, ya que al carecer de estrógenos el cuerpo empieza a perder de manera continuada masa ósea, y cuando antes comience este proceso, más masa se irá perdiendo.

La menopausia precoz aumenta el riesgo de padecer osteoporosisLa menopausia precoz aumenta el riesgo de padecer osteoporosis

Por todo esto, la mujer con menopausia precoz debe someterse a tratamiento para evitar estas posibles patologías. Generalmente se utiliza la terapia hormonal sustitutiva, que consiste en la administración de las hormonas sexuales que los ovarios ya no producen, es decir, estrógenos y progesterona. A su vez, es posible que se ponga en marcha un tratamiento a base de calcio para prevenir la osteoporosis, además de una serie de recomendaciones de actividad física y alimentación para disminuir la probabilidad de desarrollar enfermedades asociadas a la menopausia.

El tratamiento hormonal no va a permitir que los ovarios vuelvan a funcionar correctamente y la mujer pueda quedar embarazada, sin embargo, hay casos excepcionales en los que puede ocurrir. No obstante, no se conocen las razones no se conocen y no se puede predecir.

Por último, las alteraciones emocionales asociadas a esta etapa de la vida, que aparece de manera inesperada, suelen ser temporales, pero si persisten en el tiempo puede ser necesario acudir a un psicólogo para que nos ayude. Eso ocurre especialmente en casos en que la mujer se ve muy afectada ante la imposibilidad de ser madre.

Artículos recomendados