Menú
Causas de la cicatriz renal

RIÑONES

Causas de la cicatriz renal

Te contamos a continuación cuáles son las causas de la cicatriz renal y qué puedes hacer si te ocurre...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La cicatrización de los riñones a menudo se presume cuando hay una proteína elevada en la orina o creatinina sérica. Sin embargo, los médicos a menudo no pueden determinar la causa de la cicatrización a menos que se realice una biopsia. Esto puede ser problemático ya que los médicos a menudo son reacios a ordenar una biopsia en ausencia de síntomas graves porque este procedimiento no está exento de riesgos. La falta de información a menudo deja a los pacientes en un dilema porque no conocen la causa de sus síntomas.

En este sentido, es necesario tener la información suficiente para poder ir al médico y comentar al médico los síntomas que se pueden estar teniendo. De esta manera, el médico podrá tener más información para saber si se puede tratar de esta dolencia y en el caso que sea necesario, derivar al paciente a que se realice una biopsia y poder averiguar si realmente se trata de este problema o no. No te pierdas a continuación cuáles son las causas de la cicatriz renal en las personas.

La diabetes es una causa común de cicatrización renalLa diabetes es una causa común de cicatrización renal

Diabetes

La diabetes es una causa común de cicatrización renal. Esta cicatrización es progresiva y eventualmente puede conducir a insuficiencia renal. La incidencia de la enfermedad renal causada por diabetes es tan alta que ya se define como "la enfermedad renal de la diabetes". 

Enfermedad glomerular

La enfermedad glomerular incluye enfermedades que causan cicatrices en los pequeños filtros en el riñón llamados glomérulos. Éstos incluyen:

  • Nefropatía por IgA
  • Glomerulonefritis segmentaria focal (FSGS)
  • Glomerulonefritis membranoproliferativa (MPGN)
  • Nefropatía por IgM
  • Enfermedad de Alport

Muchos otros

La mayoría de estas enfermedades son progresivas y eventualmente pueden conducir a insuficiencia renal. El tratamiento se basa en controlar los síntomas en lugar de eliminar la enfermedad en particular. En las primeras etapas de la enfermedad, a menudo se hace hincapié en reducir la proteinuria y la presión arterial. El control de estos síntomas hace que la enfermedad progrese más lentamente.

Reflujo vesicoureteraL

El reflujo vesicoureteral es "una afección en la que la orina regresa de la vejiga a los riñones". Aunque muchos niños superan esta condición, la cirugía a veces es necesaria. Es necesaria una estrecha monitorización de los niños con reflujo vesicoureteral para prevenir la cicatrización. 

Se debe prestar especial atención al entrenamiento para ir al baño porque la vejiga a menudo se estira de manera anormal, lo que hace que los niños retengan su orina por más tiempo de lo normal. Es necesario hacer un seguimiento de cerca a estos niños para prevenir la cicatrización de infecciones del tracto urinario.

La pielonefritis también se llama infección renalLa pielonefritis también se llama infección renal

Pielonefritis

La pielonefritis también se llama infección renal. A menudo resulta de una infección no controlada del tracto urinario que se ha extendido a los riñones. Si no se controla, puede producirse una pérdida permanente de la función renal. Los pacientes deben tener cuidado de no enmascarar los síntomas con medicamentos de venta libre. Es necesario un tratamiento inmediato con antibióticos para prevenir la cicatrización. A diferencia de muchas otras enfermedades renales, la pielonefritis no tiene que causar daño permanente.

Como ves pueden ser varias las causas que provoquen este tipo de condición, pero es necesario que se tenga en cuenta toda esta información para que, si crees que te está pasando algo así, puedas acudir a tu médico y que te realice las pruebas pertinentes. Una vez que se sepa cuál es la causa se podrá escoger el tratamiento adecuado a cada caso concreto. Recuerda que si sientes síntomas en tu organismo que consideras que son anormales, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu médico y explicarle cuáles son tus síntomas para que pueda valorar qué puede ocurrirte.

Artículos recomendados