Menú
Qué son los cálculos renales

CÁLCULOS RENALES

Qué son los cálculos renales

Los cálculos renales son deposiciones de restos de minerales y sales, que se acumulan dentro de los riñones. ¡Te contamos más!

Antonia Torres Gutiérrez

Las afecciones renales son de las más dolorosas que puedas padecer, si alguna vez has tenido un cólico, sabrás de lo que hablamos. Los cálculos renales son deposiciones de restos de minerales y sales, que se acumulan dentro de los riñones. ¿Quieres saber por qué se forman o cómo puedes evitarlos?

Cálculos renales, cómo se forman

Los cálculos renales se forman como consecuencia de una deficiente función de los riñones, que puede estar causada por diversos motivos. En la mayoría de los casos, los cálculos se producen como consecuencia de una alta concentración de orina. Esto permite que las sales y los minerales que la orina contiene, se depositen dentro de los riñones formando pequeños cristales duros.

Pueden afectar a cualquier parte del sistema urinario, desde los riñones hasta la vejiga y, aunque no se trata de un problema grave si se trata a tiempo, expulsar los cálculos es algo realmente doloroso.

Los cálculos renales no producen ningún síntomaLos cálculos renales no producen ningún síntoma

Tratamiento

Si el médico determina que tienes cálculos renales, pero no existe infección, tendrás que expulsar los cristales de forma natural. Para ello, tendrás que tomar mucha cantidad de agua para generar orina y así poco a poco eliminar las deposiciones que se han acumulado en los riñones. Podrás tomar analgésicos para mitigar el intenso dolor que los cálculos renales producen, pero siempre bajo receta médica para no empeorar aún más la situación.

En el caso de que los cálculos renales produzcan una infección de orina, que ocurre cuando los cristales se alojan en las vías urinarias, es posible que se tenga que realizar una cirugía. Una medida que el especialista puede recomendar en ciertas situaciones, como la infección mencionada o cuando existen otras complicaciones de mayor gravedad.

Síntomas de los cálculos renales

Generalmente, los cálculos renales no producen ningún síntoma hasta que aparece el dolor intenso y localizado. Lo que ocurre cuando el cálculo comienza a desplazarse por el riñón o cuando pasa por las vías urinarias, es entonces cuando se manifiestan los primeros síntomas en forma de dolor intenso.

Estos son los síntomas generales de los cálculos renales:

  • Dolor intenso en los costados, localizado bajo las costillas (generalmente el dolor aparece en uno de los costados)
  • El dolor se extiende por la zona inferior abdominal, hacia la ingle
  • El dolor es muy intenso, te corta la respiración y te impide mantener una postura recta. Viene en oleadas, si eres mujer y has dado a luz, podrías comparar este dolor con el producido por las primeras contracciones intensas
  • Al orinar, sientes un dolor muy intenso que te impide hacerlo con normalidad
  • La orina tiene un color muy intenso y un olor desagradable, incluso puede presentar un color rosáceo o rojizo, por la presencia de sangre
  • El dolor tan intenso puede producirte náuseas y vómitos
  • Necesitas orinar con mucha frecuencia, pero cuando lo haces es en cantidades muy pequeñas
  • Si existe infección, puedes tener escalofríos y fiebre

Es normal que el dolor se vaya desplazando y que no lo localices en una sola zona, además, cambiará de intensidad, pero será un dolor importante todo el tiempo. Si notas alguno de los síntomas mencionados, debes acudir al médico lo antes posible con el objetivo de tratar los cálculos renales antes de que puedan producir infección, si no la tienes ya.

Incluso, es posible que notes molestias en los costados que te impidan sentarte si no es de lado, también puedes observar manchas de sangre en la orina y ganas constantes de orinar, todo ello antes de que comiencen las oleadas de dolor. Estos son síntomas claros de un problema renal, por lo que debes acudir a tu médico de cabecera lo antes posible para que te realicen las pruebas pertinentes y descartar así otros problemas mayores.

Los cálculos renales pueden producirse por diversos motivosLos cálculos renales pueden producirse por diversos motivos

Cómo evitar los cálculos renales: factores de riesgo

Los cálculos renales pueden producirse por diversos motivos, como enfermedades, infecciones de las vías urinarias o ciertos medicamentos. Pero lo más habitual es que se produzcan como consecuencia de unos malos hábitos.

  • La deshidratación: Un consumo deficiente de agua es la principal causa de la formación de los cálculos renales.
  • Exceso de sodio: Una dieta rica en productos con mucho sodio, o el consumo excesivo de sal en las comidas, son causantes de los cálculos renales. En este caso, el exceso de sal requiere un aumento del consumo de agua para que el riñón pueda filtrar esas sustancias, cuando esto no ocurre, la orina se acumula en los riñones formando los cristales llamados cálculos renales
  • La obesidad: Si tienes sobrepeso u obesidad, debes saber que tienes mayor riesgo de padecer cálculos renales
  • Antecedentes familiares: También tienes más probabilidades de tener cálculos renales si existen antecedentes en tu familia. Por otra parte, una vez que padeces esta enfermedad tienes mayor riesgo de volver a padecerla en el futuro.

Por lo tanto, la mejor manera de prevenir ciertas enfermedades, como es el caso de los cálculos renales, es adquiriendo unos buenos hábitos de vida saludable. Una alimentación saludable, variada y equilibrada, un consumo apropiado de agua y la práctica regular de ejercicio físico, pueden evitar que padezcas trastornos tan dolorosos como el descrito.

Artículos recomendados