Menú
Cómo afectan los diuréticos a los riñones

DIURÉTICO

Cómo afectan los diuréticos a los riñones

Los riñones son esenciales en la salud de las personas ya que son los órganos que regulan el líquido del cuerpo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los riñones son imprescindible en la salud de las personas porque son los órganos encargados de regular el líquido del cuerpo, ayudan a expulsar a través de la orina los desechos que no necesitas que se encuentran en el líquido de tu cuerpo, además de otras funciones muy importantes y vitales del organismo. En la actualidad, son muchas las personas que abusan de los diuréticos pensando que es una buena forma de eliminar el líquido sobrante del cuerpo, luchando de este modo y en algunos casos, con la retención de líquidos.

También conocidos como píldoras de agua, los diuréticos son medicamentos recomendados para tratar una serie de afecciones en las que se ve afectada la capacidad de tu cuerpo para regular el agua, como la enfermedad renal. Existen diferentes tipos de diuréticos, pero un tipo, conocido como diurético de asa, afecta la forma en que los riñones regulan el agua en el cuerpo, fomentando la liberación de agua acumulada en el cuerpo.

Cómo funcionan los riñones

Tus riñones son los filtros de tu cuerpo y mantienen el delicado equilibrio de líquidos. Debido a que tu cuerpo tiene aproximadamente tres cuartos de agua, es importante tener las cantidades correctas de líquido. Demasiado líquido aumenta tu presión sanguínea y no lo suficiente puede secar la sangre y las células de la piel, causando deshidratación. 

Los riñones son imprescindible en la salud de las personasLos riñones son imprescindible en la salud de las personas

Los riñones regulan el agua a través de un sistema conocido como el sistema renina-angiotensina-aldosterona. Cuando los riñones perciben demasiada agua en el cuerpo, señalan la liberación de estas hormonas, lo que lo alienta a orinar para eliminar el exceso de agua. Cuando no tienes suficiente agua, los riñones retienen estas hormonas, lo que te hace retener más agua en tu cuerpo.

El sodio y tus riñones

Tus riñones usan sodio como un medio para retener agua en el cuerpo. El sodio y el agua se atraen naturalmente el uno al otro. Debido a que el sodio es el ión principal fuera de las células, la sal adicional fuera de las células hace que tu cuerpo retenga agua; es por eso que tiende a hincharse después de una comida salada. 

Si tus riñones perciben que no tiene suficiente agua en el cuerpo, absorberán más sodio a través de los alimentos y bebidas que consumes, lo que aumenta tus niveles de líquidos en el cuerpo. Los diuréticos afectan directamente este proceso en los riñones al indicarle al cuerpo que no absorba sodio.

Proceso específico

Cuando tomas un diurético, el medicamento se traslada a los riñones. Dentro de los riñones hay pequeños bucles conocidos como bucles de Henle que regulan la ingesta de sodio. El medicamento le indica a la bomba de calcio / potasio en los riñones que deje de tomar sodio. Sin embargo, esto elimina los minerales como el calcio, el potasio y el magnesio, por lo que la pérdida de potasio puede ser un efecto secundario de tomar un diurético. El sodio que se libera atrae agua en el cuerpo, haciendo que tu cuerpo la libere.

Cuando tomas un diurético, el medicamento se traslada a los riñonesCuando tomas un diurético, el medicamento se traslada a los riñones

Cuándo se prescriben

Los diuréticos en medicamento para los riñones se prescriben para varias afecciones médicas. Si experimentas insuficiencia renal, los diuréticos pueden ayudar a compensar la pérdida de la función renal. También se prescriben cuando los pacientes experimentan edema, una condición que causa retención de líquidos. Si tienes un exceso de potasio en la sangre, un médico puede recetarte un diurético. Recuerda que los diuréticos pueden tener efectos tóxicos cuando se toman sin el consejo de un médico. 

Si estás pensando en tomar un diurético no lo hagas ninguna por tu cuenta, siempre tendrás que acudir primero a tu médico para que pueda orientarte y que te indique si realmente te hace falta o si es mejor que te decantes por remedios caseros.

Artículos recomendados