Menú
El contacto físico no sexual también es bueno para tu salud

SALUD

El contacto físico no sexual también es bueno para tu salud

Los seres humanos están destinados a estar en contacto físico entre ellos y en nuestro mundo moderno.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Cuándo fue la última vez que tocaste a alguien de una manera no sexual? ¿Quizás te rozaste contra alguien en el metro? ¿O abrazaste a tu amigo cuando al saludar? ¿O abrazaste bien a tu pareja antes de salir de la cama esta mañana? El tacto es una de esas cosas en las que generalmente no pensamos activamente, pero es realmente importante para nuestra salud y felicidad. 

Esto se debe a que no solo te sientes bien con ello, sino que también aumenta los niveles de oxitocina, que es una hormona clave para el amor, la felicidad y la unión de parejas. Pero a pesar de los beneficios, la mayoría de nosotros no estamos recibiendo suficiente contacto íntimo no sexual .

El contacto físico no sexual

La mayoría de personas no sabe la importancia del contacto físico no sexual [/i]y las consecuencias de no tener suficiente en la vida, así como en la salud. Es posible que hayas oído hablar de la terapia de abrazos. Si bien su práctica siempre ha sido sobre curar y enseñar a las personas cómo tener intimidad sin ser sexual, la idea ha sido adoptada por personas que ven la terapia de abrazo como una forma fácil de ganar dinero con personas solitarias. Y eso generalmente significa vender sexo...

Los abrazos tienen que ver con la curación y la relajaciónLos abrazos tienen que ver con la curación y la relajación

Los abrazos tienen que ver con la curación y la relajación. Todas las personas, de cualquier edad necesitan disfrutar más del contacto físico no sexual entre las personas que quieren. Esto les ayudará a aumentar los niveles de oxitocina y por tanto su salud también se verá mejorada en todos los aspectos.

¿Qué más beneficios puede esperar la gente de tener más contacto íntimo no sexual en su vida diaria? Te lo contamos a continuación para que te des cuenta de la importancia que tiene este contacto físico no sexual con las personas que quieres en tu vida.

El tacto es nutritivo

El tacto es una experiencia profundamente nutritiva para ambas personas. Los seres humanos están destinados a estar en contacto físico entre ellos y en nuestro mundo moderno, simplemente no estamos teniendo ese contacto de forma regular. 

El tacto es una experiencia profundamente nutritiva para ambas personasEl tacto es una experiencia profundamente nutritiva para ambas personas

Además, los niveles más altos de oxitocina se han relacionado con una variedad de beneficios para la salud, que incluyen una mejor inmunidad, alivio del dolor, menor estrés y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

La mayor parte del tacto que hacemos es sexual

Incluso aquellos de nosotros que tenemos una cantidad de contacto superior al promedio en nuestras vidas generalmente tenemos más contacto sexual que contacto no sexual. El contacto sexual es estimulante, lo que hace que nuestros corazones se aceleren y el sentido aumente, mientras que el contacto no sexual es relajante. Es una experiencia completamente diferente para nuestros cuerpos y mentes.

Aprendes a establecer límites

También hay que aprender a establecer límites. Es necesario respetar los límites de otros y hacer que los demás respeten nuestros propios límites. Esta habilidad es muy importante, especialmente para las personas que tienen problemas para decir "no" en una situación sexual con la que no se sienten totalmente cómodos.

Abrazar es una oportunidad para reducir el estrés en la vida

El estrés nos agota y nos hace sentir mal, el mundo va demasiado rápido todo el tiempo. El abrazo es un buen descanso de la constante movimiento de tu vida diaria, lo que te permite reducir la velocidad y concentrarse en una cosa. Es un momento de conexión y comodidad en lugar de velocidad, y ¿no podríamos todos usar más de esto cada día?

Y no solo nos centremos en los abrazos con los seres queridos, también las caricias, el cogerse de la mano, disfrutar de la compañía de un familiar cercano... todo suma.

Artículos recomendados