Menú
Quiste de bartolino

QUISTES

Quiste de bartolino

Si notas un pequeño bulto cerca de las paredes de la abertura de la vagina, es posible que se trate de un quiste de Bartolino.

Antonia Torres Gutiérrez

En los laterales de la abertura vaginal, se encuentran las glándulas de Bartolino. Su función es la de producir y secretar un fluido que ayuda a lubricar la vagina. En algunos casos, esas glándulas pueden obstruirse, lo que produce que el fluido vuelva hacia la glándula en lugar de salir al exterior. Cuando esto ocurre, se produce una inflamación de la glándula que es lo que se conoce como, quiste de Bartolino.

En los casos más leves, el quiste de Bartolino apenas produce una ligera molestia. El problema ocurre cuando el fluido del interior de la glándula se infecta, ya que puede dar lugar a un absceso. Es decir, una acumulación de pus con tejido enrojecido e inflamado alrededor de la masa infectada.

El quiste de Bartolino es un trastorno ginecológico muy frecuente, incluso, cuando no existe inflamación, es posible que ni siquiera se llegue a detectar que existe ese problema. Ya que las molestias son muy leves si solo existe una inflamación de la glándula de Bartolino.

El quiste de Bartolino es un trastorno ginecológico muy frecuenteEl quiste de Bartolino es un trastorno ginecológico muy frecuente

Síntomas

Es muy importante que estés alerta ante cualquier cambio que se pueda producir en tu cuerpo, especialmente en zonas tan poco visibles como la vagina. Padecer un quiste de Bartolino puede ser inofensivo, pero si no se trata a tiempo puede llegar a infectarse y el tratamiento en este caso puede ser muy incómodo y muy molesto.

Si detectas una masa extraña en el interior de tu vagina, un pequeño bulto que nunca has notado, acude rápidamente al ginecólogo para que pueda realizar una exploración y tratar a tiempo el problema. Así podrás evitar consecuencias mayores.

Presta mucha atención a los siguientes síntomas:

  • Masa abultada: El primer síntoma es la aparición de un pequeño bulto en las paredes de la abertura de la vagina. En principio puede ser apenas imperceptible, pero si se infecta te dolerá incluso al rozarlo.
  • Dolor: Cuando se produce la infección, el dolor puede ser muy notable incluso al sentarte o al caminar. El quiste de Bartolino se encuentra en una zona mucosa, donde se produce un roce constante al movimiento y esto aumenta las probabilidades de una infección.
  • Molestias al mantener relaciones sexuales: Cualquier mínimo roce puede producir una gran molestia si el quiste de Bartolino se infecta. Si al mantener relaciones sexuales notas molestias en las paredes vaginales, debes revisar la zona para asegurarte de que no hay algo que pueda producir ese dolor, como el quiste de Bartolino.
  • Fiebre: La infección puede producir fiebre, por lo que, si tienes molestias en la vagina y además te sube la temperatura, acude al médico rápidamente para tratar el problema adecuadamente.

Tratamiento del quiste de Bartolino

En muchos casos, el quiste de Bartolino se puede tratar en casa con algunas sencillas técnicas que el propio ginecólogo puede recomendar. Especialmente si se trata de un quiste que no produce molestias ni síntomas, o cuando todavía no se ha producido la infección. En otros casos, será necesario realizar una técnica quirúrgica o consumir algún medicamento.

Estos son los tratamientos que más se utilizan para tratar el quiste de Bartolino:

  • Baños de asiento: Se trata de poner la zona a remojo varias veces al día, de forma que el absceso se abra por sí solo y se produzca un drenaje natural del pus acumulado. Tan solo tienes que llenar el fondo de la bañera, un barreño grande o el bidet si lo tienes, con agua tibia. Toma el baño de asiento durante unos minutos varias veces al día.
  • Medicación oral: En algunos casos, el médico puede recetar el consumo de algún antibiótico para tratar el quiste de Bartolino. Especialmente si existe infección o si se determina mediante los análisis, que además existe una enfermedad de transmisión sexual.
  • Técnica quirúrgica: Si la inflamación y la infección se agrava, es posible que el médico tenga que realizar una pequeña cirugía para drenar la glándula infectada. Se trata de realizar una pequeña incisión en la glándula afectada, de forma que pueda drenarse el fluido infectado del interior. Se coloca un catéter, un pequeño tubo de goma, para que el pus se vaya drenando y se elimine por completo la infección. Esta cirugía se puede realizar con sedación o aplicando anestesia local. Al tratarse de una zona tan delicada, será necesario tomar algunas precauciones para que no se produzca una nueva infección.

Realmente no existe ningún método para prevenir el quiste de BartolinoRealmente no existe ningún método para prevenir el quiste de Bartolino

Medidas preventivas

Realmente no existe ningún método para prevenir el quiste de Bartolino, pero sí que puedes seguir algunas medidas de higiene y seguridad. Ya no solo para evitar este trastorno, sino cualquier otro problema ginecológico e incluso, para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

  • Practicar sexo seguro: Las prácticas sexuales seguras implican el uso de un preservativo, ya que es la única forma de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual como los hongos, el herpes vaginal o la clamidia entre otros, que pueden producir diversas complicaciones como el quiste de Bartolino.
  • Mantener buenos hábitos de higiene: Los buenos hábitos de higiene implican el cuidado específico de la zona vaginal, utilizando productos específicos que son más respetuosos con la flora bacteriana de la vagina. Utiliza ropa interior apropiada, de tejidos naturales como el algodón. Cuando mantengas relaciones sexuales, no te olvides de orinar después de terminar, además, debes darte una ducha o limpiar muy bien la zona vagina para evitar que pueda inflamarse o infectarse un quiste.
  • Autoexploración: Realizarse autoexploraciones es esencial para poder detectar problemas o irregularidades. Si no conoces tu cuerpo, difícilmente podrás notar cualquier cambio significativo y esto podría complicar gravemente el tratamiento de problemas como el quiste de Bartolino, o cualquier otro problema más grave.

Si notas molestias al caminar, cuando estás sentada o al orinar, lo primero que debes hacer es realizarte una autoexploración. En caso de que tengas un quiste de Bartolino, podrás detectar la masa abultada fácilmente. Acude a tu ginecólogo lo más rápido posible para que puedan tratarlo a tiempo y evitar así infecciones o tratamientos dolorosos como la cirugía.

Artículos recomendados