Menú
El coste emocional del estrés laboral

ESTRÉS

El coste emocional del estrés laboral

Son demasiadas personas las que ponen en riesgo su salud a causa de que tienen demasiado estrés en el trabajo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Son demasiadas personas las que ponen en riesgo su salud a causa de que tienen demasiado estrés en el trabajo. El estrés laboral tiene un coste emocional que puede afectar a la salud de las personas. Este tipo de estrés afecta a casi todas las facetas de tu vida. 

Cuando los entornos de trabajo son estresantes, pueden ser perjudiciales para la salud y afectar cosas como la presión arterial, dolores de cabeza, dolores musculares, el sueño y la actividad física Pero también afecta a tu autoestima y a tu estabilidad emocional. Por ejemplo, el exceso de cortisol (también conocido como "la hormona del estrés") liberado en momentos de estrés puede aumentar las tasas de agitación, ira, irritabilidad, distracción y poca concentración. "Incluso aumenta la probabilidad de experimentar síntomas de depresión y ansiedad.

¿El resultado? Tienes más control sobre cómo tu estrés de 9 a 5 influye en tu mente, cuerpo y espíritu de lo que piensas. A continuación vamos a haberte de algunos escenarios comunes en el lugar de trabajo que inducen el estrés y cómo cambiarlos para mejorar tu salud física y mental.

El jefe tóxico

Este tipo de jefes te cortan, te señalan con el dedo, participan en juegos de poder y lideran desde un lugar de miedo. Puedes sentirte aislado y acosado todo el tiempo. Además, las personas que trabajan con un jefe tóxico obtienen un puntaje más alto en una medida clínica de depresión y tienen más probabilidades de involucrarse en el acoso laboral.

No todos los jefes malos son tóxicos, algunos son solo gerentes pobresNo todos los jefes malos son tóxicos, algunos son solo gerentes pobres

No todos los jefes malos son tóxicos, algunos son solo gerentes pobres. Para averiguar con qué estás tratando, habla sobre lo que te está molestando. Tu jefe no puede arreglar lo que no se da cuenta de que está haciendo.

 Pero antes de entrar en esto, métete en su cabeza. Intenta entender la motivación. Por ejemplo, ¿tu jefe está recibiendo mucha presión de su superior? Acércate a tu jefe con compasión y comprensión, asá bajará la guardia. Al final, si determinas que el veneno es demasiado profundo, desvía tu atención de tu jefe hacia tus desempeños laborales, algo sobre lo que tienes control.

El síndrome del impostor

Si te sientes como un fraude en el trabajo, pero en realidad eres una persona bastante capaz y bien calificada, te ha golpeado el síndrome del impostor. Es probable que descartes tus logros y constantemente sientas que no eres lo suficientemente bueno. Esto puede conducir a un miedo generalizado a ser 'descubierto', preocupándote de que cualquier error pueda sacar a la luz tu indignidad.

La cuestión es que probablemente no seas tú, sino tu cultura laboral. La microgestión o estar en un entorno altamente competitivo donde los colegas se enfrentan entre sí, son grandes factores desencadenantes,

Muchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonable o tienen límites de disponibilidadMuchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonable o tienen límites de disponibilidad

La forma más efectiva de conquistar el síndrome del impostor es comunicarse con personas fuera de tu espacio profesional para obtener apoyo. Estas personas están en mejores condiciones para ayudarte a ver el panorama general de tus habilidades generales. Por otro lado, buscar el apoyo de quienes están en la misma pista puede empeorar el Síndrome

La mentalidad siempre activa

En la era del trabajo remoto, constantemente actualizando correos electrónicos en tu teléfono, mensajería instantánea, Slack y todo lo demás, es casi imposible escapar de los 9 a los supuestos 5. Si no puedes desconectarte del trabajo, terminas descuidando tu cuidado personal y tus relaciones, lo que puede afectar tu estado de ánimo y conducir a un estrés crónico y no administrado.

Muchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonable o tienen límites de disponibilidad. En algunos casos esas son preocupaciones razonable... Sin embargo, demasiadas personas nunca han intentado establecer límites. La verdad es que es posible que seas más respetado cuando comunicas claramente tus límites en el trabajo. Comienza poco a poco delegando una tarea a otra persona y / o practicando un retraso asertivo, lo que significa que en lugar de decir 'sí' de inmediato, di que necesitas algo de tiempo para pensarlo. Toma tu almuerzo completo lejos de tu escritorio. Mira cómo responden las personas y construye tus límites personales en el trabajo a partir de ahí.

En piloto automático 

Aproximadamente el 47% del tiempo, estamos en piloto automático, lo que significa que simplemente no estamos enfocados en la tarea en cuestión. Si sueles tener muchas rutinas en tu vida diaria hazte estas preguntas:

  • ¿Tienes miedo al cambio?
  • ¿Has renunciado a ganar satisfacción en el trabajo?
  • ¿Tu trabajo ha sido exactamente el mismo por eones?
Muchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonableMuchos temen perder su trabajo si dejan el trabajo a una hora razonable

Escribe todo lo que quieras de tu trabajo, más cuándo y por qué dejaste de esforzarte. Esto te ayudará a descubrir cómo corregir ese piloto automático que no te permite disfrutar de la vida. Al mismo tiempo, tienes que saber que, para algunos, elegir presentarse, irse a tiempo y reducir tu carga de trabajo es saludable. Para aquellos que han decidido tomar su poder y no vivir en una cultura de presión y estrés constantes, ¡el piloto automático podría ser genial!

Tres cosas que hacen felices a los trabajadores

A continuación vamos a comentar algunas cosas que hacen felices a los trabajadores y que te ayudará a reducir el estrés laboral:

  • Aprovecha tus puntos fuertes. La oportunidad de hacer uso de tus habilidades en el trabajo fomenta una sensación de autoeficacia, que es una bendición para la felicidad. Sentir que no eres bueno en tu trabajo es una gran fuente de agotamiento.

  • Sentirte apreciado. Para algunos, esto podría ser en forma de promoción o aumento, pero para otros es tan simple como que tu jefe pase por tu escritorio con un 'gracias por trabajar en ese proyecto'. Esto permite que las personas sean escuchadas, vistas y, lo más importante, que se sientan valoradas.
  • Fomentar las conexiones. Las mujeres que tienen un mejor amigo en el trabajo tienen más del doble de probabilidades de participar y ser felices en el lugar de trabajo que las que no lo tienen. Lo mismo pasa con los hombres. Esto hará que las personas sientan que ir al trabajo no es tanto un esfuerzo laboral y lo sentirán como algo bueno en su vida.

Si notas que el estrés laboral comienza a afectar tu vida más de la cuenta, entonces será necesario que acudas a tu médico para que te ayude a gestionar todo lo que te pasa.

Artículos recomendados