Menú
Por qué tienes glóbulos blancos en la orina

ORINA

Por qué tienes glóbulos blancos en la orina

Una infección del tracto urinario como es el ITU es una causa bastante común de glóbulos blancos en la orina.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las afecciones que afectan el tracto urinario pueden hacer que las tareas diarias sean incómodas. La orina es normalmente estéril y no contiene células sanguíneas. La presencia de glóbulos blancos en una muestra de orina indica una condición anormal dentro del tracto urinario o el riñón. El riñón, la vejiga y otras partes del tracto urinario pueden inflamarse o infectarse.

Las afecciones que afectan el tracto urinario pueden hacer que las tareas diarias sean incómodasLas afecciones que afectan el tracto urinario pueden hacer que las tareas diarias sean incómodas

Es necesario conocer esta información porque será la única manera de entender qué es lo que ocurre en tu organismo y por qué en un análisis de orina, el médico te ha detectado glóbulos blancos. ¿Es una condición peligrosa de la salud o es más común de lo que parece?

Una vez que entiendas los motivos por lo que puede suceder esto, sabrás las posibilidades de tratamiento que existen y sobre todo, qué tendrías que hacer en caso de que tuvieses glóbulos blancos en la orina. No te pierdas las causas más comunes de esta afección en las personas.

Infección del tracto urinario

Una infección del tracto urinario (ITU) es una causa común de glóbulos blancos en la orina. Las bacterias ingresan a la uretra y viajan hasta la vejiga, causando cistitis, una infección de la vejiga. Las mujeres tienen uretras más cortas que los hombres, lo que hace que las mujeres sean más propensas a estas infecciones.

En los hombres, la infección puede comenzar en la próstata y subir a la vejiga, causando cistitis. Los síntomas de infección urinaria incluyen frecuencia urinaria, espasmos de la vejiga, urgencia para orinar cada pocos minutos y dolor justo por encima del hueso púbico. Los antibióticos generalmente se usan para tratar las infecciones urinarias.

Cistitis intersticial

A diferencia de la infección urinaria, la cistitis intersticial no es causada por una infección. Los glóbulos blancos en la orina son causados por la inflamación de la pared de la vejiga. La CI es más común en mujeres que en hombres, y causa urgencia urinaria, frecuencia y dolor pélvico. 

Esta afección se trata con medicamentos orales para proteger el revestimiento mucoso de la vejiga, reducir la inflamación, ajustar los niveles hormonales y reducir el dolor. Si el tratamiento conservador no tiene éxito, se puede requerir cirugía.

Pielonefritis

La pielonefritis (infección del riñón) puede causar glóbulos blancos en la orina. Los síntomas de pielonefritis pueden incluir dolor intenso, fiebre, malestar, náuseas y vómitos. Esta condición es causada por infecciones bacterianas o virales, y generalmente se trata con antibióticos. La pielonefritis afecta a personas de todas las edades, pero es más común en mujeres.

Cálculos renales

Los cálculos renales impiden el paso de orina en la uretra. Como resultado, la orina se estanca, lo que aumenta el riesgo de infección bacteriana. La irritación de la uretra por estos cálculos también puede causar leucocitos en la orina. Los cálculos renales causan un dolor intenso que puede aparecer en oleadas, lo que dificulta que permanezca en una posición. 

Los cálculos renales impiden el paso de orina en la uretraLos cálculos renales impiden el paso de orina en la uretra

Si el cálculo está bloqueando la uretra, puede ser difícil orinar o puede orinar solo en pequeñas cantidades a la vez. Los espasmos de la vejiga y el dolor al orinar también pueden ocurrir. Las personas que han tenido un cálculo renal tienen más probabilidades de tener más. Si los cálculos son demasiado grandes para pasar a través del tracto urinario, se pueden romper con un ultrasonido o extirpar quirúrgicamente.

Como ves, pueden ser varios los motivos que causan esta afección donde aparecen en un análisis de orina glóbulos blancos. Una vez que se detectan y que el médico te dice por qué los tienes, es necesario que inicies el tratamiento que considere el facultativo médico más apropiado para tu caso concreto. De esta manera podrás volver a la normalidad en tu organismo.

Artículos recomendados