Menú
En qué consiste la hiperfagia

ALIMENTACIÓN

En qué consiste la hiperfagia

La hiperfagia es un trastorno alimentario por la que una persona siente apetito y hambre continuamente<, llegando a consumir más alimentos de los que su organismo necesita

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La hiperfagia es un trastorno alimentario por la que una persona siente apetito y hambre continuamente, llegando a consumir más alimentos de los que su organismo necesita. La ingesta se realiza más rápida de lo normal, sin apenas masticar y optando de manera preferente por alimentos con exceso de grasas y de azúcares. La forma de comer es tan voraz que estas personas sufren cierto sentimiento de culpa y prefieren comer a solas.

La hiperfagia es un trastorno alimentario por la que una persona siente apetito y hambre continuamenteLa hiperfagia es un trastorno alimentario por la que una persona siente apetito y hambre continuamente

Cuáles son las causas de la hiperfagia

Este trastorno alimentario puede llegar a estar provocado por enfermedades que afectan al metabolismo como es el caso de la diabetes o por patologías psiquiátricas como la depresión o la ansiedad. Es por ello que a la hora de tratar tal patología es importante empezar por la enfermedad principal que provoca tal trastorno. Además de dichas enfermedades, la hiperfagia puede venir provocada por la ingesta de algunos fármacos o medicamentos.

Consecuencias y síntomas de la hiperfagia

Comer a todas horas va a provocar que la persona que la sufre consuma muchas más calorías de las necesarias. Todo ello se suele traducir en problemas como el sobrepeso o la obesidad. Aparte de los problemas físicos, el aspecto emocional resulta dañado dando lugar a problemas de falta de confianza y de autoestima. Una cosa lleva a la otra y la persona puede llegar a sufrir problemas de depresión o de ansiedad.

Es normal que la persona con hiperfagia sufra enfermedades como la hipertensión o la diabetes. Desde el punto de vista digestivo, la hiperfagia provoca que las digestiones se vuelvan excesivamente pesadas y problemas como el ardor e estómago. Otra de las consecuencias de la ingesta continua de la alimentos es la de tener una sensación de somnolencia a lo largo del día, algo que puede afectar de manera negativa en el día a día de la persona.

Cómo prevenir y tratar la hiperfagia

Muchos de los casos de hiperfagia vienen causados por diversos trastornos de tipo psicológico o psiquiátrico. Por lo tanto el mejor tratamiento posible es que viene dado por el propio profesional. Acto seguido te mostramos una serie de pautas a seguir a la hora de tratar la hiperfagia:

  • Tratar de una manera adecuada problemas mentales como la depresión o la ansiedad es clave a la hora de poner fin a la hiperfagia.
  • Es importante desviar la atención del paciente hacia la comida con otro tipo de actividades como aficiones o hobbies.
  • Meditar o practicar ejercicios de relajación ayudan a calmar la ansiedad por comer.
  • Es importante dejar de lado la comida basura y optar por un tipo de alimentación lo más saludable posible. Hay eliminar de la dieta alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas por el consumo de frutas, verduras u hortalizas.
  • Es conveniente que la persona que sufre hiperfagia no se encuentre sola en casa. El sentimiento de culpa hace que los diferentes atracones se realicen en solitario. El sentirse acompañado puede ayudar a reprimir esas ganas de comer a todas horas
  • .

  • La persona que sufre tal trastorno alimentario debe ser consciente en todo momento de que sufre un problema. De ahí que sea importante masticar de manera pausada y lenta los diferentes alimentos que consume.
[img=Descripcion[img=Descripcion

En definitiva, la hiperfagia es una patología que afecta a la alimentación y que es más grave de lo que pueda parecer en un principio. No es fácil para la persona que lo sufre el tener hambre a todas horas del día y comer muchas más calorías de lo que necesita su organismo para funcionar de manera óptima. Aparte de los problemas relativos a la salud, la hiperfagia provoca una serie de daños emocionales destacables como la baja autoestima y el sentimiento constante de culpa.

Artículos recomendados