Menú
Manchas marrones después de la menopausia

MENOPAUSIA

Manchas marrones después de la menopausia

Si tienes manchas marrones en tu braguitas después de la menopausia es normal que te asustes... ¿por qué ocurre?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las "manchas marrones" son el resultado de lo que el mundo médico conoce como atrofia vaginal. La atrofia (desintegración de células y tejidos) causa inflamación, sequedad y adelgazamiento del revestimiento del tejido en la pared vaginal. Esto hace que el área sea más sensible a las sensaciones de picazón y ardor, así como a descargas que varían en color y consistencia, desde gruesas y blancas hasta acuosas, rojas o marrones.

Si ya has pasado la menopausia y de repente te encuentres que estás manchando tus braguitas, es normal que sientas que algo va mal o que tu salud puede estar en peligro. Incluso puedes pensar que quizá tengas algún tipo de cáncer... pero no siempre es así. Es necesario tener la información adecuada para saber qué te está pasando, pero sobre todo, para saber si debes acudir a tu médico lo antes posible o si lo que te ocurre es normal.

A continuación vamos a comentarte algunas causas de las manchas marrones que puedes tener después de la menopausia.

Las Las "manchas marrones" son el resultado de lo que el mundo médico conoce como atrofia vaginal

Sangre "vieja"

Las manchas marrones en realidad están sangrando, pero se considera "sangre vieja" que puede no haberse drenado por completo durante un período anterior y justo ahora se está descargando o expulsando del cuerpo. El marrón en realidad es un rojo más oscuro y de color más turbio que normalmente verías con sangrado.

Proceso de hemorragias posmenstruales

Las manchas marrones son hemorragias posmenstruales, que pueden ir acompañadas de calambres severos. Es un proceso normal y natural del final de la menstruación, pero las mujeres pueden tener más motivos de preocupación cuando son posmenopáusicas y han transcurrido más de 6 a 12 meses cuando se produce la mancha marrón. No es "normal" tener manchas marrones años después de la menopausia, por lo tanto, busca atención médica y asistencia de inmediato si esto ocurre.

Posibles tratamientos

El estrógeno se usa para tratar la atrofia vaginal. Se puede administrar en forma de pastillas orales, una crema tópica o un parche para la piel. Los lubricantes también pueden aliviar parte de la sequedad interna, tanto si eres sexualmente activa como si no. En todo caso, será el médico quien una vez analizada la situación de la mujer afectada por las manchas marrones, decida qué tipo de tratamiento es el más adecuado en cada caso.

Otras posibles causas de manchas marrones

La reducción de estrógenos, la TRH (terapia de reemplazo hormonal), las píldoras anticonceptivas, los fibromas o pólipos no cancerosos, el herpes genital, así como los virus de las verrugas vaginales y los cánceres uterinos u ováricos pueden ser la raíz del sangrado o manchado marrón. 

Los trastornos hemorrágicos, como la leucemia y los problemas de coagulación, también pueden causar sangrado vaginal anormal. El embarazo, durante sus primeras etapas (que provoca el cese de la menstruación), también puede causar descargas. El historial médico ha demostrado que algunas mujeres quedaron embarazadas después de que terminaron sus períodos mensuales. Si se acompaña de fiebre, dolor abdominal, moco inusual u otras descargas, puede ser un signo de infección. En cualquier caso, es mejor buscar atención médica para estar seguro u obtener un diagnóstico adecuado.

Las manchas marrones son hemorragias posmenstrualesLas manchas marrones son hemorragias posmenstruales

Menopausia en mujeres VIH positivas

Las mujeres VIH positivas experimentan los mismos síntomas o síntomas similares durante la menopausia que las mujeres que no son VIH positivas. Sin embargo, las mujeres VIH positivas pueden experimentar más irregularidades con sus períodos.

De cualquier modo, si piensas que las manchas marrones que estás teniendo no son normales, te preocupan o están acompañadas con otros síntomas como dolores o malestar general, entonces no dudes en acudir a tu médico para que evalúe tu estado de salud. Si piensas que algo no va bien en tu salud, no te quedes con los brazos cruzados y busca ayuda médica inmediatamente.

Artículos recomendados