Menú
Qué es y qué causa la mastalgia

SENOS

Qué es y qué causa la mastalgia

La mastalgia o el dolor en los senos es más común en las mujeres. Te contamos a continuación de qué trata.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Los senos se desarrollan debido a un aumento en el estrógeno durante la pubertad. Durante el ciclo menstrual, varias hormonas causan cambios en el tejido mamario que pueden provocar dolor o molestias en algunas mujeres. Si bien los senos no suelen doler, el dolor ocasional de los senos es común en las mujeres.

La mastalgia o el dolor en los senos es más común en las mujeres. Se cree que está presente en hasta el 69% de las mujeres y es más común en mujeres entre los 30 y los 50 años. Este dolor generalmente se clasifica como cíclico o no cíclico.

El dolor cíclico significa que el dolor está asociado con el ciclo menstrual, y éste tiende a disminuir durante o después de los días de menstruación.

El dolor no cíclico puede tener muchas causas, incluyendo una lesión en el seno. En ocasiones, el dolor no cíclico tiene su origen en los músculos o tejidos circundantes en vez de en el seno en sí. El dolor no cíclico es mucho menos común y sus causas pueden ser más difíciles de identificar.

La intensidad de la mastalgia puede variar desde un dolor agudo hasta un hormigueo leve. Algunas mujeres pueden experimentar mayor sensibilidad en sus senos, o sentirlos más llenos o cargados de lo habitual.

La intensidad de la mastalgia puede variar desde un dolor agudo hasta un hormigueo leveLa intensidad de la mastalgia puede variar desde un dolor agudo hasta un hormigueo leve

Causas de la mastalgia

El dolor en los senos puede ser causado por una variedad de factores. Dos de las causas más comunes son las fluctuaciones hormonales y los senos fibroquísticos o grumosos.

Fluctuaciones hormonales

El ciclo menstrual de una mujer causa fluctuaciones hormonales en los estrógenos y la progesterona. Estas dos hormonas pueden hacer que los senos de una mujer se sientan hinchados, grumosos y, a veces, dolorosos.

Para algunas mujeres, este dolor empeora a medida que envejecen debido a una mayor sensibilidad a las hormonas. No obstante, muchas de las mujeres que experimentan este dolor relacionado con la menstruación notarán que esta molestia desaparece después de la menopausia.

Si la mastalgia se debe a fluctuaciones hormonales, notarás que el dolor empeora dos o tres días antes del período, y es posible que continúe durante todo el ciclo menstrual.

Si no estás segura de si tu dolor está relacionado con tu ciclo menstrual o no, es aconsejable que lleves un registro de tus períodos y anotes cuando experimentes dolor a lo largo del mes. Existen muchas aplicaciones en las que puedes anotar los síntomas que tengas. Después de un ciclo o dos, podrás ver si existe un patrón. Si existe, entonces tu dolor está relacionado con tu ciclo menstrual.

Los períodos de desarrollo que afectan el ciclo menstrual de una mujer y pueden causar mastalgia son:

Los quistes mamarios

A medida que una mujer envejece, sus senos experimentan unos cambios conocidos como involución. Esto quiere decir que el tejido mamario es reemplazado por grasa. Un efecto secundario de este proceso es el posible desarrollo de quistes y más tejido fibroso. Estos se conocen como cambios fibroquísticos o tejido mamario fibroquístico.

Aunque los senos fibroquísticos no siempre causan dolor, existe la posibilidad de que sí lo causen. Sin embargo, estos cambios son normales y no suelen ser motivo de preocupación.

Los senos fibroquísticos pueden sentirse grumosos y su sensibilidad puede aumentar. Esto ocurre normalmente en las partes superior y externa de los pechos. Los bultos también pueden aumentar de tamaño en el momento del ciclo menstrual.

Los senos fibroquísticos pueden sentirse grumosos y su sensibilidad puede aumentarLos senos fibroquísticos pueden sentirse grumosos y su sensibilidad puede aumentar

La lactancia y la mastalgia

La lactancia materna es una forma natural y nutritiva de alimentar a un bebé, pero no está exenta de dificultades. Durante el período de lactancia, puedes experimentar dolor en tus senos. Veamos por qué puede aparecer este dolor:

  • Mastitis. La mastitis es una infección de los conductos lácteos. Esto puede causar un gran dolor, así como picazón, ardor, ampollas en los pezones o la aparición de grietas. Otros síntomas pueden ser la aparición de rayas rojas en los senos, fiebre y escalofríos. Se trata con antibióticos.
  • Congestión. Esto sucede cuando los senos se llenan demasiado. Tus pechos aumentarán de tamaño, por lo que notarás tu piel tirante y dolorosa. En este caso lo ideal es que alimentes a tu bebé pronto, pero si no es posible tendrás que extraerte la leche para aliviar tus senos.
  • Mal enganche al pecho. Si tu bebé no se engancha correctamente a tu pezón, es probable que experimentes mastalgia. Las señales de que un bebé no se engancha bien el pecho es la aparición de grietas y dolor en los pezones de la madre.

Ante todo, recuerda que la lactancia materna no tiene que doler, así que si tienes dolor y dificultades para amamantar consulta al médico para que te ayude a establecer un enganche más saludable.

Otras causas

El dolor en los senos puede tener otras causas, como las siguientes:

  • Dieta. Los alimentos que come una mujer pueden contribuir a la mastalgia. Las dietas poco saludables como las altas en grasas y carbohidratos refinados, pueden ser causa del dolor en los senos.
  • Relación extramamaria. Es posible que el dolor en los senos no se deba a los senos en sí mismos, sino a la irritación del pecho, los brazos o los músculos de la espalda. Esto es común si has practicado algún deporte físicamente exigente como remo, tenis o esquí acuático.
  • Tamaño de los senos. Las mujeres con mucho pecho o que no están en proporción a sus estructuras corporales pueden experimentar molestias en el cuello y los hombros.
  • Cirugía en los pechos. Si te has sometido a una cirugía en los pechos, sea por aumento o disminución, el dolor causado por la formación de tejido cicratricial puede persistir después de que las incisiones se hayan curado.
  • Medicamentos. Los antidepresivos, la terapia hormonal, los antibióticos y los medicamentos para tratar una enfermedad cardíaca pueden contribuir a la mastalgia. Si tuvieras este tipo de dolor y sospechases que éste es el motivo, no pienses en dejar de tomar tu medicación, pero consulta con tu médico para saber cómo aliviar el dolor en los senos.
  • Fumar. Es conocido que fumar aumenta los niveles de epinefrina en el tejido mamario, por lo que puede ser una causa de mastalgia en la mujer.

¿La mastalgia está relacionada con el cáncer de mama?

El dolor en los senos generalmente no está relacionado con el cáncer de mama. Tener mastalgia o senos fibroquísticos no significa que se tenga mayor riesgo de desarrollar cáncer. Sin embargo, el tejido mamario con bultos puede dificultar la visualización de tumores en una mamografía.

Si tienes dolor en los senos que se localiza en un área concreta y que es constante durante todo el mes, sin fluctuaciones en el nivel de dolor, acude a tu médico para comenzar una serie de pruebas de diagnóstico:

  • Mamografía. Los médicos usan esta prueba por imágenes para identificar anormalidades en el tejido mamario.
  • Ultrasonido. Una ecografía es una exploración que penetra el tejido mamario. Los médicos pueden usar esta técnica para identificar bultos en el tejido mamario sin exponer a la paciente a la radiación.
  • Resonancia magnética. La resonancia magnética se utiliza para crear imágenes detalladas del tejido mamario para identificar lesiones potencialmente cancerosas.
  • Biopsia. Una biopsia es la extracción de tejido mamario para que sea examinado en el laboratorio en busca de la presencia de células cancerosas.

Tu médico puede hacer uso de estas pruebas para determinar si tu mastalgia está relacionada con el cáncer.

El tratamiento dependerá de si tu dolor es cíclico o no cíclicoEl tratamiento dependerá de si tu dolor es cíclico o no cíclico

Tratamiento para la mastalgia

El tratamiento dependerá de si tu dolor es cíclico o no cíclico. Antes de comenzar un tratamiento, tu médico valorará tu edad, tu historial médico y la gravedad de tu dolor.

El tratamiento para el dolor cíclico puede ser:

  • Usar un sostén de apoyo las 24 horas del día cuando el dolor es peor, reduciendo tu consumo de sodio
  • Tomar suplementos de calcio
  • Tomar anticonceptivos orales, que pueden ayudar a que tus niveles hormonales sean más uniformes
  • Tomar bloqueadores de estrógenos, como tamoxifeno
  • Tomar medicamentos para aliviar el dolor, incluidos los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno

El tratamiento para el dolor no cíclico dependerá de la causa de la mastalgia. Una vez identificada la causa, tu médico te recomendará tratamientos específicos.

Es importante que todo tratamiento sea supervisado por un médico para asegurarte de que no interferirá con otros medicamentos que puedas estar tomando ni con otras afecciones que puedas tener.

Cuando consultar con el médico

Si el dolor aparece repentinamente y va acompañado de dolor en el pecho, hormigueo y entumecimiento en las extremidades, debes buscar atención médica inmediata porque son síntomas que pueden indicar un ataque al corazón.

Será necesario que pidas una cita con tu médico si:

  • El dolor te impide realizar tus actividades diarias
  • El dolor te dura más de dos semanas
  • Además del dolor, aparece un bulto en alguno de tus senos y cambia su tamaño
  • El dolor se concentra en un área específica de tu seno
  • El dolor parece empeorar a medida que pasa el tiempo

Durante la visita médica, el doctor te preguntará por tu dolor, cuándo comenzó, si va a más, si podría estar relacionado con el ciclo menstrual, etc. Es probable que te realice un examen físico y mandarte alguna de las pruebas de imágenes antes mencionadas para realizar un diagnóstico.

Si tienes senos quísticos, el médico podría hacerte una biopsia con aguja. Este es un procedimiento en el que se inserta una aguja delgada en el quiste para extraer una pequeña muestra de tejido para su análisis en el laboratorio y así determinar si hay presencia de células cancerígenas.

Artículos recomendados