Menú
Menú saludable y sabroso para la cena de Nochebuena

NOCHEBUENA

Menú saludable y sabroso para la cena de Nochebuena

Si aún no sabes qué menú poner en Nochebuena, no te pierdas estas ideas que te irán muy bien.

Antonia Torres Gutiérrez

Dentro de nada se celebra la cena de Nochebuena, uno de los eventos más importantes de las fiestas Navideñas. Una ocasión ideal para pasar un tiempo con familiares y amigos, con los que quizá no compartes demasiado tiempo a lo largo del año. Pero cenar rico en Nochebuena, no debe estar reñido con cenar saludable. Sobre todo, porque si cometes excesos durante esa noche tan especial, las consecuencias pueden ser muy negativas a corto, y a largo plazo.

Si vas a ser el anfitrión o la anfitriona de la cena de Nochebuena y estás buscando ideas para organizar tu menú, no te pierdas estas opciones de menú saludable y sabroso para sorprender a tus invitados en una de las noches más especiales del año.

Pero cenar rico en Nochebuena, no debe estar reñido con cenar saludablePero cenar rico en Nochebuena, no debe estar reñido con cenar saludable

Los entrantes

Los entrantes dan la bienvenida a la cena de Nochebuena, son lo primero que se sirve en la mesa y lo que se va tomando mientras los invitados se ponen al día de las últimas noticias. En muchos casos, se tiende a abusar de los entrantes y cuando llegan los platos importantes, los comensales ya están llenos y no pueden comer mucho más.

Para evitar que esto ocurra, debes servir unos entrantes ligeros y de bocado fácil. Así tus invitados podrán probar todos los deliciosos platos que servirás en la cena de Nochebuena. Los mariscos siempre son una buena opción, ya que son ligeros y poco calóricos y no necesitan demasiada preparación. Los embutidos en cambio son menos recomendables, evita servir productos demasiado pesados.

Estas son algunas sugerencias para servir como entrantes:

  • Brochetas de tomates cherry y queso feta: Solo tienes que lavar y secar bien los tomates y cortar a la mitad. Los dados de queso feta ya los puedes encontrar cortados en el tamaño perfecto. Aliña con un chorreón de aceite de oliva virgen extra y orégano.
  • Aguacates rellenos: Corta a la mitad los aguacates y saca toda la pulpa, mezcla con los ingredientes deseados, surimi de cangrejo, huevo cocido, tacos de fiambre de pavo, queso mozzarella, lechuga en juliana, salmón ahumado etc. Una vez listo el cóctel de mariscos, sirve sobre las mitades del aguacate y decora con algunos trozos de salmón ahumado y algunas huevas.
  • Paté de berenjena: En lugar de servir paté de pato, muy graso y poco saludable, puedes preparar un paté de berenjena casero rápido y fácil. Asa dos berenjenas en el horno y saca toda la pulpa una vez que estén listas. Elimina las semillas y tritura con dos cucharadas de zumo de limón, una cucharadita de tahini, dos cucharadas de aceite de oliva, una pizca de comino molido, un yogur natural y sal. Sirve con crudites de verduras y tostas para untar el paté.

Con un menú saludable y sabroso puedes sorprender a tus invitadosCon un menú saludable y sabroso puedes sorprender a tus invitados

Primeros platos

Para servir como primer plato, lo más recomendable es una sopa o una ensalada. De esta forma, se reducen las calorías y aún se deja espacio para probar el plato fuerte.

Estas son algunas ideas para el menú de Nochebuena:

  • Poké bowl de salmón: Una ensalada muy completa típica de la cocina Hawaiana, que se sirve en pequeños cuencos individuales, sabroso y saludable. Primero macera el salmón fresco con ½ cucharada de salsa de soja, el zumo de una lima o limón, 1 cucharadita de jengibre rallado y una cucharada de aceite de sésamo. Deja el salmón macerando durante al menos una hora, mientras prepara el resto de ingredientes. Monta el plato de la siguiente manera, primero una base de arroz blanco hervido, un poco de pepino en dados, rodajas de aguacate, alga wakame, unas láminas de rábano y el salmón marinado por encima. Puedes decorar con semillas de sésamo y mayonesa picante (cocina asiática).
  • Salteado de marisco: Una opción más tradicional, pero a la vez saludable y deliciosa. Solo tienes que sofreír unas láminas de ajo y guindilla cayena y cocina las gulas. Añade unos berberechos al natural, y unas gambas o langostinos, incorpora un vaso de agua y deja cocer hasta que se abran los berberechos.

Segundos platos

Llega la hora del plato fuerte y lo más normal es que tus invitados tengan ya poco apetito a estas alturas. En lugar de servir carnes muy pesadas o platos demasiado grasos, añade al menú un pescado al horno o una carne magra, más sabroso y saludable.

  • Salmón en papillote: Fácil de preparar, con pocas calorías y muy sabroso. Prepara individualmente sobre papel de aluminio, coloca en el fondo unas láminas de patatas muy delgadas, y otras de cebolla muy finas. Añade también láminas finas de calabacín y zanahoria en tiras muy finas. Lava muy bien el salmón y coloca sobre la cama de verduras. Añade un chorreón de zumo de limón, sal rosa, aceite de oliva virgen extra y un poco de brandy. Cierra muy bien el sobre e introduce al horno durante unos 15 o 20 minutos.
  • Solomillo de cerdo ibérico en salsa de manzanas: En una fuente grande para el horno, coloca una base de cebolla muy fina y coloca encima los solomillos de cerdo. Añade un vaso de vino blanco, un chorreón de aceite de oliva, sal y especias al gusto. Hornea durante unos 10 o 15 minutos, pasado ese tiempo, saca del horno y voltea la carne. Cocina de nuevo durante otros 15 minutos, hasta que el solomillo esté dorado por todas partes. Mientras, prepara la salsa de manzanas en una cazuela con fondo. Pon un chorreón de aceite, unas 3 o 4 patatas troceadas, 2 manzanas reineta y media cebolla. Añade sal, pimienta negra y especias al gusto y cocina sin dejar de remover unos 15 minutos. Después, añade una cucharada de azúcar moreno y tritura la salsa. Si queda demasiado ligera, espesa con un poco de maicena. Sirve el solomillo con la salsa por encima y decora con algunas pasas y patatas horneadas.

Puedes servir un postre ligeroPuedes servir un postre ligero

El postre

Después de toda la comilona llega la hora del postre, mucha gente no lo toma porque la cena suele ser demasiado abundante. Sin embargo, puedes servir un postre ligero y poco elaborado para aquellos que todavía tengan ganas de tomar algo más. Para aligerar todo lo que se ha tomado, lo más apropiado es servir un sorbete de limón, si es casero mucho mejor. Para los adultos, puedes aliñar el sorbete con un poquito de ron o cava.

Una cena deliciosa y saludable para disfrutar en familia.

Artículos recomendados