Menú
Cómo deshacerte del moco vaginal excesivo

MOCO VAGINAL

Cómo deshacerte del moco vaginal excesivo

Descubre por qué puedes tener moco vaginal excesivo y cómo puedes remediarlo, ¡te lo contamos!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El flujo vaginal, o moco, es normal. Es como una combinación de líquido, células y bacterias que se eliminan continuamente a través de la vagina. El propósito es limpiar y proteger la vagina, por lo que es necesario tenerlo para la buena salud de la mujer. La cantidad de moco vaginal puede ser diferente para cada mujer y puede cambiar a lo largo del mes. Un cambio significativo en las secreciones de moco puede indicar un problema de salud.

En este sentido, las mujeres deben estar atentas por si durante el mes experimentan un cierto cambio en su moco o flujo vaginal. Es importante estar atentas porque si siempre has tenido un tipo de moco vaginal y de repente cambia, es necesario que acudas a tu médico para saber si marcha todo correctamente o si es necesario explorar para saber si existe algún tipo de problema en tu salud.

Causas del moco vaginal excesivo

Pueden haber varios motivos por los que el cuerpo de una mujer segregue más moco vaginal del que debiera. Aunque en realidad, varias funciones corporales femeninas normales pueden aumentar las secreciones de moco. Estos incluyen el estrés emocional, la ovulación, el embarazo y la excitación sexual.

Pero también pueden haber problemas de salud, que te comentaremos a continuación.

La vaginitis es una infección bacteriana común en mujeresLa vaginitis es una infección bacteriana común en mujeres

Vaginitis

La vaginitis es una infección bacteriana común en mujeres causada por un desequilibrio de bacterias naturales en los tejidos vaginales. Los niveles de bacterias se pueden alterar de varias maneras: usar pantalones ajustados, usar jabones perfumados o duchas vaginales.

Los síntomas de la vaginitis difieren de una mujer a otra. Cuando ocurre la vaginitis, la cantidad de flujo, el color y el olor pueden cambiar de lo que una mujer experimenta típicamente. Las secreciones pueden aumentar significativamente. El olor es a menudo desagradable y el color puede ser blanco o verdoso. Los tejidos de la piel pueden inflamarse y picar. Se prescribe un antibiótico oral para tratar esta infección.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es otro tipo de infección vaginal que causa un aumento en las secreciones de moco. La causa de esta infección es la bacteria Gardnerella vaginalis. La razón por la cual las mujeres contraen esta bacteria no está clara, pero no se considera una infección de transmisión sexual. Los síntomas de la vaginosis bacteriana incluyen flujo vaginal blanco, gris o amarillento; un olor a pescado; picazón vaginal ardor vaginal; enrojecimiento de la vagina o la vulva; e hinchazón de la vagina o la vulva.

La tricomoniasis es una infección vaginal causada por Trichomonas vaginalisLa tricomoniasis es una infección vaginal causada por Trichomonas vaginalis

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una infección vaginal causada por Trichomonas vaginalis, un tipo de bacteria. Los síntomas pueden tardar mucho tiempo en aparecer. Los síntomas de esta infección incluyen dolor al orinar, picazón al orinar, mal olor y secreción inusual. Las secreciones mucosas de la vagina durante esta infección pueden ser acuosas, amarillentas, verdosas o burbujeantes.

Infección transmitida sexualmente

Existen dos tipos de infecciones de transmisión sexual, clamidia y gonorrea. Ambas pueden causar un aumento en el flujo vaginal. Estas infecciones se transmiten de una pareja sexual a otra. Los antibióticos se usan para tratar la bacteria. Algunas veces los síntomas no existen con estas infecciones. Cuando aparecen, consisten en flujo vaginal, mal olor y picazón.

Infección de levadura

La levadura se encuentra naturalmente en pequeñas cantidades en la vagina. Si crece demasiado de este hongo, el resultado es una infección por levaduras. Las infecciones por hongos son comunes y generalmente no son graves. Los síntomas incluyen un aumento significativo en el flujo vaginal que es blanco y con grumos, hinchazón alrededor de la vulva, dolor alrededor de la vulva, picazón intensa y dolor durante las relaciones sexuales. El tratamiento consiste en un medicamento antimicótico oral o vaginal.

Artículos recomendados