Menú
La píldora del día después: Cómo funciona y dónde adquirirla

EVITANDO EL EMBARAZO

La píldora del día después: Cómo funciona y dónde adquirirla

Este anticonceptivo se utiliza después de la relación sexual, ¿cómo funciona en realidad y qué efectividad tiene?

Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina Doctora en Psicología

La píldora del día después, también llamada píldora anticonceptiva de emergencia o píldora postcoital, es un método para prevenir embarazos que se utiliza después de la relación sexual en aquellas situaciones donde no se haya empleado un método anticonceptivo usual o éste haya fallado. Existen varios tipos de píldoras de este tipo, siendo la más común, y la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la que tiene como principio activo el levonorgestrel. Debe ser consumida lo más pronto posible tras el coito, teniendo de límite las 72 horas posteriores, pero su eficacia es mayor cuanto menos tiempo haya pasado.

Dónde podemos obtener la píldora del día después

Este medicamento se puede obtener en farmacias sin receta médica, pero también podemos acudir a nuestro médico de cabecera, ginecólogo o centro de planificación familiar para que nos la den. En cada sitio nos explicarán la eficacia y riesgos de la píldora, además de cómo y cuándo ingerirla. El precio de la píldora ronda los 20 euros, pero si acudimos a nuestro centro de salud nos la darán de forma gratuita. Las chicas de a partir de 16 años podrán adquirirla sin falta de consentimiento paterno.

Podemos adquirir la píldora del día después sin receta en farmaciasPodemos adquirir la píldora del día después sin receta en farmacias

Cómo funciona la píldora del día después

El principio activo de esta píldora es el levonorgestrel, perteneciente a la familia de medicamentos de las progestinas, una hormona sintética que imita el funcionamiento de la progesterona. Lo que hace este medicamento es evitar o retrasar la liberación del óvulo, impidiendo así que éste sea fecundado por los espermatozoides. También tiene el efecto de aumentar la densidad el moco cervical, que evita el avance de los espermatozoides a las trompas de Falopio. Se puede tomar en una dosis de 1.5 mg o dos de 0,75 mg con una diferencia de 12 horas.

La píldora del día después debe tomarse después de la relación sexual, y se utilizará en las siguientes situaciones: si no se ha empleado un método anticonceptivo durante el coito (preservativo, píldora anticonceptiva, parche, diafragma, etc), si el método utilizado ha fallado (rotura del preservativo, omisión o retraso de la toma de la píldora anticonceptiva o cualquier otro método similar, desprendimiento o colocación tardía del parche o el anillo hormonal vaginal, desplazamiento o rotura del diafragma, etc). Tenemos hasta 72 horas de límite para ingerir la pastilla, pero su eficacia va disminuyendo a medida que pasa el tiempo, especialmente cuando han pasado 48 horas, por eso lo más recomendable es tomarla en las primeras 24 horas.

Al tratarse de un mecanismo de emergencia, no deben utilizarse como método anticonceptivo de forma regular. Aunque no se ha encontrado aún que su uso prolongado suponga un riesgo para la salud, sí que puede provocar efectos secundarios, como irregularidad en la regla, además de que disminuye la eficacia de otros métodos anticoneptivos.

¿Se trata de una píldora abortiva?

Existe cierta polémica en torno a la píldora del día después y si se trata de un medicamento abortivo o no. La causa es que puede alterar el recubrimiento interno del útero y eso evitaría que un óvulo ya fecundado se implantara en las paredes del mismo. Sin embargo, no hay evidencia científica de que la píldora postcoital produzca ese efecto, y su actuación es anterior a que se produzca la fase de implantación. Tal y como indica la OMS, no se trata de una píldora abortiva, y una vez haya comentado ese proceso de implantación, no tiene ningún efecto. Por ello, las mujeres que tengan un embarazo no deben tomar esta pastilla, pero si lo hacen por error o accidente, se ha demostrado que no tiene efectos perjudiciales ni en la mujer ni en el feto.

Eficacia de la píldora del día después

Tal y como comentábamos más arriba, cuanto más pasa el tiempo más disminuye el efecto de la píldora del día después. Sin embargo, si se ingiere en las primeras 24 horas, la probabilidad de evitar el embarazo es del 95%. Si se hace entre las 24 y 48 horas, esta probabilidad disminuye al 85%, y si se toma entre los dos y tres días, es decir, entre las 48 y 72 horas, sólo hay un 58% de probabilidad de que funcione.

La píldora del día después se recomienda cuando otros métodos anticonceptivos fallanLa píldora del día después se recomienda cuando otros métodos anticonceptivos fallan

No tiene ningún efecto si se toma antes de la relación sexual, debe ser exclusivamente después. Si, por alguna razón, se vomita en las tres horas después de la toma de la píldora, será necesario volver a tomarla por precaución, pues quizá se haya expulsado. También hay una serie de medicamentos que pueden reducir su eficacia, por ello deberemos informar al médico o farmacéutico que nos la administra de si estamos siguiendo algún tratamiento.

En caso de que la píldora del día después se tome debido a un error en la toma de anticonceptivos hormonales (píldora, parche o anillo vaginal), habrá que tomar una serie de precauciones específicas necesarias de cada método hasta la siguiente menstruación. Por ejemplo, si se tomaba la píldora anticonceptiva se deberá empezar un envase nuevo al día siguiente de tomar la píldora postcoital, y si se trata del parche o el anillo, deberán colocarse de nuevo el mismo día que se tome el medicamento. Sin embargo, para prevenir nuevos embarazos habrá que utilizar preservativo hasta la llegada de la siguiente menstruación en todos los casos.

Es muy importante tener en cuenta que la píldora del día después no protege contra las Enfermedades de Transmisión Sexual ni el VIH, sólo el preservativo tiene la capacidad de proteger contra ellas.

Posibles efectos secundarios

El efecto secundario más común son las náuseas, pero sólo se da en menos de un 15% de los casos, y después están los vómitos, que se dan en menos del 6%. Si existe el temor a que se desarrollen estos efectos, podemos prevenirlos con algún otro medicamento indicado para evitar los vómitos o el mareo, aunque es recomendable preguntarle al profesional que nos la administre (médico de cabecera, ginecólogo o farmacéutico) que nos asesore en ese sentido. Otros efectos secundarios que pueden aparecer son: aumento o disminución del sangrado menstrual habitual, manchado o sangrado entre periodos menstruales, diarrea, cansancio, dolor de cabeza, mareos y dolor o mayor sensibilidad en los senos.

Los efectos secundarios, si se presentaran, desaparecen a los dos días. Sin embargo, puede darse una consecuencia más grave, como dolor intenso en la parte baja del abdomen, que aparecería a las 3-5 semanas de la ingesta de la píldora del día después. En caso de notar ese dolor, habrá que acudir a un centro médico de inmediato.

Artículos recomendados