Menú
Cómo protegerte del Alzheimer

ALZHEIMER

Cómo protegerte del Alzheimer

Si tienes familiares con Alzheimer es normal que te preocupes por tu salud... De esta manera podrás protegerte contra esta enfermedad.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La incidencia de demencia puede estar en aumento, pero afortunadamente estos trucos para la vida podrían ayudar a protegerte de la enfermedad de Alzheimer, o al menos, retrasar mucho su aparición. Si tienes algún familiar cercano que ha tenido o tiene Alzheimer es normal que te preocupes que tú también puedas padecerlo en el futuro.

Según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia , que contribuye al 60?70% de los casos. Y con alrededor de 50 millones de personas afectadas por demencia, y casi 10 millones de casos nuevos cada año, no es de extrañar que cada vez más personas estén buscando formas de prevenir el Alzheimer.

A continuación vamos a compartir contigo algunos hallazgos que apuntan que si tienes estos consejos en cuenta en tu vida, podrás prevenir o retrasar la llegada o la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

El sueño debe tratarse como una prosperidadEl sueño debe tratarse como una prosperidad

Hacer ejercicio

Es más que probable que hayas escuchado que el ejercicio es muy importante para la salud, pero es que hacer ejercicio es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti y para prevenir el Alzheimer. Cuando se trata de prevenir el deterioro cognitivo, puede ser mejor entrenar que hacer un crucigrama. Un estudio que abarcó más de 40 años encontró que las mujeres de mediana edad que tienen un alto nivel de condición física tienen casi un 90% menos de probabilidades de desarrollar demencia que las mujeres moderadamente en forma.

Otro estudio que se publicó en la  Academia Americana de Neurología, también encontró que, cuando las mujeres de muy buena condición física envejecían, desarrollaban una demencia en promedio 11 años más tarde que las mujeres que estaban moderadamente en forma.

Duerme mejor

Si tienes un buen horario de 8 horas de sueño por la noche, estarás en el camino correcto... pero si te das cuenta de que no duermes bien o luchas contra el insomnio, entonces es posible que no te guste tanto lo que podría ocurrir en el futuro.

Según una investigación realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, la falta de sueño causa enredos de tau en el cerebro, que están vinculados a la enfermedad de Alzheimer . Si bien la tau se encuentra incluso en el cerebro más sano, en ciertas condiciones se agrupa enredadas que dañan el tejido cercano y conducen a un deterioro cognitivo, creando placas. El insomnio acelera la propagación a través del cerebro de grupos tóxicos de tau.

Ya sea que tengas que programar una alarma a las 9 pm para recordarte que tienes que apagar el ordenador y cualquier pantalla para empezar a descansar. El sueño debe tratarse como una prosperidad, además de tener un buen estilo de vida, comiendo sano y haciendo ejercicio.

La contaminación del aire

Un estudio publicado en el  Journal of Alzheimer's Disease encontró que cuando las personas jóvenes están expuestas crónicamente a la contaminación del aire común en las áreas urbanas (conocidas como nanopartículas derivadas de la combustión y que son muy ricas en hierro), también tienen marcadores clave de la enfermedad de Alzheimer.

El insomnio acelera la propagación a través del cerebro de grupos tóxicos de tauEl insomnio acelera la propagación a través del cerebro de grupos tóxicos de tau

Vivir en un área urbana, cerca de una carretera concurrida, con un fumador e incluso conducir en tráfico intenso con las ventanillas del coche abiertas, es una forma de exponerte y a tu familia a altos niveles de contaminación del aire.

Si bien no todos pueden levantarse y abandonar sus hogares urbanos en favor de la vida en el campo, hay formas de reducir tu exposición a la contaminación del aire. Comienza plantando árboles en tu jardín y añade plantas purificadoras de aire en tu hogar. También puedes cerrar las ventanas de los coches cuando estás atascado en el tráfico o conduciendo en carreteras con mucho tráfico. 

¡No tomes alcohol!

Ese vaso de vino o dos puede ser tu capricho nocturno, pero también podría aumentar tu riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Una investigación que fue realizada por la Universidad de Illinois en Chicago encontró que los genes afectados por el alcohol y la inflamación también están implicados en los procesos que contribuyen al daño neuronal y al deterioro cognitivo asociado con la enfermedad de Alzheimer.

Artículos recomendados