Menú
Cómo reducir el tamaño de las glándulas sebáceas en la cara

ROSTRO Y PIEL

Cómo reducir el tamaño de las glándulas sebáceas en la cara

Descubre cómo puedes reducir el tamaño de las glándulas sebáceas en la cara, ¡te contamos cómo conseguirlo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Alguna vez has visto a alguien que le brille mucho la cara? Es posible que no estuviese sudando, simplemente es que tenía muchas glándulas sebáceas en su rostro que producían sebo. Pero estas glándulas sebáceas pueden ser más grandes de la cuenta y que por lo tanto produzcan ciertos problemas en quienes las tienen.

Pápulas de hiperplasia sebácea

Es probable que se produzcan glándulas sebáceas faciales grandes en personas con piel grasa y poros grandes. Las glándulas sebáceas generalmente son microscópicas y no se notan, pero en algunas personas pueden convertirse en pequeños tumores llamados pápulas de hiperplasia sebácea. 

Estas protuberancias blancas y duras no se reventarán como un grano; en su lugar, deben ser tratados en la consulta de un dermatólogo. Lo recomendable es cuidar las glándulas sebáceas agrandadas con una rutina adecuada de cuidado de la piel y una visita a tu dermatólogo.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que puedas acabar con estas glándulas sebáceas tan molestas de tu rostro y que de esta manera, tengas un rostro mucho más saludable.

Es probable que se produzcan glándulas sebáceas faciales grandes en personas con piel grasaEs probable que se produzcan glándulas sebáceas faciales grandes en personas con piel grasa

Lava tu cara dos veces al día

Lava tu cara dos veces al día con un limpiador que contenga retinol. Esto ayuda a eliminar toxinas de la piel, desatasca los poros y puede hacer que los poros parezcan más pequeños. Otros ingredientes beneficiosos de lavado facial de venta libre incluyen peróxido de benzoilo, azufre y ácido salicílico. Láva la cara con círculos pequeños hacia arriba y deje el limpiador puesto durante al menos 30 segundos. Después enjuaga con agua tibia y seca tu piel con una toalla limpia.

Tóner con algodón

Vierte un poco de tóner en una bola de algodón y deslízate por toda la cara. Si bien esto no ayudará a eliminar las glándulas más grandes, ayuda a mantener la piel libre de bacterias que causan el acné, las células muertas de la piel y el sebo que obstruyen los poros. Encuentra un tóner sin alcohol que contenga retinoides, antioxidantes y exfoliantes. 

Utiliza el tóner con un humectante no fragante, no comedogénico, incluso si tiene la piel grasa. Esto ayuda a devolver la hidratación necesaria a su piel para que sus glándulas no entren en exceso tratando de compensar la sequedad causada por cualquier medicamento.

Visita a tu dermatólogo y pregunta sobre una receta de ácido azelaicoVisita a tu dermatólogo y pregunta sobre una receta de ácido azelaico

Visita al dermatólogo

Visita a tu dermatólogo y pregunta sobre una receta de ácido azelaico. Este medicamento ayuda a evitar las bacterias comunes de la piel, como Proprionobacterium acnes y Staphylococcus epidermidis, y se cree que normaliza los procesos dentro de la glándula.  Tu dermatólogo también puede hablar sobre el uso de un medicamento antiandrogénico, que puede reducir la testosterona y suprimir la estimulación de las glándulas sebáceas.

Quita las protuberancias de las glándulas sebáceas agrandadas con un procedimiento en la consulta del dermatólogo. Las glándulas sebáceas gigantes pueden desaparecer cuando un ácido fuerte aplicado a la glándula se vuelve blanco, deja una costra y luego se cae en 10 días. 

Cuando tienes muchas pápulas de hiperplasia sebácea, el médico puede usar un tratamiento con láser llamado terapia fotodinámica. El láser activa una solución medicada alrededor de toda la cara para disolver la glándula sebácea. Este es un procedimiento rápido sin tiempo de inactividad.

Cuidado con el sol

Mantente alejado del sol. Usa un sombrero de ala ancha al caminar al aire libre y aplica un protector solar de amplio espectro con un FPS 30. La exposición prolongada al sol y el daño que causa es considerado un factor en la hiperplasia sebácea. La exposición prolongada a la luz solar puede dañar sus glándulas sebáceas, por lo que es crucial volver a aplicar protector solar varias veces al día y usar un humectante facial que tenga uno incorporado.

Artículos recomendados