Menú
Qué es el síndrome selfie o "selfitis" y cómo afecta a tu vida

SELFITIS

Qué es el síndrome selfie o "selfitis" y cómo afecta a tu vida

Descubre qué es el síndrome selfie o "selfitis" y cómo puede afectar a tu vida diaria, ¿realmente ocurre o son bulos?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando hablamos de tomarse un "selfie" es una "fotografía que una persona se hace de ella misma, generalmente una tomada con un teléfono inteligente o una cámara web y compartida a través de las redes sociales. Desde una perspectiva psicológica, la toma de selfies es una acción orientada a sí misma que permite a los usuarios establecer su individualidad y sentirse importantes, aunque también sea socia con rasgos de personalidad narcisista.

Es más que una simple fotografía

Sin embargo, tomarse una selfie es más que solo tomar una fotografía. Puede incluir la edición del color y el contraste, el cambio de fondos y añadir otros efectos antes de cargarlos. Estas opciones adicionales y el uso de la edición integradora han popularizado aún más el comportamiento de tomar selfies, particularmente entre los adolescentes y los adultos jóvenes.

Desde 2014, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) había clasificado la "selfitis" como un nuevo trastorno mental. Esto se define como el deseo obsesivo compulsivo de tomarse fotos y publicarlas en las redes sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y llenar un vacío en la intimidad".

También consideran que hay tres niveles del trastorno: límite (tomar fotos de uno mismo al menos tres veces al día pero no publicarlas en las redes sociales), agudo (tomar fotos de uno mismo al menos tres veces un día y publicar cada una de las fotos en las redes sociales), y crónica (necesidad incontrolable de tomarse fotos las 24 horas y publicar las fotos en las redes sociales más de seis veces al día).

Aunque en la actualidad no existe ningún trastorno de este tipo que se pueda diagnosticar, los tres niveles de selfitis parecen creíbles en cuanto al comportamiento de las personas en cuanto a las tomas de autofotos. Tanto es así, que a día de hoy hay personas que han muerto a causa de hacerse un selfie, como hacérsela en lugares peligrosos y caer al vacío a causa de esto. Se puede decir, ¡que la selfitis es mala para la salud física y mental de los afectados!

La toma de selfies es una acción orientada a sí misma La toma de selfies es una acción orientada a sí misma

¿Puede ser un comportamiento obsesivo?

Merece la pena reflexionar si esto puede convertirse en un comportamiento obsesivo. Un estudio publicado en Psychology Today, quiso saber si existía veracidad en cuanto al hecho de quetomar selfies se pudiese convertir en un comportamiento que puede llevar mucho tiempo y potencialmente obsesivo.

En su estudio, exploraron empíricamente el concepto de selfitis en dos estudios y recopilaron datos sobre la existencia de selfitis con respecto a los tres supuestos niveles (límite, agudo y crónico), y finalmente se desarrollaron su propia escala psicométrica para evaluar los subcomponentes de selfitis ( la 'Escala de Comportamiento de Selfitis').

Usaron estudiantes indios como participantes en su investigación porque India tiene el mayor número total de usuarios de Facebook por país. También sabían que India representa más muertes relacionadas con selfies en el mundo en comparación con cualquier otro país... con un total de 76 muertes reportadas de un total de 127 en todo el mundo desde 2014. (Esas muertes generalmente ocurren cuando las personas intentan tomar selfies en contextos peligrosos, como en el agua, desde las alturas, cerca de vehículos en movimiento, como trenes, o mientras posan con armas).

El estudio comenzó mediante el uso de entrevistas grupales con 225 adultos jóvenes con una edad promedio de 21 años para reunir un conjunto inicial de criterios que subyacen en la selfitis. Las preguntas de ejemplo utilizadas durante las entrevistas de grupos focales incluyeron '¿Qué te obliga a tomar selfies?', '¿Te sientes adicto a tomar selfies?' y '¿Crees que alguien puede volverse adicto a tomar selfies?' 

Fue durante estas entrevistas que los participantes confirmaron que parecían haber personas que se tomaban selfies obsesivamente, o, en otras palabras, que la selfitis al menos existe. Pero, dado que no recopilaron ningún dato sobre los impactos psicosociales negativos, aún no se puede afirmar que el comportamiento es un trastorno mental. Las consecuencias negativas del comportamiento son una parte clave de esa determinación.

Merece la pena reflexionar si esto puede convertirse en un comportamiento obsesivoMerece la pena reflexionar si esto puede convertirse en un comportamiento obsesivo

Los seis componentes de la selfitis, probados en otros participantes, fueron: mejoramiento ambiental (tomar selfies en lugares específicos para sentirse bien y presumir ante los demás), competencia social (tomar selfies para obtener más 'me gusta' en las redes sociales), atención : búsqueda (tomar selfies para llamar la atención de los demás), modificación del estado de ánimo (tomar selfies para sentirse mejor), confianza en sí mismo (tomar selfies para sentirse más positivo sobre uno mismo) y conformidad subjetiva (tomar selfies para encajar con el grupo social y los compañeros).

Los hallazgos mostraron que las personas con selfitis crónica tenían más probabilidades de estar motivadas para tomar selfies debido a la búsqueda de atención, la mejora ambiental y la competencia social. Los resultados sugieren que las personas con niveles crónicos de selfitis están tratando de adaptarse a las personas a su alrededor y pueden mostrar síntomas similares a otros comportamientos potencialmente adictivos. Otros estudios también han sugerido que una minoría de personas podría tener una ' adicción a las selfies'. 

Si crees que puedes tener este tipo de problema relacionado con la obsesión de hacerse selfies, tendrás que "desintoxicarte" como si de otro tipo de adicción se tratase. Ve a tu médico para que te derive a un profesional de salud mental que pueda evaluar si tu caso es grave o si por el contrario, se puede considerar un comportamiento normal. Aunque si crees que el hecho de querer hacerte selfies está perjudicando seriamente tu vida, entonces busca ayuda profesional para encontrar de nuevo tu calidad de vida, sin tener que hacerte tantas fotografías solo por conseguir "me gusta" en tus redes sociales.

Recuerda que las conductas igual que se aprenden se desaprenden y que con paciencia y un buen seguimiento por parte de un terapeuta, podrás conseguir buenos resultados para dejar de hacerte selfies cuando no corresponda o en contextos peligrosos. Es mejor vivir el momento y disfrutar del presente... ¿qué más da si no te haces un selfie con tu móvil? Es un momento que tienes que disfrutar, y hacerte una foto de vez en cuando, ¡no pasa nada! Simplemente que no debes convertir ese hábito en una obsesión.

Artículos recomendados