Menú
Ventajas de no comer carne: ¿realmente existen?

ALIMENTACIÓN

Ventajas de no comer carne: ¿realmente existen?

¿Realmente existen ventajas de no comer carne? Descubre a continuación si es buena o mala idea

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si bien es posible que no puedas imaginar renunciar al tocino o a las hamburguesas con queso, cambiar a una dieta basada en vegetales puede tener ventajas nutricionales y de salud. En muchos casos, puedes mejorar sus factores de riesgo para una variedad de enfermedades y problemas de salud simplemente reduciendo la cantidad de carne que comes, incluso si no la abandonas por completo.

No es necesario que te hagas vegano o vegetariano, ni mucho menos. Simplemente es buena idea que sepas qué tipo de ventajas tendrías en tu vida y tu salud si comienzas a reducir el consumo de carne en tu dieta o incluso si dejas de comerla.

Comer menos carne o seguir una dieta vegetariana te aportará beneficios para tu saludComer menos carne o seguir una dieta vegetariana te aportará beneficios para tu salud

Control de peso

Comer menos carne o seguir una dieta vegetariana te aportará beneficios para tu salud, debido a que si consumes una dieta basada en vegetales, tenderás a consumir menos calorías, menos grasa y tendrás un índice de masa corporal más bajo. 

El IMC es una estimación de los niveles de grasa corporal. Los alimentos de origen animal, como la carne y los productos lácteos, son altos en grasa, especialmente en grasas saturadas y colesterol. La grasa adicional en estos alimentos no solo aumenta el consumo de calorías, sino que también aumenta el riesgo de enfermedades crónicas.

La prevención de enfermedades

Renunciar a la carne puede reducir los riesgos de cáncer, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes, cálculos renales, cálculos biliares y osteoporosis. Además, comer más frutas y verduras puede reducir los riesgos de colesterol alto, ataque de corazón y accidente cerebrovascular. La disminución de estos factores de riesgo se debe en parte a una menor ingesta de colesterol, ya que los alimentos de origen vegetal no tienen colesterol y los productos lácteos tienden a ser más bajos en colesterol que en la carne.

Beneficios económicos

Comer menos productos cárnicos o eliminarlos por completo de tu dieta en lugar de sustitutos a base de verduras puede ahorrarte desde unos pocos céntimos por comida hasta cientos de eruos al mes, además de reducir los costes de producción de alimentos. 

Para producir 2.000 calorías de carne de res, el requerimiento promedio de calorías diarias para una persona, una vaca debe consumir 20.000 calorías de maíz. La proteína es un componente nutricional importante de la carne. El ganado produce 19 kilos de proteína por acre por año. Si los productos de soja son parte de tu dieta vegetariana, estás aumentando los beneficios económicos de no consumir carne, porque la soja produce 200 kilos de proteína por año.

Ventajas ecológicas

Las dietas basadas en plantas también ofrecen mayores beneficios para el medio ambiente que las dietas que incluyen carne. Las dietas vegetarianas consumen aproximadamente una tonelada y media menos de dióxido de carbono por año que las dietas típicas de carne. Las carnes y los productos cárnicos, así como los métodos utilizados para procesarlos, generan más contaminación y requieren más recursos que los métodos de producción para productos de origen vegetal. Entonces, el vegetarianismo puede ser una opción ambientalmente consciente, económica y saludable.

Las dietas basadas en plantas también ofrecen mayores beneficios para el medio ambienteLas dietas basadas en plantas también ofrecen mayores beneficios para el medio ambiente

Desafíos nutricionales

Hay varias variedades de dietas vegetarianas, como veganos que no comen productos de origen animal, lacto vegetarianos, cuyas dietas incluyen productos lácteos, pero no carne, pollo, pescado o huevos, y vegetarianos parciales que toman pescado o aves de corral. Mantener un equilibrio nutricional adecuado implica conocer las deficiencias nutricionales en tu elección de dieta. Si eres vegano o vegetariano, es posible que no estés teniendo el calcio que necesitas de tu dieta. El consumo de vegetales con alto contenido de calcio, como el brócoli, la col rizada y las coles puede ayudar a corregir este desequilibrio nutricional. 

Tu dieta también puede carecer de cantidades suficientes de vitaminas D y K. Los alimentos que suministran cantidades más altas de estos nutrientes incluyen verduras de hoja verde y alimentos fortificados como leche de soja, leche de arroz, jugo de naranja orgánico y cereales, también es recomendable tomar suplementos de vitaminas. Si quieres seguir este tipo de dieta habla con un nutricionista para que te pueda realizar una dieta sin que te falte ningún nutriente.

Artículos recomendados