Menú
¿Merece la pena hacer yoga una vez por semana?

YOGA

¿Merece la pena hacer yoga una vez por semana?

Si te gusta el yoga pero no tienes mucho tiempo durante la semana, ¿merece la pena hacerlo solo una vez en 7 días?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Para muchos el yoga es una práctica complementaria a otros ejercicios más aeróbicos o de fuerza. Es una manera de conectar el cuerpo con la mente y solo se sabe los beneficios que tiene para el cuerpo, cuando se realiza durante un tiempo prolongado de tiempo. En ocasiones, las personas solo pueden hacer yoga una vez por semana porque no tienen tiempo para más. Las responsabilidades diarias hacen que encontrar tiempo sea más complicado de la cuenta.

Pero, si practicas yoga una vez por semana, ¿merece la pena hacerlo o mejor no intentarlo siquiera porque no notarás los beneficios? ¿Quizá merezca más la pena buscar tiempo para realizar más sesiones de yoga? Con el yoga, más es más, y te sentirás mejor y progresarás más con cada clase extra que tomes. Pero una práctica de clase o dos a la semana todavía puede aportarte beneficios físicos y mentales.

Para muchos el yoga es una práctica complementaria a otros ejercicios más aeróbicos o de fuerzaPara muchos el yoga es una práctica complementaria a otros ejercicios más aeróbicos o de fuerza

Pros u contras de hacer yoga una vez por semana

Cada clase lo ayudará a sentirte más flexible y menos estresado y ambas cosas son buenas para ti. Una sesión semanal también puede alimentar tu motivación para hacer más yoga. El valor de tomarte el tiempo para cuidarte a ti mismo y escuchar tu cuerpo no puede ser exagerado, y el yoga es una excelente manera de alentar a ambos.

Sin embargo, la desventaja de practicar yoga una vez a la semana es que es como volver a empezar cada vez cada vez que comienzas una sesión semanal. Es probable que sientas dolor porque se te generen agujetas, después de cada clase. Sentirás los beneficios de una sesión individual, pero es difícil desarrollar verdaderamente tus habilidades, fuerza y flexibilidad con solo 4 sesiones mensuales.

Esto es especialmente cierto cuando eres nuevo en el yoga y aprendes las diferentes posturas. Esto podría hacer que sea más desafiante para ti motivarte para continuar, ya que puedes sentirte atrapado en el modo principiante por siempre.

Cómo encajar el yoga en tu horario ocupado

El yoga trata sobre la flexibilidad (física y mental). Hay muchas maneras de hacer yoga en un horario cargado de otras responsabilidades. Si ya has aprovechado el tiempo para hacer ejercicio, considera dedicar algunas de esas sesiones de entrenamiento semanales al yoga. Si comienzas desde cero, eloige una clase de fin de semana o temprano por la mañana para comenzar. También puedes probar:

El yoga trata sobre la flexibilidad tanto física como mental)El yoga trata sobre la flexibilidad tanto física como mental)
  • Una clase al medio día en tu hora de comida en el trabajo
  • Hacer yoga en tu casa cuando tengas un poco de tiempo libre
  • Hacer yoga en casa siguiendo un vídeo de Youtube en el momento que mejor te venga del día
  • Hacer una sesión nocturna en tu casa antes de meterte en la cama

Si estás haciendo otros ejercicios, busca formas de programarlos para que se coordinen con una clase de yoga. ¿Puedes correr, caminar o ir en bicicleta a la clase de yoga, añadiendo un entrenamiento aeróbico a tu práctica? ¿Se ofrece yoga en el mismo gimnasio donde haces ejercicios de fuerza o cardio, ya sea antes o después de la clase de yoga o en días alternos? Mira a ver si puedes encontrar clases de yoga que te ofrezcan cerca de tu lugar de trabajo, tu casa o donde tus hijos tengan práctica deportiva u otras actividades.

Pide ayuda a tu pareja u otras personas en tu vida (por si tienen que cuidar de tus hijos) para que tengas tiempo de asistir a clases con más frecuencia al principio, lo que puede ayudarte a establecer una práctica. Aquellos que te quieren también pueden estar contentos de verte usar tu tiempo para trabajar en tu mente y cuerpo. Una vez que hayas hecho espacio en tu vida para esas clases, es posible que pueda añadir más con el tiempo en cuanto te sientas más cómodo.

Recuerda que uno de los principios del yoga es la veracidad (satya), o ser honesto contigo mismo y con los demás. Si estás en un momento de tu vida en el que realmente no puedes dedicar más tiempo al yoga que el que ya tienes, acepta eso y aprecia los beneficios que obtienes de las sesiones a las que puedes comprometerte.

Artículos recomendados