Menú
Dile adiós a los granos quísticos para siempre

GRANOS

Dile adiós a los granos quísticos para siempre

Si sueles tener granos quísticos, ha llegado el momento de que sepas cómo acabar con ellos para siempre...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las espinillas, o acné, son el resultado de la irritación de los folículos pilosos de la piel. Según la Academia Estadounidense de Médicos de Familia, los aceites naturales producidos por tu cuerpo pueden bloquear los folículos capilares. El bloqueo, junto con las bacterias que viven en tu piel, puede producir una protuberancia o lesión, o un grano. 

Las espinillas quísticas, a veces llamadas nódulos, se forman cuando la irritación e inflamación de los folículos pilosos se extienden profundamente en las capas de la piel. Los quistes pueden volverse grandes, dolorosos y dejar cicatrices cuando sanan. Los medicamentos y los hábitos de limpieza de cuidado pueden ayudarte a deshacerte de un grano quístico.

Di adiós a los granos quísticos con medicamentos tópicos

Usa un medicamento tópico de venta libre para el acné para tratar de deshacerte de tu espinilla quística. Las cremas o geles de este tipo generalmente contienen peróxido de benzoilo o ácido salicílico, dos sustancias que, pueden destruir las bacterias en la piel y secar parte del aceite. Si solo tienes una espinilla quística y tu acné es de leve a moderado, las preparaciones de venta libre pueden ser un tratamiento efectivo.

Usa un medicamento tópico de venta libre para el acné para tratar de deshacerte de tu espinilla quísticaUsa un medicamento tópico de venta libre para el acné para tratar de deshacerte de tu espinilla quística

Habla con tu dermatólogo

Programa una cita con el dermatólogo si tu acné quístico no responde a los medicamentos de venta libre. Las cremas o lociones más fuertes que contienen retinoides o antibióticos pueden reducir la inflamación de un grano quístico y matar las bacterias presentes. Las cremas recetadas pueden ser irritantes para tu piel o hacer que se vuelva más sensible a la luz solar, así que tienes que asegurarte de usar solo según las indicaciones de tu médico.

Pregúntale a tu dermatólogo acerca de tomar antibióticos orales para tratar el acné quístico. Los medicamentos sistémicos, como la tetraciclina, la doxiciclina y la azitromicina, pueden ayudar a eliminar el acné quístico al reducir la inflamación en el cuerpo. Tu médico también puede pedirte que uses un medicamento tópico al mismo tiempo.

Al mismo tiempo tienes que deshacerte de quistes considerables que también son dolorosos, con inyecciones. La Academia Estadounidense de Dermatología afirma que algunas personas encuentran alivio del dolor de los medicamentos corticosteroides inyectados directamente en las espinillas quísticas. Los corticosteroides reducen la inflamación y pueden promover la curación cuando otros métodos han fallado.

Habla con tu médico

Consulta con tu médico para determinar si eres un candidato ideal para la isotretinoína, un poderoso medicamento aprobado para tratar el acné quístico severo que no responde a tratamientos menos agresivos. La isotretoinoína, que se vende bajo la marca Accutane, es un medicamento oral y se prescribe por un período de tres a cuatro meses para eliminar las espinillas quísticas resistentes. 

El medicamento no puede ser usado por mujeres embarazadas. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia informa que la isotretinoína puede causar abortos espontáneos y defectos congénitos graves. Las mujeres que eligen este régimen deben usar dos formas confiables de control de la natalidad.

Puedes lavarte La cara regularmente con un limpiador suavePuedes lavarte La cara regularmente con un limpiador suave

Otros consejos

Además de lo comentado más arriba, es buena idea que tengas en cuenta otros consejos para reducir ese grano quístico que tanto te incomoda. Por ejemplo, puedes lavarte La cara regularmente con un limpiador suave cuando tengas granos quísticos. Los limpiadores abrasivos pueden agravar la inflamación y empeorar el acné. Un jabón suave y sin fragancia, agua tibia y un paño suave (o los dedos) pueden ayudarte a controlar los aceites y minimizar brotes futuros.

Recuerda que nunca debes apretar, ni explotar, ni tampoco intentes abrir un grano quístico. En lugar de deshacerte del grano, puedes propagar bacterias, aumentar la inflamación y causar cicatrices permanentes además de que te salgan más granos en otras zonas al extender la afección de un lugar de la piel a otros.

Artículos recomendados