Menú
Las bebidas energéticas y su peligro para la salud

SALUD

Las bebidas energéticas y su peligro para la salud

Las bebidas energéticas no tienen ningún tipo de valor nutricional para la salud, mientras que por el contrario contienen altas cantidades de azúcares y de cafeína

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

En los últimos años se han puesto muy de moda entre los niños y los adolescentes las famosas bebidas energéticas. Las cifras así lo demuestran y es que un 70% de los jóvenes suelen ingerir este tipo de bebidas de una manera habitual.

En los últimos años se han puesto muy de moda entre los niños y los adolescentes las famosas bebidas energéticasEn los últimos años se han puesto muy de moda entre los niños y los adolescentes las famosas bebidas energéticas

Hay que partir de la base de que una bebida energética no es lo mismo que una bebida isotónica. La segunda es una bebida apta para el deporte ya que ayuda a rehidratarse y a reponer los minerales perdidos al hacer algún tipo de actividad física. En el caso de la primera, se trata de una bebida con grandes cantidades de azúcares que ayudan a estimular al organismo.

Qué contienen dichas bebidas energéticas

Las bebidas energéticas tienen un valor nutricional totalmente nulo y están compuestas de las siguientes sustancias dañinas para la salud:

  • 14 gramos de azúcar por cada 100 ml de bebida.
  • 37 mg de cafeína por cada 100 ml de bebida.
  • Taurina que es un estimulante que afecta al sistema nervioso.

De esta manera, una lata de bebida energética puede tener la misma cantidad de cafeína que una taza de café. Aparte de ello, contiene mucha más azúcar de lo que la OMS recomienda tomar a diario por una persona adulta. Por tanto, se trata de bebidas que son muy dañinas para la salud y que ningún adulto y menos los niños, deberían probar bajo ningún concepto.

Qué efectos provoca en los niños y en los jóvenes

La ingesta habitual de bebidas energéticas tiene efectos muy negativos para la salud de las personas, en especial para niños y jóvenes:

  • Problemas emocionales como la depresión o la baja autoestima.
  • Exceso de ansiedad y de nerviosismo.
  • Problemas a la hora de conciliar el sueño.
  • Bajo rendimiento en la escuela.
  • Dificultades para poder concentrarse.
  • Hipertensión arterial.

Por si esto no fuera poco, las grandes cantidades de azúcar que contienen las bebidas energéticas provocan problemas relacionados con la obesidad y el sobrepeso. Por desgracia, cada vez son más los niños los que sufren dichos problemas con el peso. Los malos hábitos de comida entre los que se incluye la ingesta excesiva de este tipo de bebidas, son los causantes del citado sobrepeso.

Mezclar el alcohol con las bebidas energéticas

El riesgo es mucho mayor para la salud, cuando se decide mezclar tales bebidas con alcohol. La cafeína presente de manera excesiva en las bebidas energéticas, hace que se pierda la noción de lo que se bebe, pudiendo llegar a provocar una intoxicación etílica con todo lo que ello conlleva para la salud.

El combinar tales productos también puede causar problemas cardíacos como taquicardias y aumentar de manera peligrosa la tensión arterial. El daño para la salud es mucho mayor debido a que además de la ingesta de bebidas energéticas, el joven termina bebiendo grandes cantidades de alcohol.

Por si esto no fuera poco, son muchos los estudios los que señalan que los jóvenes que beben de manera habitual y frecuente este tipo de productos, tienen más posibilidades de acabar consumiendo alcohol y drogas.

Es un auténtico riesgo para la salud el tomar productos como las bebidas energéticasEs un auténtico riesgo para la salud el tomar productos como las bebidas energéticas

En definitiva, es un auténtico riesgo para la salud el tomar productos como las bebidas energéticas. En la actualidad, es una bebida que consumen sobre todo los niños y los jóvenes. Es por ello que los padres tienen una parte importante de la culpa, ya que es responsabilidad de los mismos que los menores no terminen por ingerir las citadas bebidas energéticas.

Como has podido ver, dichas bebidas no tienen ningún tipo de valor nutricional para la salud, mientras que por el contrario contienen altas cantidades de azúcares y de cafeína. Es importante por tanto el tomar rápidamente cartas en el asunto, ya que por desgracia son cada vez más los niños y los jóvenes lo que ingieren este tipo de bebidas energéticas.

Artículos recomendados