Menú
Causas y tratamientos para las boqueras o queilitis angular

BOQUERAS

Causas y tratamientos para las boqueras o queilitis angular

Las boqueras o queilitis angular son bastante habituales, puedes saber por qué ocurre y los tratamientos adecuados.

Maria del Carmen Roldán Prieto

La queilitis angular, comúnmente conocida como boqueras, es una afección que causa manchas rojas e inflamadas en las comisuras de la boca, en el punto en el que los labios se juntan y forman un ángulo. También se la puede llamar estomatitis angular. Puede aparecer en ambas comisuras de la boca o en solo en uno de los lados.

Síntomas de la queilitis angular

El primer síntoma de las boqueras es la irritación y el dolor en la comisura de la boca. Pueden aparecer en uno o ambos lados las siguientes señales:

  • Sangrado
  • Aparición de ampollas
  • Piel agrietada alrededor de las comisuras
  • Aparición de costras
  • Picor
  • Dolor
  • Enrojecimiento de la piel
  • Piel escamosa
  • Inflamación de la(s) comisura(s)

Se pueden sentir más molestias en los labios, así como sequedad. A veces, también se puede sentir ardor en los labios y en la boca, además de tener un mal sabor de boca de manera constante. Si la irritación es muy molesta puede que se tenga más dificultades para comer, por lo que es posible que se pierda peso debido a que se comerá menos cantidad de alimento, si es que se puede ingerir algo.

El primer síntoma de las boqueras es la irritación y el dolorEl primer síntoma de las boqueras es la irritación y el dolor

Causas de la queilitis angular

Las boqueras aparecen cuando la saliva queda atrapada y se acumula en las comisuras de la boca, esta es una de las causas principales de su aparición. En el momento en el que esta saliva se seca, la piel de esa zona tiende a agrietarse. Si esto sucede, la tendencia normal es lamerse los labios con frecuencia para calmar la piel agrietada. Esto hace que las comisuras de la boca tengan calor y humedad constantemente, y esta es una condición perfecta para que los hongos aparezcan, crezcan, se multipliquen y causen infecciones.

Por tanto, la infección por hongos es una de las causas más comunes de queilitis angular. Por lo general, es causada por un tipo de hongo llamado cándida, el mismo hongo que causa la dermatitis del pañal en los bebés. Ciertas cepas de bacterias también pueden causar esta afección.

Si no se encuentra una causas específica para su aparición aparte de las mencionadas aquí, entonces recibe el nombre de queilitis angular idiopática.

Factores de riesgo para la queilitis angular

Es más probable padecer queilitis angular si las comisuras de la boca están húmedas la mayor parte del tiempo. Esto puede suceder por muchas razones de diversa índole, como por ejemplo las siguientes:

  • Llevar aparato dental u ortodoncia
  • Usar una dentadura postiza que no se adapta del todo bien a la boca
  • Lamerse los labios en exceso
  • Padecer tialismo o exceso de saliva en la boca
  • No tener los dientes correctamente alineados
  • Flacidez facial o que la piel de las mejillas esté caída debido a una pérdida de peso o a la edad
  • Chuparse el dedo pulgar, una acción típica de los bebés y niños pequeños
  • Fumar
  • Falta de vitaminas, como la vitamina B o falta de hierro

Ciertas condiciones médicas pueden aumentar el riesgo a tener boqueras:

Es común que las personas con diabetes contraigan infecciones fúngicasEs común que las personas con diabetes contraigan infecciones fúngicas

La queilitis angular y la diabetes

Es común que las personas con diabetes contraigan infecciones fúngicas como esta. Esto se debe a que los hongos como la cándida se alimentan de glucosa, que no es otra cosa que el azúcar de la sangre. Esta glucosa es utilizada como fuente de energía por el cuerpo humano. La diabetes consiste en tener demasiada glucosa en la sangre, por lo que aumenta el riesgo de que el hongo se reproduzca con mayor facilidad porque dispone de mayor alimento para su supervivencia.

La glucosa extra puede crear un caldo de cultivo para los hongos. La diabetes también debilita el sistema inmunológico, lo que hace que sea más difícil combatir las infecciones como las fúngicas.

Mantener los niveles de glucosa en sangre puede prevenir afecciones como la queilitis angular o las boqueras. Por tanto, si padeces diabetes, es recomendable llevar una vida sana, esto es: comer equilibradamente, hacer ejercicio, no fumar, y tomar la insulina correctamente.

Diagnóstico de la queilitis angular

Para averiguar si padeces esta afección, tu médico examinará concienzudamente tu boca para detectar grietas, enrojecimiento, inflamación o ampollas. También te preguntará sobre tus hábitos, por si hicieras algo que perjudicara a tus labios.

Otras afecciones, como el herpes labial o el liquen plano erosivo, pueden causar síntomas similares a la queilitis angular. Por este motivo, tu médico puede tomar una muestra de las comisuras de tu boca y de la nariz para enviarlo a que se analice en un laboratorio y ver qué tipos de bacterias y hongos pueden estar presentes.

Tratamiento de la queilitis angular

El objetivo principal del tratamiento es eliminar la infección y mantener el área seca para que la piel no vuelva a infectarse. Tu médico te puede mandar una pomada antimicótica para tratar las infecciones fúngicas.

Si la queilitis angular no es causada por una infección micótica o bacteriana, tu médico te puede recomendar que te pongas vaselina en las áreas inflamadas para proteger tu boca de la humedad. De esta manera, las llagas pueden sanar más fácilmente.

Artículos recomendados