Menú
Causas de la ira en el narcisista

NARCISISTAS

Causas de la ira en el narcisista

La rabia en el narcisista puede socavar relaciones e incluso, acabar con su propia salud mental...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Una persona que es narcisista solo se preocupa por sí mismo, no tiene empatía por los sentimientos de los demás e incluso puede tener comportamientos manipuladores solo para su beneficio personal. Una persona narcisista o con trastorno de personalidad narcisista no querrá ayuda profesional porque no siente que lo necesite, aunque está claro que sería bueno para su salud mental y para conseguir una relación más saludable consigo mismo y con los demás.

El narcisismo o trastorno de personalidad narcisista es un diagnóstico bajo la clasificación de los trastornos de personalidad. La rabia narcisista ocurre cuando la persona con narcisismo percibe que está siendo atacada por otra persona (ocurra en realidad o no). Para comprender la ira narcisista, es importante comprender las características subyacentes del trastorno de la personalidad. 

La autoestima grandiosa, la vanidad y pensar que tienen más derechos que otra persona son las características principales de este trastorno de personalidad. Cuando esto es desafiado, puede llevar a un término conocido como rabia narcisista.

El narcisismo o trastorno de personalidad narcisista es un diagnóstico bajo la clasificación de los trastornos de personalidadEl narcisismo o trastorno de personalidad narcisista es un diagnóstico bajo la clasificación de los trastornos de personalidad

Confianza desafiada

Una apariencia de confianza, seguridad en sí mismo y pensar que tienen más derechos que otros son importantes para un narcisista. Detrás de la apariencia, sin embargo, es una persona forjada con la insuficiencia y la inseguridadUn narcisista a menudo impone exigencias poco realistas a otros en el curso de las relaciones. 

Estas demandas a menudo llevan a ser desafiadas por el compañero. Cuando es desafiado, el frágil ego del narcisista es incapaz de aceptar la idea de que estaba equivocado o visto como imperfecto, lo que en última instancia conduce a un desdén hirviente para el retador. En el momento de ser desafiado, el narcisista percibe un ataque que se está lanzando sobre él y responde con rabia hacia esa persona para recuperar los sentimientos de superioridad.

Daño a su estima

La lesión de la autoestima del narcisista subyace en un sentido rotundo de vergüenza y fracaso. El narcisista proyecta el derecho y la auto-importancia a menudo a extremos increíbles. Cuando otros observan y señalan los fallos de un narcisista, la abrumadora sensación de vergüenza provoca una reacción violenta hacia la persona que percibe como el autor de la acusación de fracaso. 

La rabia se apunta a vengarse del acusador. Esto a menudo afecta la capacidad del narcisista para pensar de manera clara y racional en el manejo de la situación. La necesidad de venganza, a menudo llamada rabia explosiva, no cede hasta que el narcisista ha colocado el castigo apropiado sobre el acusador. Esto a menudo conduce a actos de violencia de forma impulsiva. Lo peor de todo, es que como la persona narcisista no tiene empatía y no le importan los sentimientos de los demás, no sentirá ni un ápice de arrepentimiento después de realizar sus actos violentos. De esta manera, puede incluso tener problemas con la justicia.

El narcisista tiene un sentido falso de quién es él y sus capacidadesEl narcisista tiene un sentido falso de quién es él y sus capacidades

Falso sentido del yo

El narcisista tiene un sentido falso de quién es él y sus capacidades. Esto a menudo se inculca en la infancia y se nutre de cuidadores que aceptan nada menos que la perfección del niño. Detrás de este falso sentido del yo está el sentimiento narcisista de que no es amable por quién es él o por lo que ofrece en las relaciones. 

En una relación íntima, cuando el narcisista percibe a su amante como incrédulo acerca de quién es él, esto hace que surja la ira o rabia narcisista. El narcisista es propenso a las relaciones superficiales que nutren el falso sentido del yo. Cuando una persona se acerca demasiado al narcisista, esto altera el equilibrio de lo que entiende por estar con quien el amante realmente percibe que es, tentando aún más la defensa del narcisista. En este sentido, una persona narcisista no podrá tener relaciones íntimas verdaderas o duraderas, porque no permitirá que conozcan sus vulnerabilidades que restarían credibilidad a su "ser perfecto".

Artículos recomendados