Menú
Consejos para disfrutar la Nochevieja sin pasarte

NOCHEVIEJA

Consejos para disfrutar la Nochevieja sin pasarte

Si quieres disfrutar de la Nochevieja como es debido, sé consciente que es mejor no pasarte de la raya...

Alba Gómez Etayo

La cuenta atrás ya ha comenzado. La Nochevieja está a la vuelta de la esquina, y, con ella, los excesos. Los menús vienen cargados de grasa, azúcar y alcohol para despedir el año y dar la bienvenida al siguiente, al cual miramos con ilusión y optimismo. Pero para ello no es necesario despilfarrar y perjudicar nuestra salud, pues precisamente ésta ocupa el primer puesto de nuestros deseos para los próximos 365 días.

La cena del 31 de diciembre bien podría apodarse como "el último atracón del año", pues no faltan todo tipo de aperitivos, un gran plato principal y un postre bien dulce. Pero esto no es todo, sino que el toque especial lo ponen el brindis post-campanadas y un gran surtido de dulces navideños que van acompañados de unos combinados para celebrar por todo lo alto la entrada al nuevo año. Un menú ante el que deberíamos reflexionar y hacernos la siguiente pregunta: ¿Nos estamos excediendo?

Bien es cierto que "una vez al año no hace daño", mas la contundente cena de Nochevieja no viene sola, sino que a ella le preceden unos días donde no faltan los turrones, los polvorones, los mazapanes... en definitiva, todo tipo de dulces que perjudican nuestra salud. Pero no nos alarmemos, pues las claves explicadas a continuación nos permitirán vivir las fiestas, y, en especial, la cena de Nochevieja, de una manera saludable sin privarnos de los deliciosos manjares que nos ofrecen estas fechas.

Prepara una cena baja en caloríasPrepara una cena baja en calorías

Prepara una cena baja en calorías

Disfruta de la Nochevieja sin pasarte con estos consejos:

  1. Moderación. Siempre esperamos que nuestros comensales lleguen a las uvas con la tripa bien llena, un claro error el cual debemos erradicar. Nuestros platos deben ser variados, para así probar de todo y en pequeñas cantidades, siendo los alimentos destacados las ensaladas y las verduras, las cuales suponen un apetecible y saludable acompañamiento al resto de platos, como puede ser un típico cordero.

  2. Para abrir boca, los fiambres y embutidos son los reyes de la pista. Además, la mayonesa suele acompañar a los langostinos y gambones, productos indispensables en nuestra mesa. Para eliminar las grasas, los bastoncitos de verduras y las galletas de cóctel pueden resultar una buena opción, mientras que podemos prescindir de la mayonesa a cambio de unos deliciosos quesos untables descremados. Pero, ¿debemos decir adiós a los fiambres? De eso nada, pues podemos comerlos de una manera más sana, ya sea un lomo horneado o una pechuga de pavo cocida.

  3. Antes de cocinar aves, elimina la piel para reducir la cantidad de grasa. Y para una deliciosa degustación, acompáñalas de alguna salsa baja en calorías o mostaza.

  4. Tanto en el caso de la carne como en el del pollo, el primer paso debe ser depostar la carne para limpiar bien la grasa. Las parrillas o asederas con rejilla son utensilios perfectos para cocinar, pues de esta manera la grasa, que se derrite con el calor del horno, cae y deja nuestro plato libre de calorías.

  5. Ya quedaron atrás los pesados postres cargados de azúcar. Las frutas cortadas en láminas, brochetas o incluso en una especie de ensalada son unos saludables sustitutivos que pondrán el toque final al menú.

  6. No abusar del alcohol. A la cena le sigue la fiesta, donde las bebidas alcohólicas son las grandes protagonistas. A ellas debe acompañarles un vaso de agua para controlar la ansiedad y saciarse con un líquido 0% calórico.

Aun teniendo en cuenta las citadas pautas para que las calorías no nos posean el último día del año, no debemos olvidarnos de hacer ejercicio. Y es que siempre nos dejamos llevar por algún que otro caprichillo o, más bien, exceso. Pero las Navidades también hay que disfrutarlas, y aunque nos dejemos embaucar por ese excesillo que tanto nos gusta siempre podemos recurrir a una rutina deportiva para que no haga mella en nosotros. 30 minutos de actividad es una buena media para mantenernos en forma y, lo que es más importante, libres de perjudiciales calorías. Con 3 o 4 días a la semana será suficiente, no solo para erradicar de nuestro cuerpo las calorías sino también para recuperar la masa muscular, la cual se ve especialmente afectada.

Debemos prestar atención a nuestra salud y a la de nuestros invitadosDebemos prestar atención a nuestra salud y a la de nuestros invitados

Ten en cuenta que la Nochevieja no es sinónimo de despilfarre, calorías y alcohol. Debemos prestar atención a nuestra salud y a la de nuestros invitados, ofreciendo platos exquisitos a la par que saludables. Con las pautas citadas en este artículo, tus comensales quedarán saciados y recibirán satisfechos el nuevo año tras degustar un delicioso y diferente menú donde las calorías no nos jugarán una mala pasada. Y es que no es necesario venirse arriba para sorprender, sino que en muchas ocasiones lo sencillo es el resultado de un éxito garantizado. Recuerda que la Nochevieja se puede disfrutar sin pasarse, y que siempre hay cabida para algún que otro manjar. Pero recuerda: todo en su justa medida.

Artículos recomendados