Menú
Las principales causas que te llevan a urgencias en Nochevieja

NOCHEVIEJA

Las principales causas que te llevan a urgencias en Nochevieja

Aunque en Nochevieja la idea es celebrar una fiesta para despedir el año, muchas personas acaban en urgencias por distintos motivos.

Antonia Torres Gutiérrez

Nadie se imagina cuando está planificando su fiesta de Nochevieja, que existen muchas causas que te pueden llevar a urgencias de forma inesperada. Accidentes domésticos, indigestiones, intoxicaciones alimentarias entre otras muchas causas, llevan cada año, a cientos de personas a la sala de urgencias en la última noche del año.

En muchos casos, es inevitable tener que acudir a los servicios médicos aún siendo Navidad, es muy frecuente recibir a pacientes con las típicas molestias de la temporada, catarros, gripes y otros virus comunes. Sin embargo, cada año las urgencias médicas se llenan de casos que con un poco de precaución, se podrían evitar.

Situaciones habituales que propician una visita a urgencias en Navidad

La mayoría de las situaciones habituales que causan una visita urgente a los servicios médicos, se podrían evitar de forma sencilla. Los nervios de la Nochevieja se vuelven especialmente traicioneros, provocando multitud de situaciones complicadas y accidentes domésticos que pueden fastidiarte de un plumazo la noche más especial de año.

Evitar muchos de estos accidentes es posible, solo necesitas planificar con antelación y seguir algunos consejos. De esta forma, podrás disfrutar de una cena especial en compañía de tus familiares o amigos y dar a bienvenida al año como se merece.

Accidentes domésticos

Los anfitriones, se pasan el día de Nochevieja preparando todo para recibir a los invitados. Son muchas las tareas que se acumulan ese día, recibir invitados en casa te lleva a querer tener todo perfecto y las horas vuelan sin que te des cuenta. Especialmente en la cocina, suelen ocurrir diferentes accidentes que acaban en urgencias y que podrías evitar.

Los nervios de la Nochevieja se vuelven especialmente traicionerosLos nervios de la Nochevieja se vuelven especialmente traicioneros
  • Cortes con cuchillos mientras preparas la cena
  • Cortes importantes con el cuchillo jamonero
  • Quemaduras de distintos grados, por descuidos al manipular las herramientas de cocina

Todo esto, provocado por los nervios y las prisas por querer hacerlo todo a la vez. Para evitar este tipo de accidentes, es importante organizar y planificar bien el día. Mientras estés cocinando, debes poner todos tus sentidos en esa tarea. De esta forma, además de evitar todos esos posibles accidentes, te asegurarás de que la comida está preparada con calma y el paladar lo notará.

No dudes en pedir ayuda, muchas personas sienten que tienen que hacerlo todo para asegurarse de que saldrá perfecto. Pero es importante y necesario delegar, las cenas y comidas de Navidad requieren de mucho trabajo. Pide ayuda a tus familiares, la tarea será más entretenida y así podrás cocinar con más calma y dedicación.

En cuanto al cuchillo jamonero, nadie que no tenga un buen control y manejo de esta herramienta de cocina debería utilizarla. Este tipo de armas utilitarias causan cientos de cortes cada año, muchos de ellos de bastante gravedad. Procura tener el cuchillo jamonero siempre bien envuelto y alejado de cualquier mano inexperta.

También es muy frecuente encontrarse en urgencias torceduras, hombros dislocados, esguinces en el tobillo etc. Las prisas a la hora de arreglarte, la falta de cuidado en la ducha y las carreras para estar ideal en Nochevieja, causan cientos de accidentes cada año.

Problemas alimentarios

Durante las cenas especiales de Navidad, es muy frecuente tomar alimentos que no se suelen comer durante todo el año. Mariscos, pescados, carnes y dulces típicos, todo ello además en grandes cantidades. Uno de los principales motivos de realizar una visita a urgencias en Nochevieja, es a causa de la alimentación:

  • Indigestión, más conocido como empacho. La mesa está llena de alimentos ricos y llamativos y quieres probarlo todo, en muchas ocasiones, cosas que nunca has probado y no sabes si te sientan bien. Comer de más, puede causar una indigestión que en ocasiones puede llevar a situaciones incómodas como diarreas y vómitos. Aunque una indigestión en principio no reviste de mayor gravedad, puede arruinarte la noche e incluso la comida del día siguiente.
  • Intoxicaciones alimentarias. Algo que ocurre con mucha frecuencia y que, aunque no siempre se puede evitar, comer con moderación ciertos alimentos puede evitarte un problema grave. Algunos alimentos como el marisco, hay que tomarlos con moderación para evitar problemas de salud como intoxicaciones o valores alterados de ácido úrico.
  • Atragantamientos. Muchos de los alimentos y productos que se toman en estas cenas especiales, pueden ser motivo de un atragantamiento. Espinas de pescado, las cáscaras de los mariscos mal pelados, trozos grandes de algunas carnes y algunos de los dulces típicos de Navidad, son especialmente peligrosos cuando se comen con descuido.

La mesa está llena de alimentos ricos y llamativos y quieres probarlo todoLa mesa está llena de alimentos ricos y llamativos y quieres probarlo todo

Intoxicaciones etílicas

Algo demasiado frecuente que sucede tanto con adultos como en adolescentes. El abuso de alcohol en estas fechas es alarmante. Las fiestas de Navidad, de forma tradicional giran en torno a una mesa llena de comida y alcohol, y no pasa nada por tomar una copa de vino o brindar con cava. Pero comer o beber de forma descontrolada, es causa de graves problemas y no solo de salud.

El exceso de alcohol puede producirte graves problemas de salud, además de estropearte la celebración de la Nochevieja. Una intoxicación por alcohol que te lleve a urgencias, puede requerir de un lavado de estómago, una situación muy incómoda y molesta que sin duda, arruinará tu noche.

Consejos para evitar las visitas a urgencias en Navidad

Comer y beber con moderación es la clave para disfrutar de unas felices Navidades, recuerda que ni la comida ni el alcohol, son lo más importante en estas fechas. Si vas a pasar la Nochevieja o alguna celebración con amigos y familiares, disfruta de ellos sin necesidad de abusar de otras cosas. Seguro que disfrutarás de una gran noche y darás la bienvenida al nuevo año de la mejor manera posible.

Por otra parte, cocinar de forma saludable es posible también en Nochevieja. Huye de los productos con más grasa prepara una cena deliciosa y saludable con la que sorprender a tus invitados. También, puedes reducir la cantidad de sal a la hora de cocina, sobre todo si hay personas mayores o hipertensas en la mesa.

A la hora de comer, es preferible servirse pequeñas raciones para disfrutar de todos los alimentos con moderación. Comer más no te ayudará a disfrutar de la comida, al contrario, no podrás saborear cada plato si estás lleno con el anterior.

Y a la hora de brindar, mejor hacerlo con una buena copa de vino o de cava. Si tomas demasiado alcohol, te perderás los mejores momentos de la noche. Disfruta con moderación y pasa una muy feliz Nochevieja.

Artículos recomendados