• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Los Reyes de EuropaHorario y recorrido de la celebración por la victoria de la Eurocopa 2024
DIETAS

Cómo volver a encarrilar tu dieta en una semana

Cómo volver a encarrilar tu dieta en una semana
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 26 Septiembre 2019
¡Comenta!
Si te has saltado la dieta mucho tiempo y quieres volver a encarrilarlo... Entonces no te pierdas estos consejos.

Quizá llevas tiempo investigando para encontrar las recetas más deliciosas y saludables, has llenado tu carrito de la compra y tu nevera está llena de comida saludable para vencer a tus antojos de azúcar. Pero sin darte cuenta las verduras y la fruta se han puesto malas en la nevera y tienes ansias de comer patatas fritas y chocolate.

No te sientas mal, es algo totalmente normal. Mantén las cosas en perspectiva: con solo algunos pequeños ajustes, puedes volver a encaminar tu alimentación saludable y tus objetivos de la dieta. Para comenzar solo tendrás que establecer una pequeña meta diaria durante una semana. Eso es suficiente para comenzar a formar hábitos nuevos y saludables nuevamente y para darte pequeñas oportunidades de sentir orgullo y logro. A menudo son esos sentimientos, no las acciones en sí, los que mantienen a las personas centradas. ¿Listo para recuperar su dieta en el camino correcto? Aquí está tu plan de una semana.

Puedes añadir una opción adicional de frutas y verduras en tu díaPuedes añadir una opción adicional de frutas y verduras en tu día

Día 1: bebe más agua

Si te despertaste esta mañana sintiéndote agotado, puede que prefieras una bebida azucarada o con cafeína. Pero la fatiga puede ser un síntoma de deshidratación, así que lo que necesitas es beber bastante agua. De hecho, cada vez que sientas la necesidad de pasar por la cafetería local o visitar la máquina expendedora del comedor, intenta beber agua o agua mineral. El beneficio aquí es triple: Ayudarás a mantener el cuerpo hidratado, disminuirá la sensación de fatiga y ahorrarás calorías innecesarias. De 8 a 12 vasos de agua diarios, está bien.

Día 2: duplica el consumo de frutas y verduras

Cuando intentas tomar decisiones dietéticas más inteligentes y fructíferas, todo puede ser un poco abrumador. Muchas personas quedan atrapadas en el meollo de lo que no pueden comer, en lugar de centrarse en las formas creativas en que pueden mejorar su dieta. Cuando haces lo primero, es más probable que te canses de los platos repetitivos, y es más probable que cedas a tus antojos.

Para combatir esto, tu objetivo para el día dos es fácil: Duplica su consumo de dulces de la naturaleza. Puedes añadir una opción adicional de frutas y verduras en tu día.

Día 3: come más lento

Cuando está demasiado distraído mientras comes, es más difícil sentirse completamente satisfecho con lo que estás comiendo. Disfrutarás más de las comidas y posiblemente te sentirás más lleno si disminuyes la velocidad mientras comes. Dado que a tu cerebro le tarda 20 minutos en darse cuenta de que has comido, necesitarás ese tiempo para tardar en comer.

Día 4: piensa si realmente tienes hambre

Para mantener tu dieta en el camino durante los siete días, y mucho después, es esencial aprender a escuchar a tu cuerpo y pensar críticamente sobre si necesitas o no alimentos. Nacimos para hacer esto, pero aprendemos a anular estas señales, así que comienza a identificar cómo te sientes al tener hambre para que puedas responder de manera apropiada, y también comienza a notar cómo te sientes cuando estás satisfecho.

Día 5: reconsidera tus tentempiés

Cambia los tentempiés de calorías vacías por los que sean más ricos en nutrientes (piensa: proteínas, verduras, frutas). Esto significa que tendrás que decir adiós a las barras o patatas fritas empaquetadas favoritas y ser un poco más consciente de lo que estás poniendo en tu boca. Es probable que no solo reduzcas las calorías, sino que también podrías ver un aumento en tu estado de ánimo. 

Recuerda que no tienen que ser grandes cambiosRecuerda que no tienen que ser grandes cambios

Día 6: toma un desayuno más grande

Te estás acercando cada vez más a una semana completa de alimentación saludable, y puedes comenzar a sentirte más lleno de energía. Hoy, concéntrate en tu primera comida. Muchas personas toman malas decisiones con el desayuno, ya sea al buscar opciones pesadas en carbohidratos como un panecillo o un bagel o saltearlo por completo, los cuales no son saludables. ¿El problema con los muffins? No tienen el poder de permanencia de la fibra o la proteína para mantenerte satisfecho durante todo el día, lo que te distrae del hambre o incluso te pone de mal humor, cansado o irritable. Toma un desayuno adecuado para estar mejor.

Día 7: prolonga estos buenos hábitos

Dirige tu atención a prolongar estos hábitos al encontrar intercambios saludables que realmente disfrutes.  Recuerda que no tienen que ser grandes cambios ya que, algunos pequeños ajustes pueden ser muy útiles. Prueba nuevas recetas que te ayuden a superar los antojos poco saludables... como por ejemplo, hacer pizzas de base de coliflor o espinacas.

Artículos recomendados