Menú
11 formas rápidas de liberar tu mente

SALUD MENTAL

11 formas rápidas de liberar tu mente

Si sueles tener dolores de cabeza por culpa de pensar demasiado... No te pierdas estas 11 formas de liberar tu menta de forma rápida y segura.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

En ocasiones, es posible que tengas pensamientos que preferirías no tener, como preocupaciones persistentes, pequeñas perturbaciones o inquietudes recurrentes que no desaparecen... Estos pensamientos intrusivos son molestos e incluso, pueden poner en peligro tu salud emocional.

A menudo, cuanto más intentas liberar tu mente de estos pensamientos, más persistentes se vuelven. Por ejemplo: trata de no pensar en un gran elefante rosa. Es probable que cuanto más te concentres en no pensar en el elefante, más te centres en esa imagen. Esto se debe a que la mente no es buena al enfocarse en "no hacer" algo. La mejor manera de liberar tu mente de pensamientos no deseadoses interactuar con otros pensamientos o eliminar o resolver la causa de los pensamientos que tienes. No te pierdas estas formas de libertar tu mente rápidamente.

 Deja a un lado las relaciones tóxicas Deja a un lado las relaciones tóxicas

¡Libera tu mente!

  1. Perdona. Perdona a ti o a otra persona para no sentir el peso de las emociones y pensamientos negativos.

  2. Medita. La meditación se ha utilizado durante miles de años para despejar y liberar la mente. Hacerlo no tiene que implicar quemar velas y sentarse en posición de loto; simplemente puede estar sentado cómodamente, permitiendo que los pensamientos entren en tu mente y pasen sin involucrarte en ellos. Hacer esto por tan solo diez minutos puede ser suficiente para liberar tu mente de pensamientos persistentes o molestos.

  3. Ejercicio. El ejercicio centra al cuerpo en tus requisitos físicos y te quita la atención hacia otras cosas de la mente. La mente solo puede centrarse en una cosa al mismo tiempo. El ejercicio también libera endorfinas y reduce el cortisol, lo que a menudo produce un estado de ánimo más positivo y más feliz.

  4. Deja atrás el pasado. Deja que el paso deje de atormentarte... debes concentrarte en el aquí y el ahora... Esto también te ayudará a elegir pensamientos más poderosos para tu día a día.

  5. Sé consciente. Ser consciente es la práctica de centrar la mente en las acciones cotidianas que normalmente se realizan en el piloto automático. Al practicar la atención plena, la mente se concentra en la tarea en cuestión en lugar de los pensamientos y sentimientos que quizás prefieras no tener.

  6. No te sientas culpable. La culpa es una emoción que, cuando no se controla, puede aumentar y hacer que te sientas atrapado e impotente. Practica notar cuando te sientes culpable y encuentra maneras de dejar de lado los sentimientos de culpa.

  7. Tu cerebro registra los movimientos de los músculos de tu cara cuando sonríesTu cerebro registra los movimientos de los músculos de tu cara cuando sonríes

  8. Sonríe. Te sentirás mejor si sonríes cada día... incluso cuando no tengas ganas. Tu cerebro registra los movimientos de los músculos de tu cara cuando sonríes y luego libera hormonas y sustancias químicas que te hacen sentir bien. Tus emociones mejoradas harán que sea más fácil cambiar tu forma de pensar.

  9. No busques la aprobación de otros. Muchas personas complacen a las personas o son adictos a la aprobación de otros, pero involucrarse en estos comportamientos en última instancia, te hará sentirte atrapado, como si estuvieras viviendo tu vida por los demás. Observa cuándo te estás involucrando en estos comportamientos y comienza a practicar la vida solo para ti y no para los demás.

  10. Hazlo. Haz algo hoy que te asuste o que hayas estado posponiendo. Tu mente se centrará en eso bruscamente por la adrenalina que produce en tu cuerpo, ¡te sentirás mucho mejor!

  11. Deja de lado las relaciones tóxicas. Deja a un lado las relaciones tóxicas y nutre las relaciones positivas para las nuevas conexiones. Las relaciones no saludables pueden llevar a pensamientos negativos y estados de estrés. Alimentar las relaciones positivas enriquecerá tu vida, llenando tu mente con pensamientos y recuerdos más positivos.

  12. Hacer algo cada día que te acerque a tus sueños. Todo comienza con el primer paso. Identifica tu meta y los cambios necesarios y toma la decisión de dar ese primer salto: pronto estarás en el camino de alcanzar tus sueños en lugar de solo pensar en ellos.

Artículos recomendados