Menú
Cómo saber si un joven tiene un trastorno mental

SALUD MENTAL

Cómo saber si un joven tiene un trastorno mental

Hay que recordar que la adolescencia es una etapa de la vida bastante frágil, por lo que es algo normal que surjan ciertos trastornos mentales

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Se estima que casi un 20% de los adolescentes sufre algún problema de tipo mental. Hay que recordar que la adolescencia es una etapa de la vida bastante frágil, por lo que es algo normal que surjan ciertos trastornos mentales. Cierta dependencia al móvil y el auge de las redes sociales es algo que favorece dichos trastornos en los más jóvenes. En el siguiente artículo te mostramos qué tipo de señales pueden indicar que un adolescente tiene algún que otro problema de tipo mental.

 La ansiedad es el trastorno mental más común y habitual durante la etapa de la adolescencia La ansiedad es el trastorno mental más común y habitual durante la etapa de la adolescencia

Cómo saber si un adolescente tiene problemas de ansiedad

La ansiedad es un tipo de reacción que tiene el organismo para defenderse de algún tipo de peligro. La ansiedad puede convertirse en un trastorno cuando la persona muestra dicho miedo de una manera habitual y generalizada. La ansiedad es el trastorno mental más común y habitual durante la etapa de la adolescencia. Los datos señalan que casi un 20% de los adolescentes pueden llegar a sufrir ansiedad. Es importante el poder detectar a tiempo dicha ansiedad ya que de lo contrario la cosa puede agravarse y persistir en la edad adulta.

Hay una serie de señales de alerta que pueden indicar que un joven sufre un trastorno de ansiedad:

  • Los cambios de humor son continuos y se muestra muy irascible.
  • Prefiere quedarse en casa en vez de quedar con amigos o conocer gente nueva.
  • Serios problemas para poder concentrarse.
  • No duerme bien y no descansa las horas recomendadas.
  • Dolores de cabeza y de estómago.
  • Cansancio y fatiga.

Ante ello es importante que el joven pueda recibir ayuda psicológica.

Cómo saber si el adolescente es adicto al móvil

Hay una serie de señales que pueden ayudar a saber, si el adolescente es adicto al móvil:

  • Se produce una alteración en los patrones de sueño. Se acuesta tarde por estar mirando el móvil y se levanta tarde.
  • No come bien.
  • Pasa por alto todas las normas básicas de higiene.
  • Se refugia en su cuarto y se muestra triste a la vez que apático.
  • El rendimiento escolar es malo.
  • Se muestra muy violento e irritable si no tiene el móvil en sus manos.

Si los padres observan algunas de las señales arriba descritas, es importante pedir ayuda a un profesional.

Síntomas que indican que el adolescente sufre un trastorno de tipo alimentario

  • Pérdida de peso en un lapso corto de tiempo.
  • Trastornos menstruales.
  • Ciertas anomalías en los dientes.
  • Callos en los nudillos de las manos por los vómitos provocados.
  • Comentarios despectivos sobre su propio físico.

  • Aislamiento a nivel social y graves problemas emocionales.
  • Obsesión continua por pesarse a todas horas .
  • Practicar ejercicio físico a todas horas.

Tratar un trastorno alimentario no es fácil y suele durar bastante tiempo.

Tratar un trastorno alimentario no es fácilTratar un trastorno alimentario no es fácil

Las autolesiones en los adolescentes

En los últimos años han ido ganando mucha fuerza las autolesiones entre los adolescentes. Hay una serie de señales bastante claras que pueden indicar que un joven se autolesiona:

  • Conducta distante con el objetivo de no expresar sus emociones.
  • Cortes o quemaduras en brazos o piernas.

  • Llevar ropa que no se corresponde al mes del año en el que el joven se encuentra.

Este tipo de trastorno puede resolverse dentro de la familia con ayuda de unos buenos profesionales. Hay casos en los que resulta necesaria la intervención de tipo psicológica.

En definitiva, los trastornos mentales afectan a una parte importante de la sociedad. Los adolescentes suelen ser uno de los más afectados con dichos trastornos, de ahí que los padres deban estar atentos a ciertas señales. En muchos de los casos de dichos trastornos, si los mismos no se tratan a tiempo y como deberían, pueden prolongarse en el tiempo y afectar a la persona ya en edad adulta.

Artículos recomendados