Menú
Por qué moquea y gotea la nariz cuando hace frío

SALUD

Por qué moquea y gotea la nariz cuando hace frío

Que la nariz moquee a la hora de salir a la calle en los meses de invierno, es algo totalmente normal que no debe preocupar a nadie

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Que la nariz gotee a causa del frío y de las bajas temperaturas, es algo normal que suele sucederle a mucha gente. Dicho goteo no es síntoma de padecer un catarro ya que al volver a un lugar con una temperatura adecuada, dicho goteo cesa por completo. Se trata de una repuesta del organismo para hacer frente a las bajas temperaturas, por lo que es algo que no te debe preocupar lo más mínimo.

Por qué gotea la nariz cuando hace demasiado frío

El aire en la parte de atrás de la nariz suele estar a una temperatura de 28 a 30 grados y a una humedad del 100%. Si el aire fuera demasiado frío, el mismo podría llegar a dañar seriamente a los pulmones. La labor por tanto de la nariz no es otra que conseguir que el aire que entre del exterior no sea demasiado frío y a la vez que húmedo.

 Que la nariz moquee a causa del frío no tiene la menor importancia Que la nariz moquee a causa del frío no tiene la menor importancia

La entrada del aire tan frío propio de los meses de invierno, estimula los nervios del interior de la nariz, que terminan por enviar un mensaje al cerebro. El propio cerebro aumenta el flujo sanguíneo en la zona de la nariz, dando lugar al moqueo o al goteo. El mismo es esencial para mantener el interior de la nariz húmeda y a la temperatura adecuada.

El color de la mucosidad

Como ya te hemos indicado más arriba, que la nariz moquee a causa del frío no tiene la menor importancia. Otra cosa es la aparición de mucosidad a causa de un posible catarro o resfriado. Ante ello es esencial saber lo que indican los diferentes colores de los mocos:

  • Si el mucosidad tiene una textura acuosa y clara, puede indicar que se padece un proceso alérgico o es el inicio de un proceso vírico.
  • En el caso de que la mucosidad sea blanquecina y en gran cantidad, indica que se sufre una infección vírica.
  • Si los mocos son de color verde y espesos indica que la persona sufre una infección bacteriana. En tal caso es importante iniciar un tratamiento a base de antibióticos.
Lo mejor a la hora de descongestionar las fosas nasales es el uso de agua de marLo mejor a la hora de descongestionar las fosas nasales es el uso de agua de mar

Qué hacer a la hora de aliviar la congestión nasal

Antes de todo es importante conocer la causa por la que la persona sufre tal congestión nasal y a partir de aquí iniciar el mejor tratamiento posible. De cualquier forma, hay una serie de consejos que pueden ayudarte a aliviar tal congestión nasal:

  • Es aconsejable el sonarse de manera habitual para eliminar la mayor cantidad de mucosidad posible.
  • A la hora de irse a la cama a dormir es recomendable el elevar la almohada unos centímetros para poder respirar mucho mejor.
  • Es muy importante el mantenerse hidratado y beber mucho líquido.
  • Hay que tener mucho cuidado a la hora de usar los famosos descongestionantes nasales. Su uso puede provocar una subida de la tensión arterial y un aumento del pulso cardíaco. Los expertos desaconsejan el usarlo más de tres días seguidos.
  • Lo mejor a la hora de descongestionar las fosas nasales es el uso de agua de mar. Los lavados nasales a base de tal agua de mar permiten eliminar una gran cantidad de mucosidad y de aliviar dicha congestión nasal. Tras dichos lavados es conveniente el sonarse para mejorar de la congestión. En el caso de los más pequeños no es bueno el abusar de tales lavados, ya que los mismos podrían causar problemas en el oído como es el caso de la otitis.

En definitiva, que la nariz moquee a la hora de salir a la calle en los meses de invierno, es algo totalmente normal que no debe preocupar a nadie. Se trata de una respuesta normal del organismo ante las bajas temperaturas del exterior. Otra cosa diferente es cuando existe una mucosidad abundante que puede ser el origen de una infección vírica o bacteriana.

Artículos recomendados