• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias ‘Supervivientes’ se dispara a máximo de temporada
OÍDO

En qué te puede ayudar un otorrinolaringólogo

En qué te puede ayudar un otorrinolaringólogo
Maria del Carmen Roldán Prieto
Última actualización: 24 Enero 2019
¡Comenta!
¿Sabes cuándo deberías a un otorrinolaringólogo? Descubre las razones más comunes para las visitas de otorrinolaringología.

Un otorrinolaringólogo es un médico especialista en el tratamiento de enfermedades y trastornos del oído, la nariz, la garganta y en las estructuras corporales relacionadas con la cabeza y el cuello. Este especialista puede proporcionar tanto atención médica como quirúrgica. Las enfermedades y trastornos otorrinolaringólogos pueden ocurrir en personas de cualquier edad y género.

Las razones más comunes para las visitas de otorrinolaringología son los problemas con la audición, el dolor o infección de oído y la congestión nasal persistente. La mayoría de las afecciones otorrinolaringólogas se pueden diagnosticar mediante un examen físico, lo que significa que el otorrinolaringólogo adopta un enfoque práctico para la atención del paciente.

La mayoría de las afecciones otorrinolaringólogas se pueden diagnosticar mediante un examen físicoLa mayoría de las afecciones otorrinolaringólogas se pueden diagnosticar mediante un examen físico

¿Qué es la otorrinolaringología?

Un otorrinolaringólogo trata lo relacionado con:

  • Orejas. El tratamiento de los trastornos auditivos es exclusivo de los otorrinolaringólogos.
  • Nariz. La sinusitis crónica es una de las quejas más habituales. El manejo de la cavidad nasal también incluye el tratamiento de alergias y problemas con el sentido del olfato.
  • Garganta. El diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la laringe y del esófago superior son responsabilidad del otorrinolaringólogo, incluidas las dificultades vocales y los problemas para tragar.
  • Cabeza y cuello. El especialista en otorrinolaringología también puede tratar enfermedades y trastornos que afectan a la cara, la cabeza y el cuello, incluidas enfermedades infecciosas, traumas, deformidades y cánceres. En esta área, la otorrinolaringología puede cruzarse con otras especialidades como la dermatología y la cirugía oral.

El campo de la otorrinolaringología se centra en siete áreas diferentes, por ello, algunos otorrinolaringólogos realizan estudios adicionales para especializarse en una de ellas y limitar sus servicios a su especialidad. Estos incluyen:

  1. Tratar las alergias con medicamentos, inmunoterapia o evitar los desencadenantes.
  2. Realizar cirugía en la cara, en el cuello o en las orejas con fines estéticos, funcionales o reconstructivos.
  3. Tratar o extirpar tumores de la cabeza y el cuello, incluso en la nariz y la garganta.
  4. Trastornos de manejo de la garganta.
  5. Tratamiento de problemas de oído, incluidas infecciones, tumores y trastornos de las vías nerviosas que afectan la audición y el equilibrio.
  6. Atención a enfermedades otorrinolaringólogas en niños, incluidas anomalías congénitas y retrasos en el desarrollo.
  7. Manejo de trastornos en la nariz y senos paranasales.

Afecciones comunes

Los otorrinolaringólogos dan atención a una amplia gama de afecciones, utilizando habilidades médicas y quirúrgicas para tratar a sus pacientes. Vamos a ver a continuación una lista con una selección de afecciones comunes que caen dentro del ámbito de la otorrinolaringología :

Los otorrinolaringólogos dan atención a una amplia gama de afeccionesLos otorrinolaringólogos dan atención a una amplia gama de afecciones
  • Problemas de la vía respiratoria. Estos problemas pueden ser leves, como el estridor, o hasta mortales, como la obstrucción grave de las vías respitatorias. Una variedad de condiciones subyacentes diferentes pueden causar estos problemas.
  • Cáncer. Los cánceres de cabeza y cuello no son raros y son tratados por estos especialistas.
  • Sinusitis crónica. Esta afección implica la inflamación crónica e hinchazón de las fosas nasales, con acumulación de moco y dificultades respiratorias a través de la nariz. La infección, el crecimiento de pólipos dentro de la nariz o un tabique nasal desviado pueden contribuir a la sinusitis crónica.
  • Labio leporino y paladar hendido. Esta es una división en la boca en la que el labio, el paladar o ambos, no se desarrollan completamente durante el crecimiento fetal. Las fisuras pueden variar de tamaño, siendo desde problemas menores hasta las que interfieren seriamente con la alimentación, el habla y la respiración.
  • Tabique nasal desviado. El tabique nasal es la pared que divide la cavidad nasal. Un tabique desviado es aquel que se aleja de la línea media de la nariz, lo que tiene como resultado la sinusitis crónica y las dificultades respiratorias. El tabique desviado puede estar presente desde el nacimiento. Sin embargo, también puede aparecer como consecuencia de una lesión.
  • Párpados caídos. La flacidez excesiva del párpado superior puede ser parte del proceso natural de envejecimiento. Pero también puede ser responsable de varias afecciones subyacentes, como la diabetes mellitus, el accidente cerebrovascular y los tumores que afectan los nervios o las reacciones musculares. Los párpados caídos a veces pueden obstruir la visión.
  • ERGE o la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Es una afección en la cual el ácido del estómago y otros contenidos del tracto digestivo viajan hacia el esófago. Un anillo del músculo conocido como esfínter en la parte inferior del esófago generalmente evita que el contenido del estómago se desplace hacia arriba. En las personas con ERGE, este esfínter puede ser disfuncional, lo que puede provocar acidez estomacal, dolores en el pecho y dificultad para tragar.
  • Pérdida de audición. La pérdida de audición puede ocurrir en personas de todas las edades y sus causas son variadas. El envejecimiento, la exposición a ruidos fuertes, los virus, las afecciones cardíacas, las lesiones en la cabeza, los accidentes cerebrovasculares y los tumores pueden conducir a una pérdida auditiva gradual.
  • Trastorno de deglución. Las personas de cualquier edad pueden tener dificultad para mover alimentos, líquidos y saliva de la boca al estómago. Esta afección se llama disfagia y puede causar malestar, alterar la nutrición y provocar tos y asfixia.
  • Tinnitus. El tinnitus es la percepción del sonido cuando no existe ninguna fuente externa para ese sonido. En su forma más grave, esta afección puede causar angustia y un impacto negativo en la calidad de vida y en la salud de la persona que lo padece.
  • Infección en las amígdalas o adenoides. Las amígdalas y las adenoides en la garganta son parte del sistema inmunológico. Su función es tomar muestras de bacterias y virus que se introducen en el cuerpo a través de la nariz y la boca. Pueden ser propensas a infecciones recurrentes, lo que podría llevar a una cirugía.
  • Vértigo y mareos. El mareo es el término general para describir la sensación de desequilibrio. El vértigo es una forma específica de mareo que implica una sensación de giro y una sensación de caída cuando no hay movimiento. Problemas en el sistema nervioso central y los órganos en el oído interno pueden causar vértigo.
  • Trastornos de la voz. Muchas afecciones como la lesión en las cuerdas vocales, un virus, el cáncer o el reflujo ácido crónico recurrente pueden provocar trastornos de la voz. Las enfermedades pueden provocar ronquera, disminución del tono vocal, fatiga vocal y pérdida total de la voz.

¿Cuándo ver a un otorrinolaringólogo?

Como hemos visto, los otorrinolaringólogos son los médicos más adecuados para tratar los trastornos de los oídos, de la nariz, de la garganta y de cualquier estructura relacionada con la cabeza y el cuello. Por tanto, si tienes algún problema relacionado con estas partes de tu cuerpo, no dudes en comentárselo a tu médico de cabecera para que te dirija a la consulta de un otorrinolaringólogo.

Un otorrinolaringólogo es especialista tanto en medicina como en cirugía, por lo que normalmente no necesitará enviar a sus pacientes a otros médicos para un tratamiento de seguimiento.

Artículos recomendados