Menú
Para qué sirve el sulfato de magnesio

NUTRIENTES

Para qué sirve el sulfato de magnesio

El sulfato de magnesio se suele usar para prevenir y tratar las convulsiones que sufren mujeres con preeclampsia.

Sergio Gallego Uvero

Los minerales son esenciales para el organismo junto a las vitaminas o la fibra. Son nutrientes esenciales que aportamos al organismo a través de los alimentos que comemos a diario. En el caso del sulfato de magnesio, se torna imprescindible debido a que ayuda a equilibrar el sistema nervioso central. En concreto el sulfato de magnesio se suele usar de manera habitual a la hora de prevenir y tratar posibles convulsiones que pueden sufrir mujeres con preeclampsia.

Además de ello, el sulfato también se puede usar en tratamientos para personas que sufren un déficit importante en el organismo de dicho mineral. Acto seguido te hablamos más de la importancia del sulfato de magnesio para la salud y de los posibles efectos secundarios.

El sulfato de magnesio es perfecto a la hora de limpiar de toxinasEl sulfato de magnesio es perfecto a la hora de limpiar de toxinas

Qué es el sulfato de magnesio

Como ya hemos comentado más arriba el sulfato de magnesio es esencial para el organismo ya que ayuda a equilibrar el sistema nervioso central. El sulfato se suele tomar por vía oral y al llegar a la zona del estómago se transforma en cloruro de magnesio ya que de otra manera no sería capaz de asimilarlo. La dosis de sulfato es diferente en cada paciente por lo que será el médico el que decida la dosis adecuada. El magnesio es un mineral que destaca sobretodo por poseer efectos calmantes y relajantes con los que tratar entre otras cosas las convulsiones.

Para qué se usa

El sulfato de magnesio es perfecto a la hora de limpiar de toxinas y sustancias perjudiciales del organismo y depurar de esa manera el hígado. En otras ocasiones también se usa como laxante y para aliviar dolores musculares. Como ya hemos comentado, el sulfato de magnesio también es muy usado para tratar las convulsiones tan habituales en mujeres que sufren de preeclampsia.

Por tanto cuando una persona toma sulfato de magnesio, lo hace con el fin de tratar diversas afecciones tales como:

  • Prevención y tratamiento tanto de la eclampsia como preeclampsia grave.
  • Depurar la sangre y el hígado.
  • Alivio de diversos dolores musculares.
  • Para mejorar la función cognitiva.
  • Frente a la falta de energía y un cansancio extremo.
  • Tonificación de la piel.
El sulfato de magnesio suele causar una serie de efectos secundariosEl sulfato de magnesio suele causar una serie de efectos secundarios

Efectos secundarios y contraindicaciones del sulfato de magnesio

Como suele ocurrir con la mayoría de los medicamentos, el sulfato de magnesio suele causar una serie de efectos secundarios. Es por ello que se debe acudir antes a un especialista ante de tomar dicho medicamento. Estos son algunos de los efectos secundarios más importantes del sulfato de magnesio:

  • Posible pérdida de reflejos en ciertos movimientos.
  • Desmayos o desvanecimientos.
  • Hipotensión.
  • Reacciones alérgicas.
  • Debilidad y cierta pérdida del control muscular.

Aparte de los citados efectos secundarios, el tomar el sulfato de magnesio tiene una serie de contraindicaciones que la persona debe considerar antes iniciar el citado tratamiento:

  • Insuficiencia renal.
  • Taquicardia y problemas de corazón.
  • Riesgo alto de sufrir un infarto.

En el caso de que la paciente esté embarazada, es importante que sepa que se trata de un medicamento de alta riesgo para el buen desarrollo del futuro bebé. Es por ello que antes de tomar sulfato de magnesio la embarazada debe acudir a su médico de cabecera para sopesar o no tomar dicho fármaco.

En definitiva, el sulfato de magnesio es bastante usado a la hora de tratar y prevenir las convulsiones que sufren mujeres con la preeclampsia tanto leve como grave. Además de ello se usa para otro tipo de problemas como dolores musculares o laxante. Lo que debe quedar claro es que antes de tomar sulfato de magnesio por cuenta propia es aconsejable el acudir a un médico para ver los posibles efectos secundarios e iniciar el tratamiento adecuado. Sobre todo deben acudir al médico aquellas mujeres que se encuentren en pleno periodo de gestación.

Artículos recomendados