Menú
Las tres sustancias principales del tabaco

TABACO

Las tres sustancias principales del tabaco

El cigarrro se compone principalmente de tres sustancias: la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El cigarrro se compone principalmente de tres sustancias: la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono. No es nada nuevo que las tres son tóxicas y perjudican gravemente la salud de la persona. Los expertos la consideran culpables de muchas de las patologías que hay hoy en día a nivel mundial.

Es por ello que fumar de una manera habitual puede llegar a causar cáncer, problemas de corazón o respiratorios. Acto seguido te hablamos de una manera más detallada de cada una de estas tres sustancias y de cómo cualquier tipo de tabaco es totalmente desaconsejable para la salud.

Los elementos principales del tabaco

Los tres elementos principales del tabaco son la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono. Los tres son extremadamente tóxicos y poco saludables para el organismo.

Los tres elementos principales del tabaco </p><p>son la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbonoLos tres elementos principales del tabaco

son la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono

  • La nicotina es sin lugar a dudas la sustancia más conocido del tabaco. Se absorbe rápidamente y llega al cerebro en unos pocos segundos. Tiene un gran poder de adicción debido a que provoca una gran producción de dopamina. Se trata de una sustancia que provoca una gran estimulación en todo el sistema nervioso y acelera la frecuencia cardíaca de la persona que fuma dicho cigarrillo.
  • El segundo elemento principal de todo cigarrillo es el monóxido de carbono. Se trata de la misma sustancia que se forma en los motores de los coches. El consumo de monóxido de carbono provoca que los fumadores tengan mucha más dificultad para respirar que los no fumadores.
  • La tercera sustancia del tabaco es el alquitrán y destaca por ser bastante tóxica. Se trata del gran responsable de los dientes y los dedos amarillos. El alquitrán es un factor de riesgo para enfermedades y patologías propias del sistema pulmonar.

Otras sustancias que forman parte del tabaco

Aparte de las tres sustancias principales que acabamos de mencionar, hay otra serie de sustancias que forman parte de un cigarro:

  • El amonio tiene la función de que la nicotina llegue mucho antes al organismo.
  • Junto al monóxido de carbono, en el humo del tabaco está presente el gas cianhídrico. Este tipo de gas suele provocar la probabilidad de sufrir cáncer de pulmón.
  • El resto del tabaco está formado por ciertos desechos de su elaboración. A los mismos se le añaden aromatizantes para que se mucho más apetecible el fumar en todos los aspectos. Entre estas sustancias también hay una serie de químicos que son bastante perjudiciales para la salud del organismo.

El tabaco no es saludable

Después de numerosos estudios se ha podido llegar a afirmar que el tabaco no es para nada saludable y no contiene nada que sea beneficioso para el organismo. El tabaquismo es considerado como una de las causas principales del cáncer de pulmón. Además de ello también es un factor de riesgo para otra clase de cáncer como es el de esófago, el de boca o el páncreas.

El humo que expulsa el tabaco puede llegar a los pulmones de otras personas que no fumanEl humo que expulsa el tabaco puede llegar a los pulmones de otras personas que no fuman

Aparte de los fumadores, hay otra serie de perjudicados por dicho hábito: los fumadores pasivos. El humo que expulsa el tabaco puede llegar a los pulmones de otras personas que no fuman, con todo lo que ello acarrea para el aparato respiratorio. Es por ello que no hay nada en la composición del tabaco que llegue a ser saludable para el organismo.

En definitiva, el tabaco está compuesto de una manera principal por tres sustancias que son bastante perjudiciales y poco aconsejables para la salud de la persona que fuma. Las autoridades sanitarias recomiendan el dejar lo antes posible dicho hábito tan común en muchas personas de esta sociedad. A largo plazo el fumar puede llegar a ser el responsable de numerosas clases de patologías como es el caso del cáncer o enfermedades relacionadas con el corazón o el aparato respiratorio.

Artículos recomendados