Menú
Reduce el dolor del túnel carpiano

MANOS

Reduce el dolor del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección bastante común en la población que afecta a la mano y a la muñeca.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Es posible que sufras el síndrome del túnel carpiano si sientes que el lado del pulgar de tu mano se adormece, es decir, sientes debilidad, entumecimiento, y como alfileres y agujas sin una razón aparente. Por suerte, hay métodos que puedes hacer en casa para aliviar esta molestia.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano es una afección bastante común que afecta a la mano y a la muñeca. Los síntomas más comunes son el entumecimiento, el hormigueo y el dolor en la zona afectada, generalmente en el pulgar y en los tres primeros dedos de la mano.

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando el nervio mediano, que se extiende desde el antebrazo hasta la mano a través de un espacio estrecho llamado túnel carpiano, se comprime. Los tres primeros dedos y el pulgar se flexionan gracias a nueve tendones que también pasan a través del túnel carpiano. Cualquier afección que haga que el túnel carpiano mengüe y pellizque el nervio mediano puede provocar este síndrome. Algunas de estas afecciones pueden ser:

  • Condiciones médicas como hipotiroidismo, artritis reumatoide y diabetes
  • Hacer movimientos repetitivos con la mano, especialmente si la muñeca está doblada de tal forma que la mano quede por debajo de la muñeca
  • El embarazo
Existen muchas opciones para tratar el síndrome del túnel carpianoExisten muchas opciones para tratar el síndrome del túnel carpiano

Tratamientos para reducir el dolor

El síndrome del túnel carpiano suele desencadenarse al mantener la mano y la muñeca en la misma posición durante mucho tiempo. Puede empeorar aún más si se tiene que mantener la muñeca doblada hacia arriba o hacia abajo, por lo que es mejor mantenerla en posición recta y neutral. Si por el trabajo no es posible, es recomendable tomarse un descanso de 10 o 15 minutos cada hora, para estirar las manos.

Existen muchas opciones para tratar el síndrome del túnel carpiano, desde el yoga hasta la cirugía. Pero no hay que olvidar que lo que es útil para una persona, puede no serlo para otra, para ti en este caso.

Este síndrome tiende a aparecer lentamente y empeora con el tiempo, pero si se trata desde los primeros síntomas, se puede ralentizar su avance o incluso detenerlo.

El síndrome del túnel carpiano es incómodo y doloroso, pero puede aliviarse en casa. El primer paso sería detener la actividad que provoca la compresión del túnel. Una vez los síntomas mejoren, puede reanudarse la actividad.

Vamos a ver cinco formas de reducir el dolor de este síndrome:

  • Cubre tu muñeca con hielo envuelto en una toalla o sumerge la muñeca en agua fría o agua con hielo durante 10 o 15 minutos varias veces al día, cuando sientas más dolor.
  • Alivia el dolor nocturno moviendo suavemente tu mano y tu muñeca, o dejando la mano colgando, en reposo, en el lateral de la cama.
  • Utiliza una férula de inmovilización o muñequera para mantener tu mano y tu muñeca bien alineada. Es posible que el médico te sugiera el uso de un aparato ortopédico para dormir porque la mayoría de las personas doblan sus muñecas cuando duermen, lo que puede empeorar los síntomas. Si no tienes una puede adquirirla en tu farmacia más cercana. Las férulas de inmovilización o muñequeras son aparatos ortopédicos que normalmente son eficaces cuando el síndrome del túnel carpiano no es grave. No produce los mismos resultados en todas las personas pero tampoco tiene efectos secundarios por lo que no está demás probarla.
  • Puedes tomar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, como el ibuprofeno o una aspirina, para aliviar el dolor. Estos medicamentos tienen contraindicaciones para ciertas personas así que si padeces alguna enfermedad y tomas medicación diaria, consulta a tu médico antes de tomar cualquier analgésico que pueda ser perjudicial para ti. En cualquier caso, es aconsejable tomar este tipo de medicamentos justo después de una comida o mientras se come.
  • Sumerge la mano en agua tibia y muévela o flexiónala suavemente en el agua. Realiza este ejercicio tres o cuatro veces al día.

Si bien estos métodos pueden ayudar, hay que tener en cuenta que no curan el síndrome del túnel carpiano. En el mejor de los casos, pueden aliviar el dolor a corto plazo antes o mientras tu médico te ofrece otro tratamiento.

La medicina alternativa o complementaria puede dar buenos resultadosLa medicina alternativa o complementaria puede dar buenos resultados

Cuándo es necesario acudir a tu médico de cabecera

Si estos consejos que te hemos dado no alivian tu dolor en una o dos semanas, es aconsejable que pidas cita con tu médico de confianza para comenzar otro tipo de tratamiento si el daño de tu articulación es leve o severo.

Tu médico de cabecera puede conducirte a un centro de rehabilitación para que te trate un fisioterapeuta ocupacional o físico. Este profesional puede darte ejercicios para estirar y fortalecer los músculos de la mano y de la muñeca. También puede mostrarte cómo cambiar tus movimientos diarios de una manera que alivie el estrés habitual en tus manos muñecas. Esto puede ser especialmente si la causa de la lesión está relacionada con el trabajo o con aficiones que practicas asiduamente.

La medicina alternativa o complementaria puede dar buenos resultados en algunas personas con el síndrome del túnel carpiano. Si te planteas esta opción, no dudes en comentársela a tu médico de cabecera para que te aconseje adecuadamente. Algunas opciones de la medicina alternativa son:

  • El yoga. Las investigaciones muestran que el yoga alivia el dolor y que aumenta la fuerza del cuerpo.
  • Terapia de ultrasonidos. Este tratamiento de la fisioterapia utiliza ondas sonoras para elevar la temperatura de la zona afectada, en este caso la mano y la muñeca. El calor puede aliviar el dolor y ayudar en la curación de la afección. Los resultados de los estudios no son concluyentes pero algunas personas lo encuentran útil.
  • Acupuntura. Como en el caso de la terapia de los ultrasonidos, las investigaciones no muestran conclusiones claras, pero hay personas que sienten alivio tras una sesión de acupuntura.

La cirugía

Si los tratamientos comentados no mejoran los síntomas del síndrome en un plazo de 6 meses, tu médico puede aconsejarte una cirugía de liberación del túnel carpiano. Existen dos tipos de operaciones: la cirugía abierta y la cirugía endoscópica. En ambas operaciones, el cirujano corta el ligamento sobre el túnel carpiano para aliviar la presión del nervio mediano y aliviar los síntomas. Después de la cirugía el ligamento vuelve a unirse, teniendo más espacio para que pase el nervio.

Los resultados de ambas cirugías son similares, por lo que normalmente el síndrome del túnel carpiano se cura y no vuelve a aparecer.

Artículos recomendados