Menú
Por qué se te taponan los oídos

CONSEJOS SALUDABLES

Por qué se te taponan los oídos

A continuación vamos a comentarte por qué se taponan los oídos y qué se debe hacer al respecto para mejorar la salud de esta parte del cuerpo.

Lara Fernández Díaz

Son muchas las personas que alguna vez en su vida han sufrido las consecuencias de que sus oídos se taponen pero, sin embargo, pocas las que conocen cuales son las causas que verdaderamente lo pueden provocan. Y es que, el oído es más delicado de lo que muchos creen y por este motivo, hay que preocuparse por su cuidado y salud ya que de no ser así, los problemas que pueden ocasionarse conllevarán consecuencias negativas de por vida. Por lo tanto, mejor prevenir que curar.

Problemas más habituales

A continuación te comentamos los problemas más habituales que ocasionan taponamiento en los oídos:

  • Infección: Suele ser una de las causas más extendidas. Hay quienes lo llaman otitis y básicamente se produce cuando el canal auditivo se inflama y no permite el correcto tránsito de sonidos, generando molestias, enrojecimiento e incluso, dolores.
  • El oído es más delicado de lo que muchos creenEl oído es más delicado de lo que muchos creen

  • Cera: Normalmente, uno de los motivos que suelen taponar los oídos es la acumulación de cera. Por ello es muy importante hacer una limpieza de los mismos con cierta regularidad y en caso de ya estar formado el tapón, acudir al médico para que este puede estraerlo. Esto no significa que la cera sea suciedad, sino al revés, surge para frenar la entrada de la misma a los oídos e incluso, para evitar que los canales auditivos se sequen o se agrieten. Sin embargo, el exceso de esta en el canal auditivo puede provocar problemas de audición.

    Por lo tanto, para limpiarlos se recomienda no hacerlo con bastoncillos ya que estos sólo impulsan la cera hacia el interior irritando la zona. En definitiva, no deben de ser introducidos en el canal auditivo. Esto hace que las gotas se conviertan en la solución perfecta para eliminar el exceso o acumulación de cera. Hoy en día existen muchos tipos en cualquier farmacia o supermercado. Será cada persona quien escoja la opción que mejor se adapta a sus oídos ya que en ocasiones, algunas gotas de este tipo pueden provocar ciertas irritaciones en la piel.

  • Laberintitis: Mareos, pérdidas de equilibrio, problemas de escucha...Estos son los síntomas de quien padece laberintitis. Se trata de un problema que surge por virus, bacterias, alergias y otro tipo de circunstancias. Actualmente no hay cura que pueda acabar con ello pero lo cierto es que si existen muchos tratamientos y medicamentos que pueden tomarse para conseguir reducir los síntomas que provoca y mejorar la situación de la persona al máximo.
  • Dentro del agua los oídos se encuentran bajo presión y esto hace se puedan taponarDentro del agua los oídos se encuentran bajo presión y esto hace se puedan taponar

  • Colesteatoma: No suele ser de los motivos más habituales pero si es cierto que hoy en día son muchas las personas cuyos oídos se han taponado por este problema que surge a raíz de una infección. Algo que a su vez provoca un exceso de crecimiento de piel en la zona interna del oído hasta el punto de impedir un buen paso de sonido por el mismo.
  • Cambios de presión: Sin duda, que el oído se llegue a taponar es hoy en día muy común cuando se trata de cambios de presión. Estos se pueden producir mismamente en un avión, al ascender a una gran altura. En cambio, dentro de todos los motivos por los que se taponan los oídos, quizás este es el más sencillo de solucionar.
  • Agua: Dentro del agua los oídos se encuentran bajo presión y esto hace que al salir al exterior, se puedan taponar y surjan dolores y falta de audición.

¿Qué soluciones existen?

Aunque tal y como se ha comentado anteriormente son varias las causas que pueden provocar el taponamiento de oídos, hay algunos trucos que pueden tenerse en cuenta para intentar recuperar la normalidad en los mismos. Evidentemente, no en todos los casos tendrán resultado ya que no es lo mismo el taponamiento por cambios de presión que por una inflamación provocada a raíz de una infección. Sin embargo, sea como sea, se aconseja probar con algunas de las siguientes soluciones y en caso de no tener respuesta positiva, acudir a un médico o especialista que pueda dar con la causa exacta del problema y a su vez, ponerle solución.

  • Taparse la nariz: Es una de las opciones más conocidas. La persona deberá de coger aire, taparse con los dedos la nariz y con la boca cerrada impidiendo así la entrada de oxígeno, soltarlo con la mayor fuerza posible.
  • Chicle: Masticarlo es otra de las maneras de conseguir, en muchos casos, evitar que el oído se pueda taponar o acabar con el problema en caso de que ya se haya producido.
  • s fundamental preocuparse por la salud de este imprescindible órgano s fundamental preocuparse por la salud de este imprescindible órgano

  • Comer o beber: Aunque muchas personas no tienen conocimiento de ello, tomar alguna bebida o alimento permite ayudar a acabar con el taponamiento.
  • Sprays: Existen muchos descongestivos nasales que habitualmente son utilizados por algunas personas antes o después del despegue del avión. Además, en el caso de estar muy congestionado y tener los oídos taponados, su uso también puede solucionarlo.
  • Cirugía: Esta es la última de las soluciones a la que se suele recurrir tras haber consultado con un especialista y que este haya asegurado que lo más conveniente es llevarla a cabo.

En definitiva, es fundamental preocuparse por la salud de este imprescindible órgano y no dudar en acudir a un médico o especialista en caso de percatarse de cualquier posible problema.

Artículos recomendados