Menú
Qué es y para qué sirve la apéndice

SALUD

Qué es y para qué sirve la apéndice

El apéndice es un tubo delgado en el abdomen inferior derecho. Se sitúa en el punto de encuentro entre el intestino delgado y el intestino grueso.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Históricamente siempre se ha creído que el apéndice tiene poca utilidad, pero esta idea está cambiando. Las investigaciones indican que el apéndice puede desempeñar un papel importante en la salud de las personas. Por este motivo se están investigando formas menos invasivas para tratar las infecciones del apéndice.

¿Qué función tiene el apéndice?

El apéndice es un tubo de aproximadamente 10 cm de largo. Está unido a la primera parte del intestino grueso o ciego. Su función exacta no está clara, y es por esto que algunas personas creen que se trata de un simple remanente evolutivo que no proporciona ningún beneficio para la salud actualmente.

Charles Darwin teorizó que nuestros antepasados lejanos tenían la primera parte del intestino grueso o ciego muy desarrollados, tal y como los tienen los mamíferos herbívoros en la actualidad. Estos les permitía cenar hojas como los herbívoros hacen hoy en día.

Pero a medida que estos antepasados cambiaron su dieta a otra basada en frutas, que son más fáciles de digerir, el ciego se redijo. El apéndice, creía Darwin, es solo una parte residual de aquel ciego que la evolución no ha eliminado por completo.

La teoría de la "casa segura"

Esta idea de que el apéndice no tiene ninguna función en nuestros cuerpos ha llevado al uso generalizado de apendicectomías para prevenir y tratar enfermedades. Por ejemplo, la apendicitis ocurre cuando el apéndice se inflama. Tradicionalmente, los médicos extirpan el apéndice mediante una apendicectomía. De hecho, muchas apendicectomías se realizan en modo preventivo en vez de para tratar una apendicitis, es decir, la tasa de apendicectomías suele ser más alta que la de apendicitis.

Algunos científicos creen que el apéndice no es inútil después de todoAlgunos científicos creen que el apéndice no es inútil después de todo

Una apendicitis puede presentar riesgos para la salud, pero también supone riesgos la cirugía. Es por esto que hay personas que se preguntan si la cirugía preventiva es realmente el mejor enfoque.

Algunos científicos creen que el apéndice no es inútil después de todo, y que puede ayudar a los intestinos a recuperarse después de padecer una enfermedad gastrointestinal.

El apéndice contiene un tipo particular de tejido asociado con el sistema linfático, que transporta los glóbulos blancos necesarios para combatir infecciones. En los últimos años, los científicos han descubierto que el tejido linfático estimula el crecimiento de algunas bacterias intestinales beneficiosas, que juegan un papel importante en la digestión y en el sistema inmunológico.

Los estudios también han demostrado que el revestimiento del intestino contiene una biopelícula, o capa delgada de microbios, moco y moléculas del sistema inmunitario, y estas biopelículas parecen ser más pronunciadas en el apéndice.

A veces, el apéndice puede inflamarse e infectarseA veces, el apéndice puede inflamarse e infectarse

Según la teoría de la llamada "casa segura", el apéndice protege una serie de bacterias intestinales beneficiosas cuando ciertas enfermedades las eliminan de otras partes del tracto gastrointestinal. Una vez que el sistema inmunitario ha eliminado la infección del cuerpo, la bacteria emerge de la biopelícula del apéndice y vuelve a colonizar el intestino.

Posibles problemas de salud relacionados con el apéndice

A veces, el apéndice puede inflamarse e infectarse, lo que resulta en una afección llamada apendicitis.

La apendicitis es a menudo el resultado de una infección abdominal que se ha extendido al pequeño órgano, o algún tipo de obstrucción que ha bloqueado la pequeña abertura del apéndice. Las fuentes de este bloqueo pueden ser, entre otras:

La infección u obstrucción hace que las bacterias en el apéndice crezcan sin controlLa infección u obstrucción hace que las bacterias en el apéndice crezcan sin control

La infección u obstrucción hace que las bacterias en el apéndice crezcan sin control, y el órgano puede llenarse de pus e hincharse. La apendicitis causa un dolor abdominal intenso y otros síntomas gastrointestinales, como vómitos y diarrea. La extirpación del apéndice es el tratamiento más común, aunque cada vez más se recomiendan antibióticos, dependiendo de la gravedad del caso y de otros factores de salud en el paciente. Si el problema no se trata a tiempo, la presión en el órgano aumentará hasta que el apéndice se rompa o explote.

Cuando el apéndice explota, extiende su contenido por todo el abdomen, infectando potencialmente el peritoneo, que es una membrana similar a la seda que recubre la cavidad abdominal. Una infección de peritoneo, o peritonitis, puede provocar sepsis, una complicación que puede ser mortal si no se trata de manera agresiva.

¿Qué sucede cuando el apéndice se inflama?

Se conoce como apendicitis a la inflamación del apéndice. Por lo general, es causada por una infección bacteriana. La infección puede comenzar en el estómago y de ahí trasladarse al apéndice. También podría aparecer como consecuencia de tener heces endurecidas en el tracto intestinal.

Los síntomas de la apendicitis pueden no ser los mismos para todas los personas, pero los más comunes son los siguientes:

  • Dolor en la parte inferior derecha del abdomen
  • Vómitos
  • Fiebre

Sin tratamiento, se podría desarrollar un absceso o un apéndice roto, convirtiéndose en una afección potencialmente mortal. Por esto debe buscarse atención médica inmediata.

¿Cómo se trata la apendicitis?

El enfoque tradicional para tratar la apendicitis es la cirugía. En la actualidad, los médicos recurren a una cirugía mínimamente invasiva, la conocida como laparoscopia. Para realizar la laparoscopia, el médico realizará pequeñas incisiones en vez de una incisión más larga y profunda. En comparación con la cirugía tradicional abierta, la laparoscopia garantiza:

  • Un período de hospitalización más corto
  • Menos dolor
  • Una recuperación más rápida
  • Menor número de complicaciones
Una apendicectomía puede ayudar a tratar un problema agudoUna apendicectomía puede ayudar a tratar un problema agudo

En algunos casos, el médico incluso podría intentar evitar la cirugía por completo ya que recientes estudios están demostrando que los antibióticos podrían ser el mejor tratamiento para las apendicitis más leves. El uso de antibióticos en lugar de la cirugía parece reducir el riesgo de complicaciones en muchos casos.

Por lo tanto, parece ser una opción segura y efectiva para las apendicitis menos complicadas. Para saber si una apendicitis es leve o grave, el médico puede utilizar técnicas de imagen.

¿Cuál es el pronóstico para la apendicitis?

Si se ha realizado una apendicectomía, el equipo médico debe enseñar al paciente cómo cuidarse una vez reciba el alta ya que la recuperación total puede llevar varias semanas.

Una apendicectomía puede ayudar a tratar un problema agudo, pero también puede aumentar el riesgo de otros problemas futuros, como las infecciones. Según algunos estudios, la apendicectomía puede aumentar ligeramente las posibilidades de desarrollar la enfermedad de Parkinson 10 años o más después de la operación. También podría aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal, y concretamente cáncer rectal.

Artículos recomendados