Menú
Causas del mal aliento

BOCA

Causas del mal aliento

Si hay algo bastante desagradable y difícil de soportar es el mal aliento de una persona conocida como halitosis.

Sergio Gallego Uvero

Si hay algo bastante desagradable y difícil de soportar es el mal aliento de una persona. Las causas del mal aliento suelen ser casi siempre de origen bucal. La mayoría de los casos de halitosis nacen o se originan en la zona de la boca. Un pequeño porcentaje del mal aliento se puede deber a otra serie de factores como enfermedades respiratorias o digestivas.

La halitosis también se puede deber a la ingesta de determinados medicamentos. El mal aliento no se debe a ningún problema de salud aunque puede provocar que la persona que lo sufre lo pase realmente mal. El saber las causas que provoca la halitosis es clave a la hora de iniciar el tratamiento adecuado.

La halitosis también se puede deber a la ingesta de determinados medicamentosLa halitosis también se puede deber a la ingesta de determinados medicamentos

Las causas del mal aliento

Hay que partir de la base de que la halitosis se genera por la presencia de bacterias en la zona bucal. Dichas bacterias se instalan en la boca y se alimentan de los restos de alimentos que quedan en la boca. Al alimentarse generan una serie de compuestos con fuertes olores. Para poder deshacerse de tales olores la persona debe mantener una buena higiene bucal. Acto seguido vamos a hablarte de las principales causas del mal aliento:

  • Son mucha la gente la que no se cepilla los dientes nada bien, dejando sin darse cuenta mucha suciedad ente los mismos. Es esencial el dedicarle un tiempo prudencial a la higiene bucal. No te olvides de limpiar bien la lengua y las partes posteriores de la boca. El hilo dental también es muy importante a la hora de eliminar los posibles restos que hayan podido quedar entre los dientes y que el cepillo no es capaz de eliminar. Es por ello que muchas veces las encías se inflaman a la vez que sangran.
  • Otra de las posibles causas del mal aliento se puede deber a que la persona tiene la lengua saburral. Dicha lengua es la que aparece cubierta por una capa de color blanquecina o amarillenta. Una mala higiene de la misma hace que se vayan acumulando un gran número de bacterias dando lugar a tan mal olor cuando la persona echa el aliento. La lengua demasiado blanca o amarillenta suele ser también un síntoma claro de problemas de estómago. Para evitar la lengua suburral es necesario limpiarla a diario y de una manera concienciada.
  • La sequedad de la boca es otra de las causas más habituales del mal aliento. La saliva es clave a la hora de mantener la boca perfectamente limpia y en buen estado. En muchas ocasiones la boca también se seca debido a tener el estómago vacío por no haber ingerido nada de alimentos. El exceso de estrés es otro de los motivos por los que a una persona se le puede llegar a secar la boca y causarle un mal aliento.

  • El uso de una manera excesiva de los enjuagues bucales también puede ser el causante de un caso de halitosis. Si una persona usa a todas horas dichos enjuagues puede llegar a irritar la boca evitando los efectos de dichos productos. Es por ello que se aconseja en todo momento el usar enjuague de una manera moderada. A parte de ello, si se quiere tener la boca fresca siempre se puede acudir a algún remedio natural como es el caso de limpiarse la boca con un poco de agua y unas gotas de menta.
  • Aparte de las causas arriba vista, existen otra serie de factores que pueden provocar que una persona tenga mal aliento como es el caso de fumar, el consumo de ciertos medicamentos o enfermedades relacionadas con la nariz o la garganta. Algunos tipos de cáncer también son los causantes de que a una persona le huela el aliento.
Otra de las posibles causas del mal aliento se puede deber a que la persona tiene la lengua saburralOtra de las posibles causas del mal aliento se puede deber a que la persona tiene la lengua saburral

A partir de ahora y con estos consejos podrás tener un aliento mucho más fresco, ¡no dudes en mejorar tu salud bucal!

Artículos recomendados