Menú
Causas y tratamientos para los pies hinchados

PIES

Causas y tratamientos para los pies hinchados

Los pies hinchados a menudo suelen ocurrir como el resultado de una afección llamada edema periférico.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los pies hinchados a menudo ocurren como resultado de una afección llamada edema periférico. El edema periférico es la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo de las extremidades inferiores. Aunque los pies hinchados pueden no parecer una afección grave, el edema periférico generalmente se asocia con un funcionamiento incorrecto de los órganos principales del cuerpo debido a daños o enfermedades.

Es por este motivo que si tienes los pies hinchados, no tienes que esperar a que se te pase la dolencia sola y tienes que ir al médico. Porque igual es solo retención de líquidos o falta de ejercicio, como también puede ser otro motivo más grave.

Estenosis de la válvula mitral

La válvula mitral es una estructura que se encuentra entre el ventrículo izquierdo y las aurículas izquierdas del corazón. La válvula mitral se abre cuando el corazón se contrae, permitiendo que la sangre fluya desde las aurículas hacia el ventrículo, y se cierra cuando el corazón se libera, evitando el flujo de sangre. La estenosis de la válvula mitral es una condición en la cual la válvula mitral es anormalmente estrecha.

Los pies hinchados a menudo ocurren como resultado de una afección llamada edema periféricoLos pies hinchados a menudo ocurren como resultado de una afección llamada edema periférico

Cuando la válvula es estrecha, dificulta la cantidad de sangre que puede fluir a través de ella, evitando que el oxígeno adecuado llegue a algunos de los tejidos del cuerpo. La mayoría de los casos de estenosis de la válvula mitral son causados por fiebre reumática en la vida temprana. El tratamiento inicial para la estenosis de la válvula mitral consiste en diuréticos y anticoagulantes para aumentar el flujo sanguíneo. Si esto no es efectivo, se puede necesitar cirugía para reparar la válvula mitral.

Enfermedad renal crónica

La enfermedad renal crónica se define como el daño a los riñones que resulta en la pérdida gradual de la función renal con el tiempo. Los riñones son responsables de eliminar los desechos de la sangre y ayudar a controlar la presión arterial. 

Cuando los riñones ya no pueden funcionar correctamente, no pueden filtrar los desechos de manera efectiva y los desechos permanecen en la sangre. Esto puede causar una acumulación de líquido en los tejidos y provocar hinchazón de pies y tobillos. 

Otros síntomas de enfermedad renal crónica incluyen fatiga, debilidad, pérdida de apetito, insomnio y confusión mental. Las causas más comunes de la enfermedad renal crónica son la crónica de la presión arterial alta, diabetes y enfermedades del corazón.

Ocasionalmente, la enfermedad renal crónica puede desarrollarse como resultado de infecciones u obstrucciones urinarias. La enfermedad renal crónica generalmente se trata con una combinación de medicamentos y cambios en la dieta. Si la enfermedad progresa a insuficiencia renal, la diálisis es necesaria.

Uropatía Obstructiva

La uropatía obstructiva ocurre cuando el uréter, que es el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo, está bloqueado. Cuando el uréter está bloqueado, la orina no puede salir del cuerpo y se acumula en los riñones. Esto provoca hinchazón de uno o ambos riñones, una afección llamada hidronefrosis, que puede causar daño a los órganos. Algunas causas comunes de uropatía obstructiva son cálculos en la vejiga, tumores en el tracto urinario, próstata agrandada y cáncer de colon.

El edema periférico generalmente se asocia con un funcionamiento incorrecto de los órganos principalesEl edema periférico generalmente se asocia con un funcionamiento incorrecto de los órganos principales

Los síntomas de la uropatía obstructiva pueden variar dependiendo de si la afección es crónica o aguda y si uno o ambos riñones están afectados. Los tratamientos no quirúrgicos, como el uso de catéteres o el drenaje del uréter, pueden proporcionar un alivio temporal, pero generalmente se requiere cirugía para eliminar la obstrucción.

Como has podido comprobar las causas de los pies hinchados pueden ser variados, pero todos ellos tienen un componente de gravedad bastante importante de tener en cuenta. Por eso, cuando notes que tienes los pies hinchados, será necesario que acudas a tu médico para que te lo traten.

Artículos recomendados