Menú
Cómo evitar la ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias

ARTERIAS

Cómo evitar la ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias

La salud de tus arterias, influye de manera directa con tu salud en general. Te contamos sobre qué es la arteriesclerosis.

Antonia Torres Gutiérrez

Uno de los peligros que conlleva un estilo de vida poco saludable, malos hábitos en cuanto a la alimentación, ausencia de actividad física y consumo de productos muy perjudiciales, es el endurecimiento de las arterias o ateroesclerosis. Una enfermedad que puede causar muchos otros problemas de salud.

Qué es la ateroesclerosis

La ateroesclerosis, también conocido como endurecimiento de las arterias, es un problema que afecta a las arterias. Se trata de una acumulación de grasas y otras sustancias como el colesterol en las arterias, lo que a largo plazo provoca que las arterias se estrechen o que incluso se obstruyan por completo.

Esa acumulación de grasas y diversas sustancias, se conocen como placa, que queda adherida a las paredes de las arterias. Un problema cada vez mayor y que afecta a un gran número de personas, incluso, cada vez afecta a personas más jóvenes. En muchos casos, la ateroesclerosis no se puede prevenir ya que es un problema que a menudo afecta a personas mayores. No obstante, es posible prevenir o retrasar el endurecimiento de las arterias con unos sencillos cambios en los hábitos de vida.

Las arterias son los vasos sanguíneos que recorren todo tu cuerpo, se encargan de transportar el oxígeno y los nutrientes desde el corazón hacia el resto de tu cuerpo. El endurecimiento de las arterias o ateroesclerosis, puede ser muy peligroso en ciertas personas, ya que una de las principales consecuencias es el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón.

La ateroesclerosis es un problema que afecta a las arteriasLa ateroesclerosis es un problema que afecta a las arterias

Los síntomas de la ateroesclerosis

El endurecimiento de las arterias se produce de forma gradual, poco a poco y sin que puedas ser consciente, las paredes de las arterias se van cubriendo con colesterol y grasas que las van deteriorando poco a poco. En un estadio leve, la ateroesclerosis generalmente no produce ningún síntoma.

Este es uno de los principales problemas, la mayoría de las personas necesitan ser conscientes de que algo está ocurriendo para tomar medidas. Y en muchos casos, aunque esta patología puede tratarse puede ser demasiado tarde.

Cuando la ateroesclerosis se encuentra en un estado más grave, pueden aparecer diversos síntomas, en función de la zona del cuerpo que se esté viendo más afectada.

  • Cuando la ateroesclerosis se produce en las arterias coronarias, del corazón, a menudo se producen dolores en el pecho o una fuerte presión.
  • En el caso de que el endurecimiento de las arterias se produzca en los vasos sanguíneos que van al cerebro, los síntomas pueden ser muy diversos. Puedes sentir entumecimiento en las extremidades, debilidad en los brazos y en las piernas, problemas para emitir sonidos, dificultad para ver e incluso, el desprendimiento de los músculos faciales.
  • La ateroesclerosis que afecta a las arterias de las extremidades, produce dolor en las piernas al andar.
  • Cuando el problema se encuentra en las arterias que van a los riñones, los síntomas son la insuficiencia renal y en muchos casos una presión arterial elevada.

Si notas alguno de estos síntomas, hasta en su forma más leve, debes acudir al médico lo más urgente que te sea posible. En muchos casos, las consecuencias de estos problemas pueden ser muy importantes. Por ejemplo, los síntomas de la aterosclerosis en el cerebro o en el corazón, pueden provocar un infarto cerebral o de miocardio, ambos con importantes consecuencias si no se tratan a tiempo.

Causas de la ateroesclerosis

El endurecimiento de las arterias se produce de forma lenta y progresiva, incluso puede comenzar desde la niñez. En muchos casos es imposible determinar la causa exacta de la patología, ya que el deterioro de las arterias puede producirse por diferentes causas:

  • La obesidad
  • Enfermedades como la diabetes
  • Altos niveles de colesterol
  • Presión arterial elevada
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre
  • El consumo de tabaco, en algunos casos incluso el tabaquismo pasivo es causa de la aterosclerosis
  • Inflamación producida por diversas enfermedades como el lupus, la artritis o diversas fuentes de inflamación

A medida que la pared interna de la arteria se va lesionando, se va produciendo la acumulación de placa, lo que provoca que esta se endurezca y se estreche. Como consecuencia, los órganos que se encuentran conectados con la arteria dañada, no reciben la sangre necesaria para poder cumplir sus funciones con normalidad.

El endurecimiento de las arterias se produce de forma lenta y progresivaEl endurecimiento de las arterias se produce de forma lenta y progresiva

Hábitos de vida saludable como medida de prevención

La edad es un factor de riesgo para padecer diversas patologías, incluida la ateroesclerosis. No obstante, es posible retrasar su aparición y evitar que aparezca de forma precoz, simplemente cambiando algunos hábitos. Cuidarte te ayudará a mantenerte saludable y sano durante mucho tiempo, ya que aunque no sean problemas evidentes a la vista, las patologías orgánicas reducen notablemente tu calidad de vida a corto y largo plazo.

La mejor forma de evitar la aterosclerosis es adoptando hábitos de vida saludable:

  • Alimentación saludable, equilibrada, moderada y variada para disfrutar de una buena salud
  • Realizar actividad física con regularidad, para mantener tu cuerpo fuerte y sano durante toda tu vida
  • Elimina el tabaco de tu vida, no te aporta nada bueno y en cambio, perjudica tu salud además de tu economía

Artículos recomendados