Menú
Plátano y diabetes: qué no debes olvidar

SALUD

Plátano y diabetes: qué no debes olvidar

Los plátanos son una de las frutas más populares en el mundo, y no es de extrañar ya que poseen grandes beneficios.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Los plátanos son una de las frutas más populares en el mundo, y no es de extrañar ya que poseen grandes beneficios. Tienen un alto contenido en potasio, fibra dietética, fibra dietética, antioxidantes y vitaminas B6 y vitamina C.

Pero lo que no sabe todo el mundo es que no hay que esperar a que estén maduros para comerlos, ya que verdes también tienen sus propios beneficios, muy adecuados para las personas con diabetes.

Por si fuera poco, los plátanos además son una de las frutas más fáciles de comer en cualquier lugar porque se transportan con mucha facilidad y no hace falta ningún utensilio o cubierto para comerlos. Además, si te lo vas a comer fuera de casa, el plátano es una fruta muy cómoda porque no te ensucia las manos ni te deja ningún olor, como pueden hacer por ejemplo las naranjas.

Una persona con diabetes debe mantener los niveles de azúcar en sangre lo más estable posible. Un buen control del azúcar en la sangre puede ayudar a prevenir o retrasar la progresión de algunas de las principales complicaciones médicas de la diabetes. Por esta razón, es esencial evitar o minimizar el consumo de alimentos que provoquen picos de azúcar en la sangre.

Los plátanos son una de las frutas más populares en el mundoLos plátanos son una de las frutas más populares en el mundo

A pesar de ser una fruta saludable, los plátanos contienen niveles bastante altos de carbohidratos y azúcar, los principales nutrientes en subir los niveles de azúcar en sangre. Por tanto, ¿es bueno comer plátanos teniendo diabetes?

¿Qué aportan los plátanos?

Un plátano mediano contiene:

  • 105 calorías
  • 27 gramos de carbohidratos
  • 3 gramos de fibra
  • 10 miligramos de vitamina C
  • 422 miligramos de potasio
  • 88 gramos de agua

Como se puede observar, los plátanos son ricos en carbohidratos y en azúcar, nutrientes que elevan el azúcar en sangre. Pero los plátanos también contienen fibra, lo cual es importante si se padece de diabetes porque

  • Puede retrasar la digestión y la absorción de carbohidratos
  • Previene los picos de azúcar en sangre
  • Mejora el control general del azúcar en la sangre
Los plátanos también son ricos en almidón resistenteLos plátanos también son ricos en almidón resistente

Por supuesto, los plátanos son famosos por su alto contenido en potasio. Veamos algunos de los beneficios más importantes del potasio:

  • Disminuye el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular
  • Baja la presión sanguínea
  • Reduce la formación de cálculos renales
  • Favorece la fortaleza ósea y muscular

Los plátanos también son ricos en antioxidantes, los cuales se piensa que previenen el desarrollo de la diabetes tipo 2, así como otras afecciones crónicas como algunas enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

Además, junto con su contenido de fibra, los plátanos también son ricos en almidón resistente, lo que los convierte en una excelente opción para las personas con diabetes.

¿Qué son los almidones resistentes?

Los almidones resistentes son largas cadenas de glucosa que funcionan de manera muy similar a la fibra. Se les llama resistentes porque resisten a la digestión en la parte superior del estómago, impidiendo que los niveles de azúcar en sangre aumenten.

Los estudios han demostrado que este almidón resistente mejora la sensibilidad a la insulina y reduce la inflamación en personas con diabetes tipo 2.

El almidón resistente también tiene un efecto de segunda comida, lo que significa que si desayunas un alimento con almidón resistente, como el plátano, te ayudará a prevenir un pico de azúcar en tu próxima comida.

¿Es bueno comer plátanos verdes?

Curiosamente, los plátanos que todavía no están maduros tienen un contenido menor de azúcar y, por el contrario, tienen más fibra dietética en forma de almidón resistente y pectina. Es por esto que un plátano puede clasificarse entre 42 y 62 en el índice glucémico, cuanto más maduro esté mayor es su contenido de azúcar. Esto significa que los plátanos verdes mejoran la sensibilidad a la insulina debido a su contenido de almidón resistente.

Además, los plátanos verdes son un remedio natural contra la diarrea y otros problemas intestinales. Nutren el revestimiento intestinal, ayudando al cuerpo a absorber mejor los nutrientes, especialmente el calcio, gracias a los ácidos grasos.

Cuando se trata de plátanos, el tamaño importa

Si la madurez de un plátano es importante, también lo es su tamaño ya que cuanto más grande sea, mayor será su contenido de azúcar.

La carga glucemia es una herramienta de medición que explica el contenido de carbohidratos en relación con el tamaño de las porciones y la rapidez con que aumenta el azúcar en la sangre. Los plátanos más grandes tienen una mayor carga glucemia y un mayor efecto sobre el nivel de azúcar en la sangre.

Sin embargo, aunque los plátanos se consideren saludables y seguros para las personas con diabetes, es posible que no sean una buena opción si se sigue una dieta baja en carbohidratos. Incluso un plátano pequeño y poco maduro contiene al menos 22 gramos de carbohidratos.

El plátano y la diabetes

Si eres una persona diabética, la alimentación es un tema de vital importancia, por ello es aconsejable seguir algunas pautas de sentido común. Especialmente con la fruta, ya que mucha de ellas contienen altos niveles de azúcares. Los plátanos en concreto son beneficiosos para nuestra salud, por este motivo hay que incluirlos en la dieta. Si tienes diabetes y te gustan los plátanos, sigue estos fáciles consejos:

Si eres una persona diabética, la alimentación es un tema de vital importanciaSi eres una persona diabética, la alimentación es un tema de vital importancia
  • Si tienes diabetes y quieres comer plátanos, quédate con aquellos verdes y naturales. Hay muchas formas de comerse un plátano: deshidratado, frito, en forma de chips, etc. pero estas formas procesadas normalmente no son tan sanas porque pueden tener azúcares añadidos o pueden cocinarse en aceites con alto contenido en grasas saturadas.
  • Equilibra tu consumo de fruta. Come fruta durante todo el día para mantener estables tus niveles de azúcar en sangre.
  • Elige tu plátano con cabeza. Al escoger un plátano, elige el más pequeño y menos maduro porque será el que menos contenido de azúcar tenga.
  • Combínalo con proteínas y grasas saludables. Por ejemplo corta el plátano a trozos o rodajas y mézclalo en un tazón con un yogur griego natural para añadir proteínas y grasas saludables. Esta combinación reducirá el pico de azúcar en la sangre y te mantendrá saciado durante más tiempo.

Como siempre, conviene recordar que ante cualquier enfermedad hay que seguir siempre los consejos del médico, especialmente a la hora de introducir cambios en la alimentación, tu médico de confianza debe estar siempre al corriente. Por lo que si no comías plátanos habitualmente y quieres introducir los plátanos verdes en tu alimentación, sería una buena idea que consultaras a tu médico porque tendrá que evaluarlo de acuerdo a tu tipo de diabetes.

Artículos recomendados