Menú
Primeros síntomas del sarampión en niños pequeños

SARAMPIÓN

Primeros síntomas del sarampión en niños pequeños

Es muy importante identificar los primeros síntomas del sarampión en los niños pequeños para actuar rápido.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El sarampión es una enfermedad que ha vuelto con fuerza a Europa a causa de los movimientos de las personas que piensan que las vacunas no son buenas para la salud. Vacunar a los niños es una obligación social porque gracias a ellas se erradican enfermedades que pueden causar la muerte tanto a niños como a adultos, como ocurre en este caso, con el sarampión.

A continuación vamos a hablarte sobre el sarampión, y cuáles son los primeros síntomas en los niños pequeños. Es necesario saber cuáles son porque así podrán recibir el tratamiento lo antes posible. El sarampión en niños pequeños puede ser realmente peligroso.

El sarampión es una enfermedad que ha vuelto con fuerza a EuropaEl sarampión es una enfermedad que ha vuelto con fuerza a Europa

El sarampión

El sarampión, también conocido como rubeola, un virus en el aire altamente contagioso que en algún momento infectó a casi todos en los Estados Unidos y Europa, ahora solo ocurre raramente en los países donde la vacuna se facilita para su administración.  Los síntomas del sarampión ocurren en etapas, durante un período de alrededor de cuatro días. 

Si quieres saber más ademas de lo que aquí te vamos a explicar, tendrás que consultar con tu pediatra para obtener un diagnóstico preciso si crees que tu hijo puede tener sarampión... No permitas que la enfermedad siga sola su curso porque entonces un niño pequeño puede empeorar peligrosamente y demasiado rápido.

Síntomas parecidos a un resfriado

Los primeros síntomas de sarampión en un niño pequeño parecen síntomas de resfriado y duran alrededor de cuatro días. Puede producirse secreción nasal, tos, dolor de garganta, malestar general y fatiga. Un niño pequeño puede ser incapaz de explicar que no se siente bien, pero puede estar de mal humor, perder el apetito y dormir más de lo normal. Algunos niños pequeños tienen los ojos enrojecidos, llamados conjuntivitis, y sensibilidad a la luz.

Fiebre

La fiebre leve o moderada aparece en algún momento durante los primeros cuatro días de los síntomas en los niños pequeños, y dura hasta después de que aparece la erupción. A medida que aparece la erupción, la fiebre aumenta. La fiebre comienza a disminuir a medida que la erupción se extiende.

Las manchas de Koplik

Las manchas de Koplik aparecen en la boca de un niño dos o tres días después de que aparecen los síntomas del resfriado, antes de que ocurra la erupción. Pequeñas manchas blancas con centros azulados sobre un fondo rojo, son el signo distintivo del sarampión. Las manchas de Koplik comienzan en la parte posterior del interior de la mejilla y se extienden para cubrir la mayor parte del interior de la mejilla y el labio inferior.

La erupción de sarampión aparece alrededor del día cuatro de la enfermedad en el niño pequeñoLa erupción de sarampión aparece alrededor del día cuatro de la enfermedad en el niño pequeño

Erupción

La erupción de sarampión aparece alrededor del día cuatro de la enfermedad en el niño pequeño. La erupción de color marrón rojizo aparece primero detrás de las orejas y en la línea del cabello alrededor de la frente, luego se extiende desde la cabeza hacia abajo durante los próximos tres días. 

La cara, el cuello, el tronco, las extremidades y las nalgas se ven afectados por la erupción, que puede comenzar como manchas individuales y luego mezclarse. La erupción puede causar picazón leve. El sarampión es contagioso cuatro días antes hasta cuatro días después de que aparece una erupción de sarampión.

Poder identificar que lo que está padeciendo un niño pequeño es el sarampión es crucial para poder actuar cuanto antes y acudir al pediatra para que pueda diagnosticar la enfermedad y comenzar el tratamiento lo antes posible. Un niño con sarampión estará muy delicado de salud y necesitará cuidados y atención médica y personal inmediata. Cuida al niño hasta que se recupere del todo del virus del sarampión y recuerda, las vacunas son necesarias por el bien social.

Artículos recomendados