Menú
Riesgos de la cirugía de marcapasos para una persona mayor

MARCAPASOS

Riesgos de la cirugía de marcapasos para una persona mayor

Cuando una persona mayor necesita marcapasos la cirugía puede entrañar ciertos riesgos.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si se decide implantar un marcapasos en el pecho de una persona mayor es porque los beneficios de implantarlo están por encima de los riesgos o los contras. Esto quiere decir que se valora más los beneficios que el paciente tendrá una vez que tenga el marcapasos puesto. Aunque en personas mayores, el riesgo de la cirugía es evidente.

Si tu latido cardíaco anormal ha comenzado a interferir con tus actividades diarias, tu médico puede recomendarte el marcapasos. Los marcapasos generalmente se insertan en personas con frecuencias cardíacas muy lentas o con una afección conocida como bloqueo cardíaco. 

Los cables de marcapasos generalmente se insertan a través de una venaLos cables de marcapasos generalmente se insertan a través de una vena

El bloqueo cardíaco ocurre cuando la actividad eléctrica en la parte superior del corazón no puede viajar a las cámaras inferiores del corazón. Los niños y adultos de cualquier edad pueden necesitar un marcapasos, pero la mayoría de las personas que se someten a marcapasos son ancianos o personas mayores de 65 años.

Si bien la implantación de un marcapasos generalmente no requiere cirugía a corazón abierto, las personas mayores a menudo corren un riesgo particular de sangrado e infección debido a condiciones médicas subyacentes. A continuación vamos a comentarte algunos de estos riesgos para que lo tengas en cuenta y que si tienes inquietudes en caso de que seas una persona mayor al que le deban poner un marcapasos, preguntes tus inquietudes a tu médico lo antes posible.

Sangrado

Los cables de marcapasos generalmente se insertan a través de una vena. Los cables están conectados a la batería del marcapasos, que se implanta a través de una pequeña incisión en la piel. Cada vez que los médicos realizan un procedimiento invasivo, existe el riesgo de sangrado, pero las personas mayores pueden tener un mayor riesgo si toman anticoagulantes para otras afecciones. 

Dependiendo del tipo de anticoagulante que estés tomando, tu médico puede pedirte que dejes de tomarlo antes del procedimiento. También persiste el riesgo de sangrado en las primeras semanas después del procedimiento. Por lo general, tu médico te aconsejará que evites levantar objetos pesados y el movimiento excesivo del brazo en el lado donde se colocó el marcapasos para ayudar a minimizar el sangrado y mantener el dispositivo en su lugar mientras sana.

Infección

Antes de someterte a la colocación de un marcapasos, el médico te administrará antibióticos por vía intravenosa para reducir el riesgo de infección. Aun así, las personas mayores tienen un mayor riesgo de infección después de un marcapasos, porque tienen más probabilidades de tener afecciones que los hacen vulnerables a las infecciones, como la diabetes y la enfermedad renal. 

Muchas personas mayores no desarrollan fiebre con una infección, lo que a veces puede dificultar el diagnóstico. Si notas enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad alrededor del sitio del marcapasos, esto puede deberse a una infección, así que informa a tu médico de inmediato.

Lesión pulmonar

Debido a que el corazón está ubicado entre ambos pulmones, los procedimientos que involucran al corazón a veces pueden conducir a una punción pulmonar o neumotórax. Un neumotórax hace que el aire quede atrapado entre el tejido pulmonar y el revestimiento externo del pulmón. 

Cualquier persona puede experimentar ritmos cardíacos anormales después de la colocación del marcapasosCualquier persona puede experimentar ritmos cardíacos anormales después de la colocación del marcapasos

Cuando se produce un neumotórax debido a un procedimiento, a menudo no causa síntomas obvios. Sin embargo, las personas mayores que tienen trastornos pulmonares subyacentes, como el enfisema, pueden ser más propensas a experimentar problemas para respirar. Si los síntomas persisten, los médicos pueden colocar un tubo torácico para liberar el aire atrapado y mejorar la respiración.

Ritmos cardíacos anormales

Aunque los marcapasos están diseñados para regular su ritmo cardíaco, a veces pueden provocar ritmos cardíacos anormales. Una frecuencia cardíaca muy rápida, llamada taquicardia mediada por marcapasos, puede causar palpitaciones y mareos. Del mismo modo, una afección conocida como síndrome del marcapasos puede hacer que las cámaras superior e inferior del corazón laten sin sincronizar. 

Cualquier persona puede experimentar ritmos cardíacos anormales después de la colocación del marcapasos, pero el diagnóstico puede retrasarse en los ancianos cuando los síntomas sutiles se atribuyen a la edad avanzada. Si notas debilidad, palpitaciones o incluso fatiga, informa a tu médico para que tu marcapasos pueda reprogramarse si es necesario.

Artículos recomendados