Menú
Para qué sirven las medias de compresión

MEDIAS DE COMPRESIÓN

Para qué sirven las medias de compresión

Estas medias actúan apretando suavemente las piernas favoreciendo el flujo sanguíneo de las piernas hacia el corazón... ¡te contamos más!

Lidia Antúnez Martín

Las medias de compresión son el aliado perfecto para aquellas personas que tienen algún problema de circulación en las piernas. Actúan apretando suavemente las piernas favoreciendo el flujo sanguíneo de las piernas hacia el corazón, es decir, ejercen presión sobre el sistema vascular de las piernas impidiendo que las sangre se acumule. En el mercado se pueden encontrar muchos tipos de medias de compresión y aunque sea aconsejable consultar siempre con un médico o especialista para ver cuál de ellas nos vendría mejor, a continuación vamos a ver que tipos de medias de compresión podemos encontrar en nuestra farmacia u ortopedia.

En el mercado se pueden encontrar muchos tipos de medias de compresiónEn el mercado se pueden encontrar muchos tipos de medias de compresión

Tipos de medias de compresión

Dependiendo de la necesidad del paciente y del tipo de enfermedad o problema que provoque una insuficiencia en la circulación sanguínea, es aconsejable utilizar un tipo de media de compresión u otro atendiendo a la intensidad de la presión que pueden ejercer y a la zona de las piernas que pueden llegar a cubrir.

Según la presión

  • Medias de compresión ligera o normal: este tipo de medias son las más comunes, ejercen una ligera presión sobre las piernas favoreciendo la circulación en situaciones cotidianas. Las medias de compresión ligera son recomendables para prevenir las varices en mujeres embarazadas, cuando se debe estar una jornada larga de pie o sentado o incluso cuando ya se presenta algún indicio de varices en las piernas.
  • Medias de compresión fuerte: este tipo de medias ejercen una presión más intensa que las anteriores y se suelen utilizar para tratar enfermedades vasculares graves o que están en una fase crónica o muy avanzada. En dichos casos, es importante consultar a un medico o especialista para que recete la media más adecuada.

Según el tamaño

  • Medias cortas: este tipo de medias de compresión alcanza solo hasta la mitad de las piernas, justo por debajo de la rodilla. Al igual que las medias normales, suelen ser traslúcidas pero la opacidad dependerá del color y el material con el que estén hechas.
  • Medias largas: las medias de compresión larga suelen cubrir la pierna hasta la mitad del muslo. Suelen tener un buena sujeción de silicona que permite llevar vestido y faldas con total comodidad. Este tipo de medias son ideales para mujeres embarazada o personas con incontinencia.
  • Calcetines: los calcetines de compresión, al igual que las medias cortas, suelen llegar hasta la mitad de la pierna, justo por debajo de la rodilla pero a diferencia de estas, son opacas y abrigan mucho más por lo que son ideales para los meses de invierno en los que hace más frío.
  • Panty: al igual que un panty normal, un panty de compresión cubre las piernas en su totalidad, desde los pies hasta la cadera o la cintura. Son la mejor opción si el problema de circulación se extiende a todas las piernas, además, son una buena opción si se quiere llevar vestido o falda o si que requiere de unas medias de compresión con una mayor sujeción.

Para qué sirven

Las medias de compresión son un tratamiento perfecto para aquellas personas que padecen algún problema de circulación o bien para aquellas personas que realizan algún tipo de deporte ya que favorecen el riego sanguíneo, conservan el calor y evitan posible roturas musculares.

Este tipo de medias también suelen llamarse medias para varices ya que son un aliado perfecto para combatir este problema generado por una insuficiencia venosa que impide la correcta circulación de la sangre en las piernas. Además, las medias de compresión ayudan a prevenir la hinchazón de las piernas y, aunque en menor medida, los coágulos de sangre que pueden generarse por la falta de movilidad de las piernas.

Cómo usar las medias de compresión correctamente

Para hacer un uso correcto de las medias de compresión en necesario seguir una serie de pautas y cuidados. Las medias de compresión deben colocarse tras haberse aseado correctamente y antes de vestirse. Además, la superficie sobre la que vamos a colocar las medias debe estar bien seca y libre de cualquier crema o loción, por eso si te has aplicado algún producto sobre las piernas tras la ducha deberás esperar a que se absorba para poder colocar las medias.

Para colocar correctamente las medias de compresión es aconsejable sentarse o tumbarse en la cama o en alguna silla, damos la vuelta a la media dejando la zona del pie hacia dentro de tal forma que ha colocarla sobre este solo tengamos que ir desenrollando a lo largo de la pierna. Es importante repartir muy bien la media por la pierna evitando arrugas.

Aunque las medias de compresión son más fuertes que las media normales, es aconsejable tener cuidado a la hora de colocarlas y retirarlas para que no se rompan. Lo mejor es utilizar unos guantes de goma o látex a la hora de poner las medias. Si por cualquier motivo, re resulta muy complicado colocar las medias de compresión, existen deslizadores de medias que facilitan su colocación.

El mayor beneficio de las medias de compresión y por la que son más utilizadas es el tratamiento de las varicesEl mayor beneficio de las medias de compresión y por la que son más utilizadas es el tratamiento de las varices

Beneficios de usar medias de compresión

Los beneficios son los siguientes:

  • El mayor beneficio de las medias de compresión y por la que son más utilizadas es el tratamiento de las varices. Las medias de compresión ayudan a prevenir la aparición de las varices o incluso ayudan al tratamiento de las mismas cuando estas ya han aparecido. La presión que ejercen las medias de compresión favorecen la circulación de la sangre que se ha quedado 'estancada' en las piernas dando lugar a las varices.
  • El uso de las medias de compresión en el deporte es cada vez más frecuente gracias a los beneficios que estas aportan a los deportistas en algunas disciplinas. Las medias de compresión mejoran la circulación y la distribución del flujo sanguíneo de las piernas mientras estas están en movimiento, esto hace que mejore la oxigenación de los tejidos mejorando el rendimiento muscular. Además, las medias de compresión ayudan a prevenir las posibles roturas musculares causadas por la mala práctica o el exceso de alguna práctica deportiva.
  • Las medias de compresión pueden ser una gran ayuda en la recuperación de una lesión muscular. Gracias al calor que generan, la presión y la sujeción que aportan pueden favorecer la recuperación de una rotura de fibras, una tendinitis, una fascitis plantar o una periostitis.
  • A diferencia de las medias y los calcetines normales, aquellos que tienen una función compresora suelen ser más fuertes y gruesos por lo que ofrecen una función protectoras para la piel. Los calcetines y las medias de compresión protegen la piel de posibles rozaduras, evitando la aparición de ulceras en pieles sensibles.

Artículos recomendados