Menú
¿Tienes problemas en la válvula cardíaca?

SALUD DEL CORAZÓN

¿Tienes problemas en la válvula cardíaca?

A continuación vamos a comentarte algunos síntomas que indican que tienes problemas en la válvula cardíaca.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cada una de las cuatro válvulas del corazón (aórtica, pulmonar, mitral y tricúspide) es susceptible a desarrollar problemas. A veces, la vía a través de la válvula puede estrecharse, lo que resulta en una afección llamada estenosis. 

Alternativamente, la válvula puede no cerrarse completamente, lo que resulta en un flujo de retorno o una fuga de sangre conocida como regurgitación. Las personas con problemas de válvulas cardíacas a menudo no notan ningún síntoma hasta que la afección se agrava.

Los síntomas de la privación de oxígeno

Las válvulas cardíacas dañadas afectan el flujo normal de sangre dentro y fuera del corazón. En consecuencia, a veces puede acumularse presión en el ventrículo izquierdo, la parte del corazón que normalmente envía sangre fuera de la aorta al resto del cuerpo. 

Cada una de las cuatro válvulas del corazón es susceptible a desarrollar problemasCada una de las cuatro válvulas del corazón es susceptible a desarrollar problemas

Esto puede hacer que la sangre regrese a los pulmones, interfiriendo con la capacidad de respiración de una persona. La dificultad para respirar ocurre comúnmente entre las personas con estenosis aórtica, aunque también puede ser un síntoma de problemas de las válvulas pulmonar y mitral. 

Las válvulas cardíacas severamente constreñidas pueden limitar el flujo sanguíneo fuera del corazón hasta el punto de que el cerebro se vea privado de oxígenoEsto puede causar síncope o pérdida de conciencia. La privación prolongada y grave de oxígeno puede causar síntomas de cianosis, incluida una apariencia azulada de los labios o la cara.

Otros órganos corporales también pueden verse privados de oxígeno, lo que puede provocar síntomas de fatiga y debilidad. El gasto cardíaco y la circulación sanguínea deficientes en todo el cuerpo pueden hacer que algunas personas desarrollen una piel pálida y fría al tacto.

Dolor de pecho

Muchos tipos de problemas valvulares, incluida la regurgitación y la estenosis de la válvula aórtica, el prolapso de la válvula mitral y la estenosis y regurgitación de la válvula pulmonar, pueden causar síntomas de dolor o molestias en el pecho. Este tipo de dolor en el pecho, conocido como angina, se produce porque partes del músculo cardíaco no obtienen suficiente sangre rica en oxígeno. 

Los síntomas de angina pueden empeorar durante la actividad moderada o el ejercicio, ya que el corazón tiene que trabajar aún más para tratar de bombear suficiente sangre a través de las válvulas defectuosas.

Latidos irregulares del corazón y murmullos

Las personas con estenosis de la válvula pulmonar o insuficiencia de la válvula mitral pueden desarrollar un soplo cardíaco, un sonido oscilante detectable por los médicos que escuchan el corazón con un estetoscopio. Los soplos suelen ser un signo de flujo sanguíneo anormal o turbulento a través del corazón. 

Las personas con estenosis tricúspide pueden desarrollar un soplo que se acompaña de una sensación de aleteo en el cuello, un síntoma causado por la pulsación irregular de sangre en la vena yugular. Las personas con insuficiencia tricuspídea que también tienen presión arterial alta en las arterias de los pulmones, una afección llamada hipertensión pulmonar, también pueden experimentar este síntoma.

 

Las personas con insuficiencia valvular aórtica pueden experimentar síntomas de latido cardíaco aceleradoLas personas con insuficiencia valvular aórtica pueden experimentar síntomas de latido cardíaco acelerado

Las personas con insuficiencia valvular aórtica pueden experimentar síntomas de latido cardíaco acelerado y pulso rápido, mientras que las personas con prolapso de la válvula mitral, una afección crónica en la que la válvula mitral no se cierra correctamente, permitiendo que la sangre se filtre hacia la aurícula izquierda, desarrollar un pulso acelerado o una arritmia, o latidos cardíacos irregulares.

Hinchazón

Las personas con problemas en las válvulas tricúspide y pulmonar pueden desarrollar edema o hinchazón. La regurgitación de la válvula pulmonar puede sobrecargar el lado derecho del corazón, haciendo que falle. Cuando esto ocurre, se acumula líquido en el cuerpo, causando hinchazón en las manos, pies, piernas y abdomen. 

Los pacientes que sufren de insuficiencia tricuspídea e hipertensión pulmonar también pueden desarrollar hinchazón general del cuerpo y edema en la región abdominal, tobillos y pies. El edema también puede estar asociado con una disminución de la producción de orina.

Artículos recomendados