Menú
Silicio: beneficios para tu salud

IMPORTANTE

Silicio: beneficios para tu salud

El silicio es una sustancia fundamental para nuestro organismo. Descubre qué nos aporta y cómo nos beneficia.

Ángela María de Toro Martín

El silicio orgánico es la forma asimilable por nuestro organismo del elemento químico llamado silicio. Es un mineral esencial para el organismo y juega un papel fundamental para su buen funcionamiento y para la formación de todos nuestros tejidos, pues es un componente de los osteoblastos y está implicado en procesos regenerativos a través de la producción de colágeno reparador y de otras moléculas básicas como la elastina. También es clave para dar a los tejidos conectivos la elasticidad y consistencia necesarias.

Un cuerpo sin silicio sería probablemente un completo desorden. De hecho, algunos estudios relacionan la carencia de este mineral con el pobre desarrollo de los huesos y el aumento de placas arterioscleróticas. Además, el silicio orgánico, elemento fisiológico de la sangre y el tejido, es primordial en la asimilación del calcio, el magnesio, el fósforo y en la síntesis de la vitamina D.

Sin embargo, la cantidad de silicio orgánico disminuye en las personas a medida que envejecemos, sobre todo a partir de los 35-40 años. Uno de los primeros signos que notamos cuando nos falta silicio son los problemas articulares, afectando a miles de personas en todo el mundo. Esos problemas vienen dados de la reducción del nivel de silicio a través de la alimentación. En principio, una alimentación variada, rica y sana aporta la cantidad de silicio que el cuerpo humano requiere. Sin embargo, las dietas actuales abundantes en productos procesados y refinados pueden provocar un déficit de este mineral con consecuencias para la salud. Aun así, el ser humano no puede transformar el silicio mineral que ingiere en silicio orgánico, pues para nuestro organismo no es asimilable y para esa trasformación se requieren de microorganismos o plantas.

De dónde se puede obtener

En la naturaleza, podemos encontrar el silicio en manantiales, ríos y lagos, donde llega filtrado de forma natural en forma de silicatos. También está presente en innumerables alimentos. De hecho, podemos obtener silicio de muchas fuentes vegetales como en los cereales integrales (arroz, avena, cebada, trigo), en la pulpa de la caña de azúcar, en el azúcar de la remolacha, en las hierbas como las ortigas, patatas, legumbres... También en la lechuga, aguacate, fresa, plátano, cebolla, pepinos o en las judías verdes. Incluso en la pectina de los cítricos y los alginatos, es decir, en las sustancias presentes en la pared celular de algunas algas marinas. El mijo marrón es el alimento que posee más silicio y la cerveza es otra buena fuente de esta sustancia.

El problema es que al cocinar los alimentos, este mineral se pierde y solo queda un 2% de la cantidad que tenían inicialmente. Sin embargo, se puede adquirir suplementos en la farmacia como extractos de bambú y las hierbas de cola de caballo. Sin embargo, aunque el silicio orgánico sea fundamental para nuestro organismo, tiene que ser tomado con moderación para que no presente ningún peligro para nuestra salud. Las personas que tomen suplementos, como por ejemplo para reducir la acidez de estómago, deben ser prudentes con su consumo a largo plazo porque puede dar lugar a la aparición de cálculos renales. Además, en su forma no orgánica, el silicio es tóxico para el ser humano e incluso su inhalación es peligrosa, al igual que sucede con muchos minerales y silicatos.

Podemos obtener silicio de muchas fuentes vegetaleSPodemos obtener silicio de muchas fuentes vegetaleS

Beneficios del silicio para el organismo

Las propiedades del silicio orgánico se conocen desde la antigüedad. Sin embargo, no fue hasta el año 1957 cuando pudo sintetizarse por el hombre. El silicio aporta firmeza y elasticidad a los tejidos, ya que forma parte de las arterias, de los tendones, de la piel, de los tejidos conectivos y de los ojos. Por esta razón, si contamos con una concentración adecuada de este mineral en el organismo, contaremos a su vez con una buena salud y bienestar. Estos son los beneficios que presenta el silicio para el ser humano:

  • Cabello y uñas dañadas: El aporte de silicio les devolverá la consistencia necesaria.
  • Huesos frágiles y dientes sensibles: La integridad de la matriz ósea depende de que los niveles de silicio sean los adecuados, ya que ayuda a recuperar dicho masa con el paso de los años. Es más, la falta de silicio se asocia con la aparición de caries.
  • Sensación de cansancio: este mineral ayuda a restablecer la polaridad de las células, ya que ayuda a equilibrar el organismo y devuelve la vitalidad y la energía perdidas.
  • Calma la acidez de estómago y las úlceras.
  • Arrugas y flacidez en la piel: Este mineral actúa como un pegamento, ayudando a mantener las estructuras corporales fuertes y flexibles. Además, reduce las arrugas en la piel, ayuda a reconstruirla y le devuelve el brillo.
  • Combate la psoriasis.
  • Este mineral actúa como un pegamentoEste mineral actúa como un pegamento

  • Favorece la síntesis del colágeno y de la elastina.
  • Hipertensión y falta de flexibilidad en las arterias: este compuesto interviene a medida que protege la pared arterial, reduce la presión arterial y disminuye los niveles de colesterol.
  • Patologías del sistema nervioso: si el silicio aparece en los niveles óptimos que necesita el organismo, ejerce una acción positiva sobre los neurotransmisores, mejorando la comunicación celular. La falta de ello se asocia a la concentración de metales pesados.
  • Puede prevenir enfermedades crónicas ligadas a la edad.
  • Taquicardias y arritmias: un buen nivel de silicio ayuda a que en la parte del corazón donde se originan las cargas eléctricas que impulsan cada latido se disminuyan las arritmias y taquicardias.
  • Puede reducir el riesgo de Alzheimer: El silicio reduce la absorción y retención de aluminio, concentrado en el cerebro de los enfermos.
  • Su uso tópico ayuda a cicatrizar y calmar heridas, quemaduras y llagas.
  • Ayuda a remineralizar el cuerpo durante el período de dolor de los músculos, cartílagos, articulaciones, tendones y huesos.
  • Es un potente analgésico y cicatrizante.
  • Juega un papel clave en la protección contra muchas enfermedades, como la tuberculosis y otras relacionadas con las membranas mucosas.
  • Aumenta las defensas y fortalece el sistema inmunológico estando presente en la generación de anticuerpos.
  • Mejora la asimilación de calcio, magnesio, fósforo y la formación de tejido óseo.

En definitiva, el silicio orgánico es muy importante para el organismo del ser humano porque posee unas grandes propiedades terapéuticas aplicables en muchos problemas de salud. El silicio orgánico es esencial para formar y mantener los huesos sanos, para mantener una buena salud cerebral y de los vasos sanguíneos, así como que su ausencia es un motivo desencadenante de algunas enfermedades relacionadas con estos tejidos.

Artículos recomendados