Menú
Consecuencias para tu salud si eres muy perfeccionista

SALUD

Consecuencias para tu salud si eres muy perfeccionista

Si eres una persona muy perfeccionista, a largo plazo, las consecuencias para tu salud podrían ser muy negativas.

Antonia Torres Gutiérrez

Si eres una persona muy perfeccionista, debes saber que, a largo plazo, las consecuencias para tu salud podrían ser muy negativas. Pasando por un trastorno alimentario, la deptexto enlaceresión, el bajo rendimiento e incluso, ser menos productivo.

Qué es el perfeccionismo

Según la psicología, el perfeccionismo consiste en creer en cualquier circunstancia se debe buscar la perfección, y que, por ende, se puede conseguir siempre. Incluso, en los casos más graves, esta creencia lleva a pensar que cualquier estadio por debajo de lo que se considera perfección, resulta del todo inaceptable.

La persona muy perfeccionista puede llegar a obsesionarse con ciertos aspectosLa persona muy perfeccionista puede llegar a obsesionarse con ciertos aspectos

Este pensamiento, más que ayudarte a ser mejor en cualquiera de los ámbitos de la vida, puede llevarte a sufrir consecuencias negativas que perjudiquen tu salud. Ya que, quizá en algún momento, ser muy perfeccionista puede ayudarte a dar lo mejor de ti, a esforzarte por conseguir la mejor versión de ti mismo. Sin embargo, este exceso de perfeccionismo puede llevarte a un extremo, donde nunca encontrarás la soñada perfección, donde nunca lograrás encontrarte satisfecho y tu búsqueda de lo mejor, puede llevarte a sufrir graves consecuencias para tu salud.

Consecuencias negativas

La persona muy perfeccionista puede llegar a obsesionarse con ciertos aspectos, ser el mejor en el trabajo, en el deporte, en la obtención de la mejor forma física etc. Todo esto, a largo plazo puede acarrear diversas consecuencias negativas, por ejemplo:

  • Adicción al trabajo: La perfección lleva a la obsesión, al extremo de querer ser el mejor desempeñando el trabajo, a obtener los mejores resultados. Pero todo esto puede afectar a tu salud si se convierte en una adicción, ya que el exceso de trabajo no te hace el mejor, incluso puede afectarte en tu rendimiento.
  • Problemas alimentarios: No lograr la perfección produce estados de ansiedad, que en muchas ocasiones se mitigan a través de la comida. Según un estudio realizado en Canadá, las personas muy perfeccionistas son más propensas a sufrir lo que se conoce como "trastorno del atracón". Según este estudio, este tipo de personalidades recurre a los atracones como forma de huir de su realidad, cuando no consiguen alcanzar sus propios objetivos.
  • Baja autoestima: La persona muy perfeccionista nunca se siente completamente satisfecha, porque la vara de medir la perfección cada vez estará más alta. En consecuencia, el constante sentimiento de fracaso por no conseguir dicha perfección puede causar problemas de autoestima. Por mucho que realices tus tareas con un alto nivel, incluso rozando la excelencia, el exceso de perfeccionismo no te permitirá disfrutarlo y siempre buscarás mejorar.
  • Depresión: El perfeccionista busca siempre ser perfecto, en cualquier situación, y eso, es imposible de alcanzar. En algunas ocasiones, la depresión puede ser una causa del exceso de perfeccionismo. Sin embargo, también puede ser una consecuencia de buscar siempre la excelencia porque de forma natural, te apartará de todo aquello y de todos aquellos que, a tus ojos, no se encuentren en ese umbral de perfección.
  • Obsesión: Ser muy perfeccionista puede llevarte a un estado de obsesión constante. Querer tenerlo todo bajo control, te impedirá disfrutar de las situaciones del día a día, porque siempre estarás enfocado en lograr la perfección que solo tu dibujas en tu mente.

Las causas del perfeccionismo

Parece ser que existe una predisposición genética a ser muy perfeccionista, o esto es lo que afirman algunos expertos en la materia. Sin embargo, existen muchos factores que pueden provocar que una persona lleve al extremo la búsqueda de la perfección.

Son muchas y muy diversas las causas que pueden llevar a una persona a convertirse en demasiado perfeccionistaSon muchas y muy diversas las causas que pueden llevar a una persona a convertirse en demasiado perfeccionista
  • Crecer recibiendo demasiados elogios: Aunque en principio esto no es malo, el exceso de elogios puede llevar a un niño a sentir que cada vez tiene que ser mejor, para mantener este estatus constantemente.
  • Sufrir acoso durante la infancia: Muchos niños que sufren acoso o humillaciones por su aspecto o por su personalidad en la etapa escolar, desarrollan una personalidad muy perfeccionista, para mejorar y ser aceptados socialmente.
  • Padres muy exigentes: Los niños que crecen en ambientes de gran exigencia, suelen sufrir el "síndrome del perfeccionista".
  • Crecer rodeados de personas muy exitosas: Vivir con padres o con otros hermanos con un alto nivel académico, con facilidad para el deporte o cualquier habilidad que desarrollen con un alto grado de excelencia. Esto puede provocar que otros miembros de la familia, sientan que deben mejorar para estar al nivel, lo que lleva al exceso de perfeccionismo.

Una sociedad cada vez más competitiva

Son muchas y muy diversas las causas que pueden llevar a una persona a convertirse en demasiado perfeccionista, pero en muchos casos, la causa principal está en el exceso de competitividad que se vive en la sociedad de hoy en día. Muchos niños crecen con el sentimiento de tener que ser mejor que los demás, en lugar de aprender a ser la mejor versión de sí mismos.

Puedes buscar la perfección eternamente y nunca llegar a encontrarla. En cambio, puedes disfrutar de cada meta lograda y enorgullecerte de cada logro, porque estará obtenido con el mayor de los esfuerzos. No obstante, si sientes que el exceso de perfeccionismo está afectando otras áreas de tu vida, no dudes en acudir a un especialista.

Artículos recomendados