Menú
Cómo mantener hábitos saludables durante el confinamiento

CORONAVIRUS

Cómo mantener hábitos saludables durante el confinamiento

El estar en pleno confinamiento ha hecho que muchas personas hayan visto alterados sus hábitos del día a día.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El estar en pleno confinamiento ha hecho que muchas personas hayan visto alterados sus hábitos del día a día. No es nada fácil estar encerrado entre cuatro paredes y escuchando a todas horas noticias del coronavirus. Al estar en casa las 24 horas del día, es bastante normal que los horarios establecidos sufran diversas modificaciones.

Es por ello que resulta bastante complicado el seguir una serie de hábitos saludables que ayuden a sentirse bien con uno mismo y a proteger la salud. No pierdas detalle de una serie de consejos que te ayudarán a seguir tales hábitos durante el confinamiento.

No olvidar las relaciones sociales

Durante el confinamiento es muy importante el seguir comunicándose tanto con los amigos como con la familia. Gracias a los avances tecnológicos se puede mantener una magnífica comunicación con gente cercana y fomentar las relaciones sociales.

No es nada fácil estar encerrado entre cuatro paredes No es nada fácil estar encerrado entre cuatro paredes

Ya sea a través de una videollamada o por teléfono se puede mantener vivas las relaciones sociales. El saber que hay personas a la que le importas es clave para sobrellevar de la mejor manera posible este confinamiento.

Cuidar la salud ocular

Durante el confinamiento el uso de pantallas es mucho mayor por lo que hay que cuidar la salud ocular. Un consejo para ello es el de ajustar el brillo de las mismas y no excederse. Con un brillo adecuado, la vista se cansa mucho menos ya que se parpadea mucho más. En ocasiones, un brillo demasiado alto en las pantallas hace que se parpadee mucho menos provocando cierta sequedad en los ojos.

Proteger la piel

Es un hecho que el estar en confinamiento hace que las personas no reciban la luz natural que deberían, perjudicando a la propia piel. La falta de vitamina D perjudica al estado de la piel por lo que es aconsejable el tomar todo el sol que se pueda. Es bueno por tanto el salir unos minutos todos los días al balcón o la terraza y recibir un poco de luz natural.

El ponerse un poco de crema hidratante es otro de los consejos a la hora de proteger la piel durante dicha cuarentena. Dichas cremas protegen la piel de diversos agentes tóxicos como es el caso de los productos de limpieza o los vapores que se originan en la cocina.

Tratar el estrés

Es bastante normal que mucha gente durante el confinamiento se estrese más de la cuenta. La incertidumbre sobre todo lo que rodea al Covid-19 hace que el estrés haga acto de presencia. Para evitar una vida demasiado estresante es importante el organizarse y establecer una serie de rutinas diarias. El descansar de una manera adecuada es otro aspecto a cuidar para evitar en todo momento que la persona se estrese en exceso.

Es bueno el racionalizar dicha información y optar por hacer algo que ayude a despejar el cuerpo y la menteEs bueno el racionalizar dicha información y optar por hacer algo que ayude a despejar el cuerpo y la mente

El estar a todas horas viendo las noticias sobre el coronavirus tampoco es buena idea ya que suelen generar demasiados nervios y estrés en muchas personas. Es bueno el racionalizar dicha información y optar por hacer algo que ayude a despejar el cuerpo y la mente.

Como puedes ver, el tener una serie de hábitos saludables durante el confinamiento no es algo imposible y se puede llevar a cabo siempre que se quiera. Hay que tomar conciencia y organizarse para cuidar la salud lo mejor posible durante el tiempo que dure el citado confinamiento. Puede ser duro al principio pero con ayuda y con tenacidad se puede conseguir el seguir tales hábitos en el día a día.

Debes pensar en todo momento que el estar metido en casa durante todo el día, no va a durar siempre y con el paso de las semanas se podrá ir volviendo a la normalidad y para ello es bueno el estar en una buena forma y tener la salud lo más óptima posible.

Artículos recomendados