Menú
Ostomía: adaptarse a la vida después

OSTOMÍA

Ostomía: adaptarse a la vida después

Si tienes que someterte a una ostomía es importante que sepas esto para poder adaptarte a la vida después.

Lidia Antúnez Martín

Son muchas las personas que se preguntan si podrán llevar una vida normal tras una ostomía. Una ostomía es un proceso quirúrgico en el que se realiza una abertura en algún órgano hueco. Las ostomías pueden ser temporales o permanentes y presentan diferentes aspectos y localizaciones dependiendo de la enfermedad o el órgano que esté afectado:

  • En el sistema urinario: una ostomía en el sistema urinario se realiza para favorecer la salida de la orina. Estas aberturas se pueden encontrar en la zona lumbar (nefrostomías) o en la zona pelvicoabdominal (ureterostomias).
  • En el sistema respiratorio: se puede llevar a cabo una ostomía en el aparato respiratorio por varios motivos como la necesidad de hacer un orificio de emergencia en la membrana cricotiroidea, lo que se conoce como cricotiroidotomía. También puede ser necesaria como tratamiento de urgencia directamente en los pulmones, lo que se conoce como toracotomía. Por último, se puede llevar a cabo una ostomía en el aparato respiratorio como terapia de recuperación para ayudar en el intercambio de gases o lo que se conoce como traqueostomía.
  • En el sistema digestivo: una ostomía se realiza en el aparato digestivo generalmente con el fin de favorecer la eliminación del contenido intestinal y para ello se suele realizar la abertura en la pared abdominal, lo que también se conoce como ileostomía, o colostomía.

Este tipo de intervenciones suele requerir la incorporación de un dispositivo en la abertura para poder almacenar aquellas sustancias que se quieren eliminar. Dichos dispositivos pueden estar compuestos de una sola pieza que generalmente es una bolsa pegada a la piel o de dos piezas, una bolsa pegada a una placa. A su vez, dichos dispositivos pueden ser abiertos o cerrados, es decir, pueden tener un clip para abrir y vaciar la bolsa sin necesidad de tener que despegarla de la piel. Sin embargo, hay otro tipo de bolsas que no cuenta con un clip por lo que hay que despegarlas de la piel periódicamente para poder cambiarlas y desechar la que está llena.

¿Puedo hacer todo lo que hacía antes?, ¿puedo comer todo lo que quiera?, en definitiva, ¿puedo tener la misma vida que tenía?, estas son algunas de las preguntas que se hacen muchas de las personas que se someten a un ostomía y tienen que convivir con un dispositivo. En este artículo resolveremos todas estas dudas y explicaremos cómo se puede convivir con una ostomía intentando mantener una vida lo más parecida posible a que se tenía antes de haber pasado por dicha intervención.

 Una ostomía en el sistema urinario se realiza para favorecer la salida de la orina Una ostomía en el sistema urinario se realiza para favorecer la salida de la orina

Cómo vivir con una ostomía

Aunque depende mucho del tipo de ostomía, generalmente se puede recuperar la misma vida que se tenía antes de haberse sometido a dicha intervención. Es necesario recordar que siempre hay que ponerse en manos de profesionales y a la hora de la recuperación y la vuelta a la vida normal tras una ostomía hay que seguir en todo momento las indicaciones que den los médicos o especialistas.

Habla con alguien que haya pasado por lo mismo

Es normal que surjan dudad, miedos o inquietudes acerca de lo que se puede o no hacer tras haber sido sometido a una ostomía. Antes, durante y después de recuperar la vida que se tenía antes, es conveniente hablar con personas que hayan pasado por la misma situación que tú, esto te ayudará a entender que no eres la única o el único que está pasando o ha pasado por una ostomía y todo lo que ello conlleva. Además, solo las personas que tienen una ostomía saben lo que supone adaptarse a una vida con ella, por ello son las más indicadas para dar consejos y despejar todas aquellas dudas que puede que te den vergüenza preguntar a los médicos.

Puedes comer lo que quieras

El hecho de que te practiquen una ostomía no tiene por qué afectar a tu alimentación, a no ser que te lo indique expresamente tu médico, podrá comer todo aquello que quieras sin preocuparte por nada. Eso sí, hay que tener en cuenta que hay ciertos alimentos que pueden afectar más al aparato digestivo de una persona que tiene una colostomía, ileostomía, por ese motivo es conveniente y probando poco a poco los alimentos que pueden provocar gases, diarrea, estreñimiento, digestión incompleta u olor en la orina, para saber si afectan o no al sistema digestivo.

De la misma manera puede suceder con la orina, si te practican una ureterostomia puede que te preocupe el olor que pueda desprender la orina. Hay algunos alimentos que pueden hacer que la orina huela más fuerte, como los espárragos, el ajo, el pescado o la cebolla. Si quieres reducir el olor de la orina cuando consumas dichos alimentos deberías beber entre ocho y diez vasos al día o beber zumos de arándanos rojos.

Si te practican una ostomía puedes realizar deporte con regularidad Si te practican una ostomía puedes realizar deporte con regularidad

Puedes hacer deporte

Si te practican una ostomía puedes realizar deporte con regularidad pero siempre con moderación y evitando aquellos deportes de contacto y los que puedas lesionarte con facilidad. Es conveniente consultar con el médico o los especialistas antes de comenzar a realizar cualquier deporte o cualquier actividad física ya que ellos podrán aconsejarte sobre la mejor opción y los productos especiales que se pueden utilizar para hacer deporte con una ostomía.

El mayor riesgo de practicar deporte es que se produzca una lesión en la abertura por la que salen los deshechos del cuerpo, por ese motivo es necesario tener mucho cuidado a la hora de practicar cualquier actividad física e intentar no ser muy bruscos con ciertos movimientos.

Puedes vestirte como quieras

Una de las mayores dudas y quizás de los mayores miedos a la hora de convivir con una ostomía es el hecho de poder vestirte con lo que quieras, no hay ninguna prenda de ropa que sea incompatible con el dispositivo que te hayan colocado, eso sí, puede ser que haya algunas prendas que te resulten más incómodas que otras. Lo más recomendable es ir probando hasta que encontremos aquello con lo que te sientas más cómodo o cómoda sin renunciar a tu estilo ni a cualquier prenda por el simple hecho de que se vea el dispositivo.

Puedes viajar

El hecho de tener una ostomía no impide para nada viajar, podrás seguir viajando como lo hacías antes sin ningún tipo de problema, eso sí deberás planificar con más antelación o al menos, más detenidamente tus viajes. Deberás llevar contigo suministros adicionales para poder cambiar la bolsa, además, si viajas en avión sería conveniente llevar contigo una copia del informe del médico donde se certifique que llevas una ostomía para que no te pongas pegas y te dejen subir al avión con los suministros que te hagan falta.

Artículos recomendados