Menú
Qué es la menorragia

MENORRAGIA

Qué es la menorragia

Muchas mujeres tienen menstruaciones muy abundantes, con sangrados intensos o prolongados, ¿podría tratarse de lo que se conoce como menorragia?

Antonia Torres Gutiérrez

En términos médicos, la menorragia es el sangrado menstrual que se produce de una forma prolongada y con una hemorragia anormalmente abundante. Esta hemorragia tan intensa, te impide realizar tus actividades diarias con normalidad. La pérdida de sangre es tan intensa que no puedes hacer muchas de tus tareas, además de los calambres que se asocian a la pérdida de sangre.

La menstruación es muy diferente en cada mujer, lo habitual es que la regla dure entre 3 y 7 días y que entre cada regla existan entre 22 y 35 días. Sin embargo, esto es muy variable en cada caso, sin que por ello exista un problema grave. Las alteraciones hormonales son la principal causa de las irregularidades que puedes sufrir al tener la regla.

Pero es importante saber que, todas las mujeres que tienen sangrados importantes no sufren menorragia.

La menstruación es muy diferente en cada mujerLa menstruación es muy diferente en cada mujer

Causas

En la mayoría de los casos no es posible determinar la causa exacta de la menorragia. Sin embargo, existen diversas enfermedades que pueden provocar la hemorragia intensa durante la regla. Estas son las causas más frecuentes de la menorragia.

  • Trastornos hormonales: Los estrógenos y la progesterona regulan la acumulación de las células que cubren el útero, lo que es el endometrio. Cuando existe un trastorno entre estas hormonas, el endometrio crece de forma anormal y se elimina a través del sangrado de la regla. Esto puede estar causado por diferentes motivos, alteraciones de la tiroides, el síndrome del ovario poliquístico, la diabetes o la obesidad entre otras.
  • Pólipos uterinos: Los pólipos son pequeñas masas tumorales benignas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, también en el útero. Generalmente no son peligrosos, pero pueden causar sangrado uterino anormal.
  • Embarazo ectópico: Cuando el embrión se asienta fuera de la cavidad uterina se produce un embarazo ectópico. El sangrado abundante es el principal síntoma de este problema, que puede comprometer gravemente la salud de la madre.
  • El aborto espontáneo: Un sangrado intenso también puede ser producido por un aborto espontáneo. Si se produce durante las primeras semanas, es posible que la futura madre aún desconozca su estado, lo que puede llevar a la confusión de pensar que se trata de una regla anormal.
  • El DIU (dispositivo intrauterino): El DIU es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados, ya que resulta bastante efectivo. Sin embargo, este sistema puede tener efectos secundarios, como la hemorragia intensa en la menstruación.
  • Algunos fármacos: También es posible que el consumo de algunos medicamentos produzcan menorragia, como los anticoagulantes, los antiinflamatorios o tratamientos hormonales a base de progesterona y estrógeno, entre otros.
  • El cáncer: Los tipos de cáncer que se sitúan en el cuello del útero o en el propio útero, suele producir menorragia. Este tipo de cáncer suele afectar en mayor medida a mujeres que ya tienen la menopausia.
  • La adenomiosis: Se trata de un problema asociado al endometrio, cuando el tejido endometrial pasa al tejido muscular del útero, se produce un engrosamiento del útero. Esto produce sangrados menstruales muy abundantes, además de reglas dolorosas.
  • Enfermedades asociadas al riñón o al hígado: Diversas patologías pueden producir menorragia, especialmente aquellas que afectan al riñón o al hígado.

La pérdida de sangre es tan intensa que no puedes hacer muchas de tus tareasLa pérdida de sangre es tan intensa que no puedes hacer muchas de tus tareas

Síntomas

La menorragia se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Debes cambiarte cada hora o menos: Puedes usar cualquier método de higiene femenina, ya sea compresa o tampón. Si tienes que cambiarte cada hora o menos, y esto se prolonga durante varias horas o días, es probable que tengas menorragia.
  • Tienes que utilizar dos métodos de higiene: Es decir, no es suficiente con usar un tampón, además tienes que ponerte una compresa porque manchas enseguida y necesitas doble protección.
  • Durante la noche tienes que levantarte para cambiarte: Es normal que en el primer día de menstruación tengas que cambiarte más frecuentemente, incluso durante la noche. Pero si esto se alarga durante todos los días que te dura la regla, es posible que tengas menorragia
  • .

  • Si la regla te dura muchos días: Una menstruación que dura más de una semana es anormal, debes acudir a tu ginecólogo.
  • Los coágulos son grandes: También es normal expulsar pequeños coágulos de sangre durante los primeros días, el primero y segundo como mucho. Si esos coágulos son más grandes que una moneda de euro, debes acudir a tu médico.
  • Tienes síntomas de anemia: La pérdida tan importante de sangre durante la menstruación puede derivar en una anemia, uno de los principales síntomas de la menorragia. Si te sientes débil, con poca energía, tienes problemas para respirar y te encuentras cansada constantemente, acude a tu médico para realizarte una analítica.
  • La hemorragia intensa te impide llevar una vida normal: La regla no debe impedir que puedas continuar con tu vida, no debes dejar de trabajar o de acudir a clases como consecuencia del exceso de sangrado. Si esto ocurre, es posible que tu menstruación no se produzca de manera normal.

Si te sientes identificada con alguno o varios de estos síntomas, solicita una cita con tu ginecólogo y con tu médico de cabecera. Necesitas que te realicen un análisis de sangre para comprobar si tienes anemia, además, necesitas una revisión ginecológica para saber si existe menorragia.

Artículos recomendados