• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Antena 3, favorita en el seguimiento del incendio de Valencia
CÁNCER

Qué es la hidrocortisona

Qué es la hidrocortisona
Lucía Mejuto del Villar
Última actualización: 7 Noviembre 2019
¡Comenta!
Este medicamento suele recetarse en casos de insuficiencia suprarrenal con deficiencia de la hormona esteroide, pero también tiene muchos otros usos.

La hidrocortisona es un tipo de medicamento glucocorticoesteroide muy similar a la hormona esteroide que las glándulas suprarrenales producen de forma natural.

Estas hormonas son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo, ya que inciden sobre el sistema cardiovascular, inmunológico o nervioso, entre otros. Por ello, cuando estas hormonas no se producen en cantidad suficiente de forma natural, se puede recetar un tratamiento con hidrocortisona.

Sin embargo, el reemplazo de esta hormona es tan solo uno de los muchos usos que se le puede dar a este fármaco. En cuanto a la presentación de la hidrocortisona, ésta se puede encontrar en varios formatos para ser administrada de forma oral -en tabletas o suspensión-, de forma tópica en pomada o bien para ser inyectada de forma intravenosa. Será el propio médico que receta la hidrocortisona el que indicará la forma en el que el paciente debe aplicarla, dependiendo del uso que se le vaya a dar.

La hidrocortisona es un tipo de medicamento glucocorticoesteroideLa hidrocortisona es un tipo de medicamento glucocorticoesteroide

¿Para qué se receta la hidrocortisona?

Además de ayudar en casos de insuficiencia suprarrenal en la producción de esteroides, este fármaco también está especialmente destinado a tratar otras afecciones como son :

  • Alivio de la inflamación gracias a sus propiedades que evitan que los leucocitos, un tipo de célula sanguínea que previene las infecciones, lleguen a la zona afectada por la inflamación. En este sentido, también sirve para prevenir la hinchazón en zonas afectadas por tumores, ayudando a reducir la presión sobre los nervios y a aliviar los síntomas provocados por los mismos.

  • Como tratamiento de apoyo en casos de trastornos reumáticos que incluyen la artritis psoriásica y reumatoidea, la espondilitis anquilosante, la bursistis o la osteoartritis postraumática, entre otros.

  • Enfermedades gastrointestinales en caso de pacientes graves de colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn.

  • Afecciones respiratorias como tuberculosis sarcoidosis sintomática o síndrome de Loeffler.

  • Casos de hiperplasia adrenal congénita, tiroiditis, hipercalcemia asociada a cáncer u otro tipo de trastornos del sistema endocrino.

  • Reacciones alérgicas severas como asma bronquial, dermatitis de contacto o dermatitis atópica o hipersensibilidad al consumo de algún medicamento.

  • Problemas oftalmológicos graves cono es el caso de inflamaciones o alergias, úlceras corneales o herpes.

  • Como manejo paliativo en casos de leucemia o linfoma desarrollados en pacientes adultos o de leucemia aguda en niños.

  • Reducir las náuseas y vómitos que se asocian con el consumo de fármacos de quimioterapia.

  • Reducción de la inflamación, sensación de quemazón y enrojecimiento de la piel cuando se aplica de forma tópica.

Efectos secundarios del uso de hidrocortisona

El tratamiento con hidrocortisona, al igual que ocurre cuando se está consumiendo cualquier otro medicamento, puede provocar reacciones. A pesar de que el consumo de este fármaco no suele producir ningún efecto secundario, se pueden dar casos en los que el paciente pueda experimentar ciertos síntomas expuestos a continuación y que es necesario reportar al médico con la mayor rapidez posible para que éste decida cómo actuar.

  • Malestar en la zona del estómago

  • Episodios de ansiedad, depresión y agitación

  • Problemas a la hora de dormir y de disfrutar de un sueño reparador

  • Mareos y vómitos

  • Dolor de cabeza

  • Aparición de acné y de erupciones cutáneas

  • Debilidad muscular y facilidad en la aparición de moretones

  • Irregularidad del periodo menstrual

  • Problemas que afectan a la normal visión

  • Inflamación de zonas del rostro, de las piernas o de los tobillos

  • Heces de tonalidad muy oscura o alquitranadas

Precauciones antes de comenzar un tratamiento con el medicamento

En el momento en el que un doctor prescribe el uso de hidrocortisona, preguntará al paciente ciertos datos de su historia clínica para comprobar si existen incompatibilidades con el medicamento. En todo caso, la persona debe asegurarse de que su médico conoce ciertas condiciones entre las que se encuentran:

  • Conocimiento de que se sufre de alergia a cualquier medicamento, siendo especialmente relevante la hipersensibilidad a la hidrocortisona, a la aspirina o a la tartrazina.

  • Enfermedades que afectan al intestino, corazón, hígado o riñones.

  • Afecciones como diabetes, hipertensión, osteoporosis, tuberculosis, úlceras o glándula tiroides hipoactiva, entre otras.

  • Si se tiene previsión de someterse a cualquier tipo de cirugía.

  • En caso de tener antecedentes en el desarrollo de úlceras.

  • Si se consumen aspirinas de forma rutinaria o cualquier tipo de medicamento especialmente prescrito para tratar la artritis. En este sentido, también hay que avisar al médico si se están consumiendo otros fármacos.

  • En casos de embarazo o que se esté buscando quedarse embarazada o si está en etapa de lactancia.

Se debe seguir de manera estricta las indicaciones del doctorSe debe seguir de manera estricta las indicaciones del doctor

Dosis y tiempo de tratamiento

Es el propio médico el que, evaluando las características del paciente y la afección que presenta, tiene que prescribir la cantidad de medicamento que se debe consumir y su forma de uso. En el caso de tratarse de hidrocortisona en forma de patillas, éstas deben tomarse durante o después de la comida, mientras que en caso de ser inyectada deberá ser un profesional sanitario el que se encargue de su administración, ya sea en músculo o en vena. El medicamento también puede encontrarse en forma de cremas o gotas oftalmológicas, siendo necesario leer atentamente las instrucciones antes de aplicarlo. En ningún caso debe tomarse una dosis doble cuando se ha olvidado de una dosis, sino que habrá que esperar a la siguiente para seguir el tratamiento de forma normal.

En todo caso, se debe seguir de manera estricta las indicaciones del doctor, tanto en cantidad como en tiempo de tratamiento. Éste no debe interrumpirse por voluntad propia ni de forma repentina, pues las consecuencias pueden ser vómitos, fiebre, dolores musculares y articulares, pérdida de peso o somnolencia. Por ello, cuando un paciente ha sido sometido a un tratamiento con hidrocortisona durante un tiempo prolongado, el médico dará las instrucciones necesarias para que la dosis se vaya reduciendo de forma gradual hasta su total suspensión.

Otras recomendaciones que puede dar el profesional sanitario cuando receta el consumo de hidrocortisona es aumentar la cantidad de productos lácteos en la rutina de comidas diaria, ya que pueden ayudar a prevenir y reducir el malestar estomacal que produce el fármaco. Además, se aconsejará cambiar a una dieta baja en sodio y sal y con gran presencia de potasio y proteínas. También será imprescindible reducir el consumo de bebidas alcohólicas durante el periodo que dura el tratamiento, debido a que la hidrocortisona aumenta la sensibilidad del estómago y del intestino y crecen las posibilidad de desarrollar úlceras en la zona.

Artículos recomendados